jueves, 22 de enero de 2009

Elegía III


Recuerdo las espaldas del titán sin nombre
cuando me arrancó de cuajo el alma
elevándola hacia el cielo lejano y plomizo
que habían inventado los ojos del hombre.
Hubo nubes de tormenta y agonías,
el aire enrarecido laceraba mis entrañas,
se dormía el beso ausente en mis mejillas
mientras arañaba la oquedad
que no era mi fantasma todavía.
Quisiera rebelarme ante el viento y el granizo,
quisiera acorazar mis sentimientos
ante el embate ciego de penas,
ciego de glorias, ciego de brisas,
y no puedo siquiera escuchar el eco
disonante pero auténtico que evoca mi risa.
Dejo sólo por un instante que me lleve el viento…
¿Dónde desovará la vida sus frutos dulces?
Porque mis manos están vacías y yertas,
mis caminos sembrados de piedras y de cruces.
Quizás equivoqué la senda
deslumbrada por una estrella,
tal vez torcí el rumbo corriendo tras algún sueño.
¿De qué sirve lamentarse por lo que se no se hecho,
cuando debemos hilar el futuro del que somos dueños?
Ya no recuerdo las espaldas de aquél titán,
pero sí el nombre que se me prendió como mil abrojos,
porque firmaba Soledad,
aunque no tenía sexo
y al comprenderlo, se velaron con lágrimas
mis ojos.

18 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

La soledad es el juego de naipes preferido por la muerte. Te hace creer que tienes chances, pero pierdes, porque es seductora y te enamora aunque uno o muchos te acompañen.
Hay que aprender a convivir con ella. No es del todo mala, a veces te permite alguna tregua.
Besos, L. poeta compañera.
REL

Adolfo Payés dijo...

Hermoso leer tus poemas es un rincón de caricias convertidas en verbo, vida de tus silencio alma pura de tus sentimientos...

muy bello...

saludos fraternos

Liliana G. dijo...

La soledad es la amante de la nsotalgia. La besa, la acaricia y la hace suya reteniéndola en su lecho. Pero también coquetea con el verso y los acordes del tango, simplemente para hacer languidecer al alma sensible del poeta.
Un beso, Roberto, gracias.

Liliana G. dijo...

Adolfo, tus comentarios son poesía en sí mismos, ésa es la magia de compartir la pasión por las letras. Un abrazo.

El Capitán Escarlata dijo...

Mi señora,...tras el siguiente recodo del camino hay una zarza que, aunque es arbusto espinoso, esta llana de dulces frutos. La vida esta siempre en constante movimiento, seguro que el siguiente paso no será solitario

Expresiones "arrabaleras" varias.

sedemiuqse dijo...

Precioso.
Besos y amor
je

Liliana G. dijo...

Mi Señor, el Capitán, jamás he dudado que las dulces brevas esperan al alcance de la mano. Más la nostalgia que señorea en los antiquísimos poemas que os ofrezco, no saben que yo, la otra, soy luz y soy fuego.
Os agradezco palabras tan donosas.

Liliana G. dijo...

Gracias Sedemiuqse, visitante fiel. Cariños.

victor Rocco dijo...

He vuelto a sembrar líneas que germinaran en los sentidos de quien las lean …bueno eso espero jajaja visítame, grandes saludos para ti.

Liliana G. dijo...

Víctor, ya te estoy visitando. Besos.

Baci dijo...

a veces me pregunto si la soledad no sea más bien un estado del alma... lo sé Liliana, me hago muchas preguntas :-)

felicitaciones! tu blog está creciendo día a día, muy bien! eso denota la excelente calidad de tus escritos... en mi caso puedo solo agradecerte por tener siempre la palabra justa para todo...

besos
baci

Liliana G. dijo...

A veces yo también lo creo Baci, lo ideal sería que fuera un estado pasajero. No podemos estar siempre acompañados, pero tampoco, siempre solos. Somos nosotros los que debemos equilibrar la balanza...
Gracias mil por tus palabras amigo. Cariños.

Charly T. dijo...

Hola amiga, si hablamos de la soledad tenemos que hablar de olvidos, y es muy difícil olvidarte a vos con la calidad literaria que te define. Un beso. Ch. T.

Mamen dijo...

Bonitas tus palabras, y bonito tú blog, te sigoo¡¡;)) Buen finde¡¡

BESOSSSSSSSSS

angel dijo...

Tal vez torcí el rumbo corriendo tras algún sueño.
Talvez o encanto da vida esteja realmente em corrermos atrás de nossos sonhos e quando estes tornarem-se realidade está na hora de sonharmos outros sonhos.
A vida só vale a pena se for bem vivida, chorada ,sofrida ou alegre tanto faz. Mas sempre plena.
Besos
angel

Liliana G. dijo...

Es verdad Angel, sin sueños la vida no es vida. Son justamente los sueños los que le dan sentido y la acompañan.Hermosas palabras. Besos.

Frederico Salvo dijo...

¿Dónde desovará la vida sus frutos dulces?

Certamente um desses frutos é a tua doce presença que a vida tem desovado diariamente aos meus escritos.
Venho agradecer-te as visitas e dizer que sinto daqui, em uma fina sintonia, a sua incrível presença.
Um grande abraço!

Liliana G. dijo...

Gracias por tus mágicas palabras Frederico y por estar aquí. Cariños.