jueves, 14 de enero de 2010

La casa vacía

Desde que yo me fui
la casa quedó vacía,
se apagaron los cantos,
las risas,
los gritos, la inmensa

alegría

que inundaban su espacio
con sana porfía;
las nubes de polvo
envolvieron la sala
como la envolvía mi
presencia
en aquellos días.
El sol cuando entra
no atreve sus rayos
a inundar el patio
en ausencia mía,
tal vez no quiere
iluminar la estampa
de pura pena y melancolía.
El silencio es dueño
de mi vieja casa
que inefable se quedó
dormida.

Quisiera volver
y devolverle la dicha
de ensueños lejanos
cuando con mi risa
llenaba la casa,
esa casa, que hoy está
vacía.

98 comentarios:

POLIDORI dijo...

Creo que volver a lo que hace mucho tiempo dejamos atrás no es sino intentar volver a vivir lo ya vivido y que nunca será igual. Quererlo puede estar bien, pero hacerlo, lo dudo.

Un precioso homenaje a esas casas que inexorablemente vamos dejando según vamos viviendo.

Un beso.




John W.

Liliana G. dijo...

¡Hola John! Nunca quise volver a vivir el pasado, no es mi línea de pensamiento. Este poema tiene añares, pero es un sano ejercicio de la nostalgia. Aunque el pasado fue hermoso, vivir el presente lo es más aún, no hay necesidad de volver sobre los pasos, salvo con el recuerdo.
Este poema surgió precisamente del recuerdo de mi madre, que una vez añoró los días en que mi casa era un caos, justamente porque allí todavía vivía yo :)

Gracias, querido amigo.

Besotes.

Antoñi dijo...

Somos parte natural del universo, como los arboles o cualquier planta y tendemos a echar raíces, que ni mas o menos es la familiaridad con respecto al entorno en el cual vivimos, es decir animales de rutinas adheridas a nuestra piel, nos cuesta adaptarnos y solemos mirar hacia atrás con nostalgia....
lo has expresado muy bellamente, siempre tus letras, impregnadas de sentimiento y dulzura.... besos, Antoñi

Mercedes dijo...

Es un poema con una increíble musicalidad y destreza. Me ha sorprendido lo bello que puede llegar a ser recordar un antigua casa.
Un placer leerte.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Este poema lo podría haber escrito mi madre muerta.

Besos.

Juan Sin Nombre dijo...

A pesar de la nostalgia, tu poema tiene la dulzura con la que lo has escrito. Deja flotando en el aire el alma cantarina de esa niña que en su adultez se ha marchado. Ahora te conozco un poquito más y sé que no me equivoqué cuando te imaginé como un torbellino de alegría.

Besos

Adrisol dijo...

aunque suene a nostalgia,me encantó...
siempre volvemos para atrás,aunque sea con un breve recorrido de la mente y creo que no está mal!!

muy buenooooooo..
besos,reina

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muy bello y muy limpio este verso corto tuyo Liliana.

Un fuerte abrazo.

ARIADNA dijo...

Alguna vez alguien me dijo "esta es una casa cuando tu no estas y un hogar cuando llegas"...

Hermoso esto que has escrito, besos, lindo día.

El Drac dijo...

Es lo que temen todoslos padres que algún día se vayan los hijos,aunque es la ley de la vida, el sueño es estar juntos siempre toda la familia. Un beso. Me encanta hacer y leer referencias al hogar, base de la sociedad.

Liliana G. dijo...

Es verdad Antoñi, y como animales de costumbres, tendemos a mirar aquello que ha pasado con la nostalgia dulce de los buenos momentos.
Gracias amiga.

Un beso inmenso.

Liliana G. dijo...

Siempre es bueno recordar, Mercedes... cuando los recuerdos son bellos, para recrearnos en ellos, y cuando no lo son, porque ya los hemos pasado de largo :)

El hogar de la niñez, siempre nos arranca ternura.


¡Gracias!

Besos

Liliana G. dijo...

Quizás porque todas las madres tienen los mismos sentimientos... la mía pensaba lo que está escrito, en otras palabras, no hice más que ejecutar sus pensamientos.

Gracias Toro.

Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

Creo no estás alejado de la verdad, Juan S. N., sigo siendo un torbellino. Hay cosas que no cambian. Seguramente por eso mismo, mi ausencia no pasa desapercibida :)

Gracias por interpretarme.

Muchos cariños.

Draco dijo...

MI CASA JAMAS ESTARA VACIA,MIENTRAS TENGA TUS VERSOS LLENANDOME DE ALEGRIA....ES MUY BONITO LILI,AUNQUE ME DE UN POCO DE PENITA,NINGUNA CASA DEBERIA QUEDAR PRIVADA DE UNA SONRISA.

UN BESO ENORME MI REINA!!!!!

Liliana G. dijo...

¡Claro que no esta mal, Adrisol! Nostalgia no significa melancolía, son dos palabras completamente diferentes... Me alegra que así lo entiendas, querida amiga.

¡Gracias!

Besazos, dulce.

Liliana G. dijo...

¡Hola Javier! Celebro tu vuelta, se te extrañaba.

Gracias, de todo corazón.

Un abrazo apretado :)

Liliana G. dijo...

Quien te dijo esa frase, sabía lo que decía, Ariadna. Es tal cual...

Gracias, amiga.

Besos y un día genail para vos.

Liliana G. dijo...

Es cierto, El Drac, de jóvenes no vemos la hora de irnos y no comprendemos a nuestros padres en su pequeña gran pérdida. De grandes, tenemos con nuestros hijos los mismos temores que tuvieron ellos con nosotros...
Me complace que te gusten estos temas :)

Muchas gracias por tu comentario.

Besos

Liliana G. dijo...

Marita, tu casa nunca estará vacía porque teniéndote a vos es como si tuviera un ejército de Lilianas, jajajaja

Gracias mil, dulce.

Besazos

Samuel Rego dijo...

¡Ah! Esos recuerdos del hogar íntimos y nostálgicos y que al traerlos de nuevo al presente, nos producen esa extraña alegría agridulce. Con su candor, tu presencia llena ahora otros hogares llamados blogs.
Un beso Lili

Liliana G. dijo...

No me equivoco cuando digo que sos un dulce, Samuel, los recuerdos se visten de fiesta cuando alguien como vos, los honra con sus palabras...

Besos mil

Alicia María Abatilli dijo...

La casa se ha quedado sin tu risa que la llenaba, extrañada se puso a dormir

Me pasa exactamente con la de mi niñez. Ya no voy más. Debería intentar quitar las malezas quizás sería buscarme un poco.
Un abrazo querida Liliana.
Alicia

Juan Francisco dijo...

No es querer retornar, es una dulce añoranza de aquellos tiempos. En mí caso porque allí estaba mi madre, y mi padre y dos hermanas que se me fueron . Mi recuerdo siggue viendo la casa llena. Llena con mis hermanos y hermanas, llena con mis padres, amiga Liliana. ¿Volver? ¡no! ¡es lo otro lo que me llena! Un abrazo y unbeso por traerme los recuerdos .

Carrachina dijo...

tu casa estará vacia mi bella Liliana pero tu corazón está lleno de hermosos deseos y lindos sentimientos, a veces necesitamos vaciar nuestra casa para volver a ordenar nuestras vidas.
Un beso enorme de Carrachina que aunque paso menos por tu blog no te olvido, es que cuantos más seguidores menos tiempo y tengo dos niños pequeños con muchos deberes.
Un beso enorme y te sigo de cerca.

Nirvana dijo...

Doy fe que cuando estás en algún lugar, todo se transforma. Tu buena onda y tu risa cantarina es un bálsamo para la tristeza.
Hermoso poema, que aunque lo conocía de "Hacia mis Estrellas", verlo colgado en Bitácora, me resulta maravilloso.

Besotes.

Ana dijo...

Preciosas tus palabras

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

No existen calificativos para poder definir con palabras el desastre natural de Haití. Una sola imagen por los medios de comunicación vale más que mil palabras. Realmente uno se siente muy pequeño frente a estos acontecimientos extremos y comprueba lo que es importante en esta vida.
Creo que no es el momento de hablar sino de actuar y lo podemos hacer de mil forma distintas, fundamentalmente aportando economicamente nuestro pequeño grano de arena en la medida de nuestras posibilidades. Existen ONG dedicadas a ello como médicos del mundo u otras tantas igual de válidas.
Es hora de actuar y de ello depende la vida de miles de seres humanos.
Por favor pasadlo a vuestros blogs y que este mundo de la blogsfera se solidarice con Haití

Liliana G. dijo...

¿Has visto Alicia María? Los recuerdos son así, no piden permiso para salir a flote. Las casas de nuestra niñez siempre tendrán ese toque mágico y nostálgico que las hace únicas, justamente porque fueron únicas...

Gracias por compartir este pedacito de remembranzas.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Es como lo has dicho, Juan Manuel, a tu descripción del sentimiento que nos embarga no le falta ni un punto ni una coma. El volver es una metáfora, que no implica estar físicamente allí, sino con el alma de los que se fueron...

Gracias, amigo mío, creo que los recuerdos son mutuos.

Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

Cuánta verdad Esther, es la ley de la vida, no podemos perpetuarnos en una etapa, tenemos que avanzar para seguir viviendo. Los recuerdos son inevitables, como inevitable es la nostalgia que nos envuelve.

Mi querida amiga, cómo no comprenderte, una madre bien sabe el trabajo que debe hacer otra madre :)
Síempre estarás cerca mío...

Un beso enorme.

Liliana G. dijo...

Es cierto que parece raro ver el poema en el blog, Nirvana... ¿Te acordás cuando lo leyó Georgette Grayeb en la presentación? ¡Qué emoción!
Siguen los recuerdos... me encanta.

¡Ah! Gracias por lo de dar fe, jajajajaja

Besotes

Liliana G. dijo...

¡Hola Ana! Bienvenida a Bitácora, es un gusto tenerte entre nosotros.

¡Gracias!

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

José Antonio, comparto el dolor de nuestros hermanos que están padeciendo la catástrofe más grande de su historia. Yo tengo una amiga allí, entre las Fuerzas de Paz y se desconoce su paradero...
Es muy triste.

La unión hace a la fuerza para que se pueda paliar tanto desastre.

Celia dijo...

Querida Liliana.
Tú, con tu risa, con tu alegría llevas todo. Y podrás formar tu casa en cualquier lugar y cualquier rincón estará lleno de ti.
Precioso, como siempre.
Un beso.

Manolo Jiménez dijo...

Me has dejado nostálgico. Todas las casas recuerdan unas risas, todos nosotros añoramos unas risas que sobrevuelan a la mínima nuestros recuerdos.

Pero creo que vivir el presente es la mejor solución a estas nostalgias, por más que sea difícil.

Abrazos.

guillermo elt dijo...

Supongo que tu presencia llenará espacios inmensos... Tus recuerdos.

Besicos.

Liliana G. dijo...

Mi querida Celia, ya he formado mi propia casa, con sus risas y su alegría, el volver es una metáfora que me remite a un dulce recuerdo...

Muchas gracias, amiga :)

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Manolo, no es malo tener nostalgia, la nostalgia no es tristeza, es acunar los recuerdos con la calidez que se merecen. Triste sería olvidar.
Estoy de acuerdo con vos, lo que cuenta es el presente y los proyectos del futuro. Soy una enamorada de la vida y la disfruto cada día.
Este poema tiene más de veinte años y lo hice en honor de mi madre que siempre me decía que "desde que yo me fui, la casa quedó vacía..."

En realidad es un homenaje hacia ella.

Gracias querido amigo. Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Hola Guille, así dicen :)

¡Y me doy por aludida! Jajajaja

Gracias y besicos.

Charly T. dijo...

Bello desde la nostalgia, desde la forma y desde el alma...

Un placer leerte, Lili.

Besos amiga.

Silencios dijo...

Querida Liliana, entre nostalgia y melancolía me quedo aquí para seguir buscando los sueños entre tus letras

Besos princesa

Liliana G. dijo...

Gracias Charly, siempre tan divino :)

Un beso grande.

(Me encanta tu nueva imagen del perfil)

Liliana G. dijo...

¡Hola Silencios! Sigamos buscando, entre mis Letras, entre las Letras de otros, dentro de nosotros mismos... no importa dónde sino que los encontremos. No se puede vivir sin sueños...

Gracias, dulce :)

Besazos

Alas.Rotas dijo...

Poema profundo que llega al fondo de las personas, ese vació es muy humano y el polvo de la sala, es el olvido en nuestro interior de las personas amadas, de sus risas de su aspecto y el sol pasa a ser oscuridad en nuestra mente, para así poder dejar lo que uno ya no quiere. Es precioso, me en tanto. Un beso

**Andrea** dijo...

¡Qué hermoso! Todas las casas de nuestra infancia quedaron vacías un día, y otras también lo quedarán. Es la ley de la vida.
Valoro este homenaje al recuerdo.

Besos

Mundo Animal. dijo...

_____(""(``"´´)")
_____) ....¨¨. .¨¨(
____ / ..... (6 _ 6)'\
____ \ ..... ). ( 0 ) '/ .. ;@;
____,-`. ----- ‘=’ -´_;@;@;
___ /__ |...... `o´.\' .\,(|)
___ (,,,,,) ....... o ...|'_ /|\
____/'.====`( )’=|
___ '|----'...............|___ ;@@;__ ;@@;
_,;;, |.............. /... /___;@@@;_;@@@;
_)_(.|_______/__/_____ \|/_____\|/
_\|/_ (______)) _))___ (( ))___(( ))
HOLA AMIGA LILI, UN POEMA LLENO DE NOSTALGIA PERO MUY BELLOOOOOOOO
QUE TENGAS UN MUY LINDO FIN DE SEMANAAAA
UN ABRAZO DESDE MUNDO ANIMAL.
CHRISSSSS

apm dijo...

Lili, me ha encantado este poema tuyo, tal vez porque yo siempre he pensado que una casa cuando se cierra y no se habita, es como si muriera.
Por eso llenarla de risas y de sueños es revivirla, ni más ni menos ¿no?

Un besote Lili, por supuesto que de esos gordísimos

Liliana G. dijo...

El pasado es para recordar, no para revivirlo, es cierto...

Muchas gracias, Ramón.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Gracias Andrea. Sí, es la ley de la vida, justamente por eso se merece este homenaje.

Besotes, amiga.

Liliana G. dijo...

¡Hola Chris! Muchas gracias...
¿Te dije que tus dibujos me encantan?

Besos y buen fin de semana :)

Liliana G. dijo...

Es verdad apm, y aunque no esté deshabitada, si le faltan esas risas también es como si muriera. La alegría es quien le da vida a cualquier lugar...

Gracias, dulce.

Besotones, tan gordos como los tuyos :)

Marcos dijo...

Ponerle letra a los recuerdos es deleitarse con ese momento del pasado. Tu poema tiene la nostalgia de la ausencia, pero la calidez de tus sentimientos. No lo podrías haber expresado de mejor manera. Precioso.

Besos, Lili.

RMC dijo...

Entre los rescuerdos esta tu presencia,
Excelente texto,
un placer pasar por tu casa
que tengas una feliz semana
un abrazo
RMC

Emma dijo...

A mis hijos aún les queda muuuuuucho para marchar de casa, cosa que espero que hagan algún día ^^, y sé que los añoraré muchísimo. ¡Ya lo hago nada más pensarlo!
Te deseo una excelente semana Liliana. Un beso!

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Liliana G.!
La inevitable dicha, de la nostalgia.
Esa cosa que tenemos dentro, muy dentro…

Saludos de J.M. Ojeda
Buena Semana.

MariCarmen dijo...

Bello tema el de tu poesia Liliana, realmente me toca el alma, cada una de tus palabras resuena dentro de mis recuerdos al visitar la casa de mi abuela y no encontrar su presencia, pero afortunadamente estan concentrados todos sus recuerdos.

Amiga eres toda una poetisa, me encanta leerte!

MariCarmen

Lisandro dijo...

hoy estoy re que re contra sensible!!1 y te lei, y.... y.... y.... y Nada Lili!!! me encanto... te quiero mucho!!! gracias!

Liliana G. dijo...

Este ha sido mi sentimiento en su momento y así lo he expresado... Celebro que te haya gustado Charly :)

Gracias, amigo.

Besotes.

Liliana G. dijo...

El placer de que pases por aquí, es mío RMC... ¡Gracias!

Muy buen comienzo de semana :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

No vale la pena que te adelantes a los acontecimientos, Emma. Ahora es el momento de disfrutarlos y no pensar en la partida...

Gracias, reina. Excelente semana :)

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Así es José Manuel, es nostalgia pero también es dicha, por lo tanto se disfruta como todo lo que llevamos prendido en el corazón...

¡Gracias!

Buen comienzo de semana.

Besos

Liliana G. dijo...

Qué lindas palabras, MariCarmen, no siempre se puede tocar el alma del que lee un poema, que me lo digas es una alegría. Los recuerdos perdurarán por siempre en ese aire mágico que queda flotando en el ambiente del sitio donde ellos moran...

Muchas gracias, amiga mía.

Un cariño inmenso y excelente semana :)

Liliana G. dijo...

¡Hola Lichi querido! Sos súper sensible porque sos poeta, y eso no te pasa hoy sino que te pasa siempre porque te viene de muy adentro. Ese "y... y...", lo resume todo y lo entiendo.

Yo también te quiero mucho, mi dulce.

Besotones. Mil chuic :)

sedemiuqse dijo...

Liliana estos versos no imaginas de que modo me han llegado al alma.
Besos y amor
je

Paloma Corrales dijo...

Liliana qué destreza y qué maestría evocando el bello recuerdo que fue y que perdura.

Precioso el poema y su ritmo.

Un besazo.

Anónimo dijo...

Me quedo atrapado en tus versos como en una telaraña de seda. Tus recuerdos, como los míos, tienen la sal de la vida y la luz de los sentimientos.
Gracias, alma gemela. Estoy con vos.
Besos
jm

Liliana G. dijo...

¡Cuánto me alegro Sede! No siempre se puede llegar y cuando se llega, se disfruta...

¡Gracias!

Besotes y muchos cariños.

Liliana G. dijo...

¡Gracias, Paloma! Me da mucho gusto que así te lo parezca...

Besotes

Liliana G. dijo...

Gracias Anónimo, sos muy amable, pero si no sé quién sos, no puedo saber si sos mi "alma gemela" :)

Saludos

Capitán dijo...

Mientras leo el poema me parece estar entrando en la vieja casa de mi niñez, visitada tras años es la misma pero falta tanto ...

Me ha encantado.

Un beso

Gala dijo...

Esos hogares que durante nuestra vida nos dieron su calor tambien se acostumbran a nosotros.
Es una gran unión.
Si, seguro que tambien nos echan de menos.

Me ha gustado mucho.

Besitos

Adolfo Payés dijo...

Perdón por mi ausencia de estos días.. no me siento muy bien de ánimos.. Ya mas tranquilo me pondré al día con sus blog.. mas adelante.
Lo siento.

Un abrazo
Saludos fraternos..

salvadorpliego dijo...

Maravillosos versos.

Aplausos, aplausos, aplausos...
Bravisimo!!!!


Un fuerte abrazo.

MAJECARMU dijo...

Mi querida amiga,he visitado esa casa,que guarda en su alma tu recuerdo y te espera siempre..!!
Deja que la nostalgia se vista de nuevo de presente y se recree en su sentimiento evolucionado y aún vivo..
No temas,sigues viva en ella y ella en tí..las apariencias frías y caducas no deben engañarnos y entristecernos..!!

Preciosos,sentidos y rítmicos tus genuinos e insuperables versos,amiga..!!

Aún no he vuelto,pero paso a agradecerte tus comentarios y a felicitarte por tu profundidad inmensa y cercana,que nos impulsa a todos a escribir contigo.

Mi abrazo y mi ánimo siempre,Liliana.
M.Jesús

Liliana G. dijo...

Creo que a todos nos pasa lo mismo, Capitán, es inevitable pasar por alto los recuerdos...

Me alegro que la lectura de los versos te haya transportado a tu propia casa. Gracias por hacérmelo saber.

Besos

Liliana G. dijo...

Me gustaron tus palabras, Gala, siempre pensé que las casas también nos sentían, supongo que a fuerza de dejar nuestras vivencias en ellas...

Gracias mil.

Besotes

Liliana G. dijo...

Adolfo, cada uno tiene sus propios tiempos, no hace falta disculparse por eso, si siempre tuviéramos el mismo ánimo, el mismo tiempo para dedicarnos a lo que queremos y la misma predisposición, dejaríamos de ser humanos.

Te espero cuando puedas y cuando quieras. Ánimo, amigo.

Cariños

Liliana G. dijo...

Siempre te diré lo mismo Salvador P., es una gran satisfacción saber que un poeta como vos, halague mis versos.

¡Gracias!

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

¡Hola MaríaJesús! ¡Qué grata sorpresa encontrarte!
Comparto plenamente tus palabras, la verdadera nostalgia se viste de fiesta para honrar el pasado, nunca lo ofende con una tristeza. El presente es hermoso y digno de dedicarle todo nuestro tiempo y nuestras ilusiones.

¡Gracias! Tomo tu ánimo y tu abrazo con todo cariño.

Besos

Dyhego dijo...

Supongo que será el sídrome del "nido vacío".
Salu2

Pluma Roja dijo...

Hola precioso poema. vine a conocerte, alguien me habló de ti y compruebo que tienen razón, tus versos llegan directo al corazón.

Si me permites me quedo. Hasta pronto.

Lucero dijo...

En este Jueves.. paso solo a saludarte y desearte un bello fin de semana.

Sabes....
¿Con qué se alimenta una flor?
Con muchas gotitas de amor...
Grandes partículas de amistad...
Gran dosis de paciencia...
Y sobre todo; con infinitas dosis de humanidad.
Tú eres la flor de mi amistad...
¡No la dejes secar, por favor!

Gracias por tus comentarios besitosss

Liliana G. dijo...

No lo había pensado, Dhyego, aunque cuando yo me fui, a mi madre le quedó otro pichón en el nido. Claro que muy diferente del "huracán" que se le fue... :)

Gracias, amigo.

Beso

Liliana G. dijo...

¡Benvenida Pluma Roja! Para mí es un orgullo grande, tanto que te hayan hablado de mí como que te hayas sentido a gusto en este espacio :)
Estas puertas quedan siempre abiertas para cuando gustes pasar...

¡Gracias de todo corazón!

Cariños

Liliana G. dijo...

¡Hola Lucero querida! ¡Qué bello poema! Y con cuánta razón... la amistad se abona día a día para que no deje de florecer...

Gracias por tu saludo, un besote.

Noesperesnada dijo...

Los espacios vacios tambien nos extrañan, nos lloran y fabrican fantasmas que juegan aser un poco lo que algun día fuimos nosotros...

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cópmo me recuerda tu poema, cuando voy Barichara, el pueblo de mi niñez, aquella casa donde dejé sueños y fantasías, Y no es la misma, porque adentro ya no están mis miedos. Lírico tu poema. Tu eres la casa. Las casas viven por nosotros. Tienen rostro por nosotros. Un abrazo, encanto. Grato leerte

Martha M. Candelero dijo...

Las ausencias en una casa llevan el alma de los que allí vivieron, y recrean en el recuerdo esos momentos que no se perderán nunca. Hermoso poema, conmueve y evoca.
Saludos desde Chile.

Ana dijo...

Muy buen poema pero no es bueno vivir el pasado

Liliana G. dijo...

Lo comparto, Noesperesnada, esos espacios son en función de sus propios fantasmas, los nuestros...

Abrazos

Liliana G. dijo...

¡Hola Carlos! Es cierto, esas casas tienen sentimientos, los nuestros, por eso las llevamos siempre con nosotros, prendidas como un abrojo a la nostalgia del recuerdo.

Gracias, dulce.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Martha, comparto plenamente tus palabras. Los recuerdos nunca mueren...

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola Ana! Claro que no es bueno vivir el pasado, amiga, quien se queda en él es porque no ha resuelto aún su presente. Este pequeño poema tiene veinticinco años y lo publico en homenaje a mi madre que siempre me decía que sin mí, la casa estaba vacía...

Gracias por leerme :)

Besotes.

Mayte con otra Esencia... dijo...

Los recuerdos nos recuerdan nuestras vivencias asi como nuestra exstencia... y la nostalgia sobre ellos que sentimos y los vivimos...

Me encantó...

Con cariño, esencia.

Liliana G. dijo...

Así es Mayte, recuerdos que a pesar de la nostalgia, no tienen nada de tristeza sino de gratitud por ser las huellas que nos trajeron al presente...

Muchas gracias por tus palabras y ¡bienvenida!

Cariños

Eva Magallanes dijo...

¡Me ha conmovido este poema!, la casa, el hogar, es en definitiva un gran símbolo que alberga nuestro interior, nuestra historia y recorrido; allí vamos dejando nuestras huellas, nuestros objetos y prendas, cada "cosita" tiene un lugar y tras ello hay sentimientos y fundamentos. Es precioso como, desde ahí, le das vida a ese ente inanimado que reclama tu presencia y se conduele con tu ausencia. Me gusta mucho, es tan simple y tan lleno de sentido.
Un fuerte abrazo!

Liliana G. dijo...

¡Gracias, Eva! Es muy gratificante que hayas entendido el verdadero mensaje de este poema. Tiene más de veinte años y siempre le tuve especial cariño, justamente por el simbolismo que encierra.

Un besote grande :)