viernes, 6 de febrero de 2009

Ausencias


La estancia vacía olía a encierro,
a flores marchitas de tiempos lejanos
con murmullos velados y ecos de viento,
con el sabor dulzón de otros inviernos.
¿Se escucharán otra vez las pisadas
en el mármol carcomido del suelo?
¿Arderán los leños entibiando la sala
con las llamas nuevas de nuevos anhelos?
Silencio…
Los recuerdos empolvan los muebles
y viejos fantasmas se niegan a verlos,
las arañas tejen su tela de seda
envolviendo la penumbra con su velo.
Vacío quedó el patio, vacía quedó la fuente,
en su fondo seco se astilló el cielo
cuando las aguas acallaron sus voces
y el crujir de una llave canceló sus desvelos.

36 comentarios:

Jimena de Nolasco dijo...

Muy bonito el poema, y también me pareció maravillosa la foto de esa tela de araña con las gotas de rocío. Que gran labor hace usted en su blog milady.

Un saludo

sedemiuqse dijo...

Que armonía en las letras, precioso.
Besos y amor
je

Liliana G. dijo...

Mil gracias Jimena por tan hermosas palabras. Es cierto, elaboro cada entrada con mucho cariño. Me halaga que lo menciones.
Un cariño.

Liliana G. dijo...

Que me hables de armonía, me encanta.
Gracias Sedemiuqse. Un beso.

Baci dijo...

"Los recuerdos empolvan los muebles..." a veces me siento como esa estancia, y que he dejado algunas cosas encerradas demasiado tiempo... es el momento de entibiar las sala con las llamas de los nuevos anhelos...
y tu poesía me recuerda la importante tarea de sacarle el polvo a esa riqueza de ideas, sueños, colores, amores, encuentros, pasiones, palabras...................................................


besos
baci

Mamen dijo...

Los recuerdos son tesoros que guardamos muy adentro, algunos tienen más valor que otros, pero al fínal todo nos ha ayudado a crecer¡¡;)

BESOOOSSSS HERMOSAAAAA Y BUEN FINDEEEE¡¡

roxana dijo...

Me hace recordar la casa de mis padres!!! Ya está vacia! Tristeza total!
Un beso
Roxana

adolfo payés dijo...

Me detengo y leo, te leo y siento tus versos tan inmenso en mi alma, que al terminar me reacción fue re leerte tu poema...

Hermoso, un placer leerte...

saludos fraternos con mucho acriño

TORO SALVAJE dijo...

Qué poemazo.
Se merece un premio.
Buenísimo.
Te felicito.

Besos.

Liliana G. dijo...

Baci, ¡Qué maravillosas palabras! El hecho que el poema te recuerde que "debés" darte permiso de recuperar el tiempo perdido, de disfrutar de la vida con todos sus lujos y riquezas, me resulta conmovedor: ha cumplido un cometido. Gracias amigo, por ser tan sincero. No puedo menos que desearte que tus pasiones se convietan en sueños y los sueños en realidad.

Liliana G. dijo...

Sí Mamen. Los recuerdos quedan imperennes dentro de nuestro corazón, buenos y malos se aúnan para ofrecernos una mejor experiencia de vida.
¡Un beso y buen finde!

Liliana G. dijo...

Roxana, a todos nos entristece recordar la casa paterna y más si está vacía. Lo bueno es atesorar los recuerdos felices y hacerlos dulce nostalgia.
Un gran beso.

Liliana G. dijo...

Adolfo ¡Qué placer que me digas que has vuelto a leer el poema! Esto me convence que pudo llegarte, ésa es la meta de todos los que escribimos.
Muchas gracias, amigo. Un cariño.

Liliana G. dijo...

Toro Salvaje, el mejor premio que merece un poema es que llegue a quien lo lee y genere tan hermosos sentimientos.
¡Gracias! Un cariño.

Charly T. dijo...

Lili, qué puedo decir que no se haya dicho. Soy un incondicional seguidor tuyo y aún sigue asombrándome tu alma de poeta.
Sencillamente hermoso.
Besos.

manzas dijo...

Lá fora chove o calado momento
Que repassa na alma, ansiedades…
Saltam inquietas chamas de dentro
Do meu peito, alagadas saudades

Um fim-de-semana ensopado
De paz e harmonia…
De coração ornamentado
De muita alegria

O eterno abraço…

-Manzas-

El Capitán Escarlata dijo...

Mi Señora Liliana,... me ha encantado el tema y el ritmo,... realmente hermoso mi Señora.

Expresiones aracnidas varias.

Liliana G. dijo...

Muy agradecida Charly, tus palabras son un incentivo más para seguir escribiendo.
Un gran abrazo.

Liliana G. dijo...

Manzas ¡Qué hermoso! Imposible no tener un buen fin de semana luego de tan bellos versos...
¡Gracias amigo!

Liliana G. dijo...

Mi Señor el Capitán, sepa Vuesaced que no debéis sonar aldabas para entrar en ésta mi humilde morada, pues de la casa ya sois.
Os agradezco vuestros elogios.

El Capitán Escarlata dijo...

Mi Señora Liliana, os ruego que no priveís a este viejo soldado escarlata de la pequeña aventura que supone venir a este, Vuestro Castillo, y asaltarlo con comentarios y versos. Si me cedeis paso franco,... no sería tan divertido.

Expresiones moradas varias.

Liliana G. dijo...

Aunque yo quisiera mi Señor, dejaros entrar sin sonar aldabas a ésta mi morada, no olvidéis que sólo es una expresión de deseo a tan galante caballero, pues la guardia está alerta ante vuestra intromisión. Saben ellos que Vuesaced tenéis vedado el ingreso por orden del Rey. Dejadme soñar Capitán que sois bienvenido al castillo, como lo sois para mí.
Os espero, Señor, tan secretamente como corresponde a las circunstancias y os saludo hasta más ver.

Alatriste dijo...

Las ausencias nos hacen heridas en el alma y dichas heridas provocan escritos como éste, bellos en esencia, a pesar del dolor latente. Espero que no sufras ausencias importantes. Un beso fuerte.

Liliana G. dijo...

Hola Alatriste, quizás se piense que el poema surgió de mi dolor, y por lo menos con éste, no es así. Es uno de mis viejos escritos, muy influenciada por Antonio Machado (aunque ni me le acerque, por supuesto), donde hago un homenaje al misterio de una casa abandonada cualquiera.
Mis propias ausencias, las llevo en el corazón con un dejo de dulce nostalgia.
Te agradezco infinitamente tus palabras y tus deseos.
Un beso, amigo.

impaledboy dijo...

Que poema mas hermoso el que escribiste, me encanta como esta ambientado con la foto de la telaraña mojada con la lluvia, me llego mucho, desde ya mil gracias por lo que comentaste en mi blog, te sigo.

AlE

Liliana G. dijo...

¡Gracias Ale! Me encanta que te encante. Con respecto a mi comentario, no estaba muy segura que te gustara, así que me dejás contenta.
Un besote.

Demian dijo...

Exelentes tus escritos liliana, un honor para mi hacer que los vuelos me hallan traido a estas paginas. Un fraternal abrazo

Liliana G. dijo...

Bienvenido Demian, es un gusto compartir este espacio con vos. A veces el viento hace volar las páginas, otras, reúne las hojas.
Gracias por tus elogios. Un abrazo.

Magah dijo...

Querida Liliana:

Sea lo que sea, lo que te haya inspirado para escribir este poema, ha sido suficientemente motivador para que haya salido en tus palabras algo perfecto.
Me ha ensoñado leerlo, y lo hice mas de una vez para empaparme de él, además la imagen que lo acompaña tienta a mojarse.

Leyendo algunos de tus respuestas a comentarios de tus seguidores, veo que es lo que te ha motivado a escribirlo, esa confesión tuya me anima a decirte que mi post de la ventana, no tiene que ver con un enamoramiento como el que la mayoría interpreta, y que no ha sido ese el motivo de mi corta ausencia por tu casa.
Que mal me he sentido, nada mas y nada menos que con vos!!!

Siempre es un gusto pasar por acá!

Un abrazo grande mi amiga, y no por distante me torno ausente, a veces solo lejana, pero siempre presente.

Javier.S.H dijo...

Liliana soy Javier de Comentarios y Fotos. No se por que motivo me han eliminado mi blog, estoy a la espera de una contestación por parte de Blogger. He mirado mi correo y aparecen varios mensajes entre ellos el tuyo es por ello que aprobecho para decirtelo pues no se que pasó. Mi correo es javier6411@gmail.com. No entiendo nada. Un saludo y espero que todo haya sido un error.

Liliana G. dijo...

¡Hola Magah! ¡Qué alegría encontrarte! De ningún modo pienses en disculparte, ¡todo lo contrario, amiga! Tu poema me gustó muchísimo, y sí creo que estás enamorada de la vida y eso basta y sobra.
Este espacio (como el de cada uno de nosotros) se me figura algo así como un café literario, ya nos conocemos casi todos y compartimos nuestra pasión por escribir. Y como en cualquier tertulia, es lógico que no siempre estemos todos y cuando alguien no puede asistir, es de buen amigo averiguar qué le ha pasado. Así que, Magah, ésa era mi intención. Lo que menos quiero es que la cita sea un compromiso obligado. Además sos una divina total y te espero cuando quieras.
Gracias por haber releído el poema, es un gran halago.
Besos mil, Magah. Pasá cuando quieras, siempre estarás presente.

Liliana G. dijo...

Hola Javi, me has dejado estupefacta. Hasta ayer pude leer tus escritos e incluso enviarte el comentario que subiste (seguramente el que recibiste por mail). Espero que lo de tu blog sea un "error" y pueda seguir leyéndote. Todo mi apoyo, amigo. Cariños.

Magah dijo...

Buen dia Liliana:

Otra vez por aqui, y te pido permiso, pero me he quedado preocupada por el mensaje de Javi, contando sobre la eliminación de su blog?
Alguiem sabe como es eso?
Hace unos dias me susedió con otro blog que sigo, que decía que no existía y en mis actualizaciones se veía una publicación.

Cuales son las razones para que eso suceda? ¿Cómo averiguamos?

Javi, te sigo en esta.

Besos

Liliana G. dijo...

Hola otra vez, Magah. Estoy tan estupefacta como vos, no sabía que eso podía ocurrir cosa que me pone loca porque nos puede pasar a cualquiera. ¡Si hasta lo desaparecieron de mis seguidores!
Le escribí a su mail (el que deja aquí, en su comentario). Yo animo a todos a dejar su mensaje de apoyo y a escribirle a Javi. ¿Te parece?
Ojalá sea un "error", de lo contrario sería escandaloso.
Un beso, nos vemos.

PD: No sé dónde averiguar, pero empezaré a preguntar...

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Liliana,
¡Cuantas imágenes ricamente engarzadas has colocado con tan pocas letras!.
Hacer, que se recrié todo el panorama desolado donde hasta el cielo se astilla. guías paso a paso a los rincones más recónditos del alma que se queda seca.

Excelente trabajo armonioso

Un abrazo
Celia

Liliana G. dijo...

Mil gracias Celia, infaltable compañera de esta casa. Un gran beso.