miércoles, 11 de marzo de 2009

Recuerdos aguamarina


Guardianas del infierno
las penas me quebrantan
el idilio del rocío
que atesoro en la mañana
surcado por aguamarina
entre las hojas secas
y un recodo de mi alma.
Me quedo escuchando
los murmullos que el viento
arrastra en la alborada
dejando un mensaje de tiempo
como un abrojo prendido a la nada,
y mientras espero del espacio
la nota magistral arrancada
al silencio eterno de la muerte,
revivo como aquella gota
que nunca fue olvidada.

39 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que mala compañía son las penas, aunque permitan poemas así.

Besos.

Celia dijo...

Liliana.
Mira... eres buena gente, buena escritora y además... ¡Argentina!.
En Argentina existen grandísimos poetas que seducen con sus letras.
Me lalegro de la mezcla de sangre Asturiana que llevas. Algo me toca a mí.
Un abrazo

Liliana G. dijo...

No creas Toro Salvaje, dan tema... Además este poema es viejísimo.
¡Gracias por pasar, es un gusto que estés aquí!
Besos.

Liliana G. dijo...

¡Gracias Celia! ¡Sos un amor, amiga! Yo también me enorgullezco de mi sangre asturiana, además por el lado materno, la tengo italiana. ¡Menuda mezcla! ¡Ése debe ser el motivo de mi pasión al escribir!
Un gran cariño.

El Capitán Escarlata dijo...

Ya, ciertamente recuperado, paso a saludaros mi Señora Liliana,... bellos versos.

Expresines medio asturianas varias.

Liliana G. dijo...

Mi Capitán, ciertamente mientras vos estábais en mi castillo, yo estaba en el vuestro. Nos hemos cruzado en el sendero sin habernos visto... ¿Serán los hados que celan vuestra gallardía?

María dijo...

Liliana, muy bonito tu poema, me gusta cómo escribes tus versos, aunque las penas es mejor dejarlas a un lado.

Un placer, estar aqui.

Un beso, bella.

sedemiuqse dijo...

nunca fue olvidada porque no puede dejar de ser
besos y amor
je

Baci dijo...

los mensajes del tiempo son los que más sacuden nuestra alma errante... hay que dejar de escuchar el murmullo para que el alma vuele sin el peso de las penas...

un beso
baci

Carrachina dijo...

Liliana tu poesia esta llena de imagen visual, eres en mi opinión una gran poeta, porque desnudas el alma de los que te leen.
Besos desde Asturi-Argenti.

Liliana G. dijo...

Hola María. Las penas son parte de la vida y nos enseñan sobre las alegrías. ¡Gracias por tu comentario!
Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

¡Diste en la tecla Sede!
Muchos besos...

Liliana G. dijo...

Es cierto Baci, volemos junto a nuestras almas sin penas, dejémoslas que sigan errando.
¡Qué bonito! Tu comentario es un poema...
Mil besos, amigo.

Liliana G. dijo...

¡Gracias Carrachina! Me siento halagada por tus palabras...
Besos desde Argentin-Asturi.

roxana dijo...

nO SE PUEDE OLVIDAR LO QUE TE HACE VIVIR Y SENTIR!!!!!! UN BESO, ME ENCANTÓ. !!!!

Liliana G. dijo...

Hola Roxi, ¡Gracias! Es tal cual lo interpretaste.
Un besote.

Navegante Del Alma dijo...

Paso por aquí, te leo, disfruto tus versos y comparto ese toque de melancolía que dejan aún dentro de su belleza.
Dejo mi huella y me voy para volver.
Besito.

Alatriste dijo...

Para mí los recuerdos son en blanco y negro. Un bonito poema, niña. Besos.

Liliana G. dijo...

¡Qué dulce, Navegante! ¡Gracias! Es un gusto que vuelvas.
Besotes.

Liliana G. dijo...

En algún momento te llegará la tecnología, Alatriste. jajaja.
¡Gracias por lo de niña! ¡Me hace sentir estupendo!
Besos y más besos.

MiLaGroS dijo...

Quiero que sepas que pase´por aquí y me encantó tu poema. Aunque estoy muy cansada y no se me ocurre otra cosa que enviarte un beso. milagros

Liliana G. dijo...

El solo hecho de que hayas pasado (y para colmo, estando cansada) para mí es un gusto y un honor.
¡Gracias MiLaGroS!
Un beso muy grande, amiga.

Laura dijo...

"...y mientras espero del espacio
la nota magistral arrancada
al silencio eterno de la muerte,
revivo como aquella gota
que nunca fue olvidada."
Me encanta, como el Ave Fénix que renace de sus cenizas, tu lo haces desde los amaneceres cubiertos de rocío. Precioso poema. Poesía.

Nirvana dijo...

...surcado por aguamarina
entre las hojas secas
y un recodo de mi alma.

Esta imagen me resulta especialmente hermosa, se percibe el brillo y el color. Cariños.

Adolfo Payés dijo...

Murmullos del alma en versos nos sntregas, muy hermosos..

saludos un gusto siempre leerte..

un abrazo fraterno

Charly T. dijo...

Hola Lili, por allí en uno de tus comentarios leí que éste es un poema "viejísimo", por lo que no trataré de acompañar tu pena que seguramente ya habrá sido superada (si es que la has tenido alguna vez). A veces la inspiración lleva a adentrarnos en lugares no son personales, por lo menos así lo entiendo yo.
Lo único que te puedo decir es que, este poema que nos regalás hoy tiene la belleza y la frescura de aquellos años, ya que se nota en él, la transición que te llevó a los actuales.
Te envío un beso grande.

Liliana G. dijo...

Ésa es precisamente la connotación del poema, Laura, el renacer de las cenizas, el haber podido sortear infortunios. ¡Gracias por tus palabras!
Un gran beso.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias Nirvana, una gran alegría verte siempre por aquí y encontrar tus comentarios.
Cariños.

Liliana G. dijo...

Adolfo, infatigable caminante de poemas, aunque ya te lo haya dicho dejame que te lo repita: me hacés una gran honor pasando por este sitio. ¡Gracias!
Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Es cierto Charly, a veces confundimos las verdaderas connotaciones que el autor quiere dar a su escrito, pero lo cierto es que nunca podemos confundir los sentimientos le que mueven a hacerlo. Muchas gracias por tus comentarios, amigo.
Besos.

El Capitán Escarlata dijo...

Acordaos de mi, mi Señora,...

Charo dijo...

Revivo como aquella gota...bendito revivir Liliana, que nos has dejado este hermoso verso.

Un beso

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

Liliana G. dijo...

Mi Señor, doblan las campanas de dolor por vuestra partida...
Esta dama tiene el corazón desgarrado en soles y esperas. De ahora en adelante mi castillo será mi prisión y las almenas vacías, mi destino.
Dejadme deciros que no pasará día que no os recuerde y lágrimas que no os dedique. Dejadme deciros mi Capitán que habéis sido mi Quijote y mi compañero de andanzas. Dejadme deciros cuánto os siento.
Me habéis dejado despojada de sueños, las barbacanas serán desiertos sin tu presencia.
Sólo puedo agradeceros vuestro saludo que espero que no sea el último, porque último sería el dolor que me dejares.
Os llevo en mi corazón y en mi corazón os espero. Llevaré con orgullo vuestra prenda hasta que el día que muera.
Me habéis roto el corazón, mi Señor, más no por eso os olvidaré.
¡VIVA EL CAPITAN ESCARLATA! ¡VIVA ESPAÑA!

Liliana G. dijo...

Gracias Charo, viviremos bien mientras tengamos la esperanza del revivir cotidiano.
Un gran beso, amiga.

Liliana G. dijo...

Mónica no tengo motivos para borrar tu comentario y no lo haré, por lo tanto no tenés por qué disculparte. Gracias por tu información.

Liliana G. dijo...

Mi Capitán, os prometo un poema en honor a vos y al que me habéis escrito. No dejéis de pasar.

Imaginario dijo...

me gusto tu blog no lo conocia, volvere
sludos

Liliana G. dijo...

Gracias Imaginario, bienvenido y pasá cuando quieras. Es un gusto encontrarte.
Cariños.