miércoles, 10 de marzo de 2010

Caminaba y al andar...


Caminaba y al andar
pensaba en los días sin fin
de quien pasa por la vida
por el hecho de pasar.
¿Se preguntó alguna vez
el caminante
adónde lleva el sendero?
Me respondí con pesar:
Quien camina a ciegas
sin saber adónde va,
lleva el alma mustia
y el corazón agotado
por no detener su andar,
por no preguntarse nunca
si existe más allá,
algo nuevo y puro
que valga la pena amar.
Si el pobre que no camina
aprende a vivir su tiempo
sin quejarse en el hablar…
¿Por qué el que sólo camina
no puede ver nada más?
Preguntas que se me escapan
aunque no lo quiera,
hacia el horizonte
del mar.

94 comentarios:

Dyhego dijo...

Ir siempre más allá, ésa es una buena meta.
Cariños

Mary dijo...

Siempre hay un motivo,un alguien por lo que vale la pena caminar, si caminamos sin sentido sin un horizonte que alcanzar no tiene sentido caminar...Liliana ¿caminamos juntas ?.

Un besazo mi Reina!!!!!

Liliana G. dijo...

Es cierto, Dhyego, es una meta, pero también una responsabilidad, no se puede caminar a ciegas sin riesgo de caerse a mitad del camino...

Gracias :)

Besos

Liliana G. dijo...

¡Claro Marita, dale, caminemos! :)

Es verdad, no se puede caminar solos, el verdadero sentido de caminar es encontrar a otros en el camino de la vida...

Gracias, amorosa.

Besotes.

Mercedes dijo...

Un poema precioso y lleno de música y contenido, como a mí me gustan. Es importante saber a dónde vas y caminar con los ojos abiertos, también por el camino hay muchas por las que entregarse y disfrutar.
Un abrazo, amiga Liliana.

princesa_ dijo...

Lili el poema es precioso, y que termine cerca del mar hasta lógico. Dónde sino?
Tienes razón en lo que te preguntas mientras escribes: cómo se puede pasar por la vida como una maleta mientras la vida no permites que pase por tí?
Es un poema que solo una persona como tú podría cuestionar. Todo sensibilidad en una reflexión.
Lo siento por la cantidad de maletas que me encuentro cada día.
Un beso de tu princesa_

Ana dijo...

Creo que caminamos, y hay que hacerlo sabiendo bien a donde se encaminan nuestros pasos.

Un besazo Amiga.

Adriana Alba dijo...

Totalmente reflexivo, pienso que hay muchos caminos y muchos caminantes, y tengo la esperanza de que se detengan de vez en cuando en el horizonte del mar...

abrazos Lili!

La abuela frescotona dijo...

El caminar, es ya un camino, algunas personas son llevadas por la vida a la rastra, otras saben detener el ritmo, buscar el mas allá de la vida, todo depende de su Fe y su fortaleza.
también de las condiciones, en que el mundo las puso, para comenzar a caminar la vida.
un abrazo estimada Liliana G.

TORO SALVAJE dijo...

Llevo tiempo caminando y aún no sé donde lleva el sendero.
Creo que nadie lo ha sabido jamás.

Besos.

Manolo Jiménez dijo...

Para quien no tiene claro el destino todos los caminos son errados, y ciertamente a la inversa.

Abrazos.

Amapola Azzul dijo...

Es muy dificil mantener siempre una visión clara de un posible destino, las vida está llena de muchas incertidumbres, creo que lo importante es seguir hacia adelante, aunque este todo oscuro y no se divise bién el sendero,seguir caminando aún en tinieblas con la sóla luz de la fé.
Pienso que peor aún que esta oscuridad de no ver claro un destino, no es peor que el quedarse parado, sin siquiera caminar, y no me refiero a un parar para tomar un respiro, un parar para disfrutar de un bonito paisaje, sino un parar forzado porque no hay fuerzas para seguir camninado.

Liliana G. dijo...

Hola Mercedes, es cierto, aunque convengamos que muchas veces no sabemos qué camino tomar, es ahí donde debemos detenernos para descubrir todas las cosas hermosas que nos rodean y la gente que nos acompaña, esto es lo que nos dará la fuerza para seguir...

Gracias, amiga.

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola querida Princesa! Muchas veces en la vida seguramente perderemos el camino y nos encontraremos en la disyuntiva de no saber cuál tomar. Pero si nos detenemos a reflexionar sobre todo lo que aún tenemos de bueno y nos enfocamos en la meta por alcanzar, a pesar de todo, entonces avanzaremos un paso más a pesar de las circunstancias.

Gracias, mi dulce.

Un besazo inmenso.

Liliana G. dijo...

A veces es natural que no sepamos hacia dónde caminamos, Ana, en ese momento lo importante es detenernos para reflexionar sobre lo que hemos logrado hasta entonces y si queremos seguir logrando algo mejor aún...

Muchas gracias, Ana.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Estoy de acuerdo, Adriana, hay tantos caminos como caminantes lo recorran, detenerse a disfrutar del paisaje es prerrogativa del que disfruta de la vida pese a los infortunios que se le presentan...

Gracias :)

Abrazos, Adri.

Liliana G. dijo...

Es verdad, abue ¡si lo sabré! Estamos en el camino. Muchas veces está cubierto de piedras y de zarzas, otras, es llano y en franca pendiente. Detenerse a reflexionar sobre qué haremos al respecto y hacia dónde nos gustaría encaminar nuestros pasos, depende de la fortaleza con que afrontemos las circunstancias. Pensar, antes de seguir, es un sano ejercicio de supervivencia...

¡Gracias, abue!

Besazos.

Liliana G. dijo...

En verdad, Toro, creo que nadie sabe donde lleva el sendero, por eso hay que detenerse cada tanto a pensar qué queremos de la vida para seguir avanzando, pero sobre todo, tener la certeza de que no avanzamos a ciegas, sino que estamos en el camino para alcanzar una meta. Posiblemente no sea fácil, pero siempre hay que intentarlo...

Muchas gracias, amigo mío.

Un abrazo de oso :)

Liliana G. dijo...

El destino siempre es incierto, Manolo, no hay quien vea el futuro para saber qué hacer, y así y todo, tampoco sabría cómo cambiarlo. Cada recodo del camino nos depara una sorpresa, se trata entonces de cómo estamos posicionados en la vida para que la sorpresa no nos paralice la marcha.

Muchas gracias.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Amapola Azzul, te diría que más que difícil, es imposible tanto mantener una visión clara como adivinar el futuro. Muchas veces, dejamos de caminar sin darnos cuenta, es cuando nos gana el desasosiego de creer que no podemos llegar al destino que nos propusimos, o que hemos perdido lo que hemos logrado hasta el momento, sólo las ganas de seguir y la reflexión, nos empujan hacia adelante... Aunque el camino esté a oscuras, la luz tenemos que llevarla en el corazón, vestida de fe y de valor, con este equipaje, podremos reencontrarnos con la vida y sus circunstancias.

Muchas gracias por tu aporte y ¡Bienvenida!

Cariños.

Nirvana dijo...

Es verdad, Lili, caminar sin rumbo por la vida no tiene sentido, no importa qué tan lejos pueda estar la meta, creo que hay que detenerse a pensar de qué forma alcanzarla.

Muy bueno, gracias por llevarnos a la reflexión.

Un beso.

Gala dijo...

Caminar a solas puede llevar a confundir el camino e incluso a desistir en el intento de llegar a algún lugar.
El mejor camino es el que se hace en compañia o sabiendo que al final del camino hay alguien para darnos la bienvenida.
Muy Bonito Liliana.

Besitos

Eleonís dijo...

cuando los pasos se pierden en caminos hechos por el viento de los días, el alma queda vagando entre sombras del pasado y de un presente transparente a cualquier sueño o destello de ilusión...
Un precioso poema Liliana.
Le mando un gran saludo des de estas tierras.

zulyvilla dijo...

_________________s$$$s+
________________s$$$$$s+
______________s$$$$$$$$+
_________s$$$$$$$??????+
_______s$$$$$$$$s??????_____®j
_______$$$$????????????____$
_______$$$s????????????___$__ $®
______s$$??????????????__$__ $+
___s$$$$s??????????????_$__$+
___$$$$????????????????$$$$+
___s$$$??????????????$$$$$+
_____$$??????????$$$$$$+
_____$$$s??????$$$$s+
__s$$$$$$????$$$$s_________
s$$$$$$??__$$$$s_________
$$$$$$??___$$s__________
_________$______________
________$_$________
_______$_$
______$__$____
_____$___$_
____$____$__
HOLA PERMITEME ENTRAR EN TU MUNDO MARAVILLOSO...
ABRE PASO Q VOY VOLANDO...GRACIAS

sedemiuqse dijo...

Liliana. Siempre, siempre bello

Besos y amor
je

guillermo elt dijo...

Andar sin más o... ir por la vida como una "maleta" sin sentir o padecer, es triste.

Mirar a los cielos estrellados y andar los espacios infinitos... Sentir que estamos vivos.

Bonico y profundo poema.

Besicos.

Anónimo dijo...

Alma mustia,... corazón agotado,... si,... algo habrá de eso.

Expresiones que se me escapan varias.

Liliana G. dijo...

No hay duda, Nirvana, el sentido de la vida consiste, justamente, en tener un horizonte hacia donde dirigirse, y detenerse a pensar qué camino queremos, o podemos seguir, para alcanzarlo.

Gracias mil.

Besos.

Liliana G. dijo...

No hay duda, Gala, solos podemos poco, el otro es la compañía necesaria para poder vadear los infortunios que encontremos en el camino. Al final, la recompensa compartida es más recompensa.

Muchas gracias.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Los pasos que se pierden en el pasado, se recubren de nostalgias y a veces de tristeza, los que no evaden el presente, caminan a fuerza de sueños porque el futuro los espera...

Gracias, Eleonís.

Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

¡Bienvenida Zulyvilla! No sólo abro paso sino que dejo la puerta entornada para que entres cuando tu corazón quiera.

¡Gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

¡¡Hola Sede!!

Gracias de todo corazón, querida amiga.

Besos y cariños :)

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Guille, el caminar tiene un sentido que no podemos obviar, y es el trascender en la vida, disfrutándola como se merece. Justamente las pequeñas grandes cosas, hacen que la vida merezca la pena de ser vivida y disfrutada.

Muchas gracias, Guille.

Besicos y besotes.

Liliana G. dijo...

Anónimo, para eso... tres besos de consuelo :)

Duna dijo...

Liliana, hay que caminar aunque no se sepa donde lleva el sendero. Ya se aclararán las cosas.

Buen texto amiga.
Besos y buen fin de semana

Alas.Rotas dijo...

Caminar es la acción de poner un pie frente al otro de manera que el ser humano, pueda andar y tomar conciencia del dinamismo de la vida, sin caminos no seria posible desplazarse, quien camina a ciegas no ve. Pero caminar también se puede hacer con la imaginación y llegar a sitios recónditos para terminar en el mar. Un besote eres toda una maestra.

Samuel Rego dijo...

Caminante no hay camino
se hace camino al andar.

Pero claro, para hacerlo al menos hay que tener clara la dirección que se toma y el destino que se persigue. El tuyo desde luego te lleva al de la excelencia poética.
Un besazo

Liliana G. dijo...

Estoy de acuerdo, Duna, hay que caminar aunque no se sepa adónde lleva el sendero, pero mientras se camina, hay que hacer un alto para disfrutar del paisaje de la vida, caso contrario, se camina en vano...

Muchas gracias, amiga :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Qué bonita reflexión, Ramón, y qué cierta. Cuando caminamos con la imaginación es porque estamos soñando, y soñar es una parte del vivir sin la cual dejaríamos de ser felices. Y lo mejor, es que de este modo podemos llegar adónde querramos, hasta terminar en el mar...

Muchísimas gracias, querido amigo.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Me gusta eso de que el "destino nos lleva", porque nosotros podemos intentar caminar por diferentes senderos, pero es justamente el destino el que nos empuja hacia uno u otro. Ojalá tus augurios sobre el mío, se cumplan...

¡Gracias, Samuel!

Besos.

Alicia María Abatilli dijo...

Muchas veces es mejor dejar que el camino mande a quedarse esperando una señal.
Muy bello tu poema.
Felicitaciones, Liliana.
Alicia

Marcos dijo...

Ver a nuestro alrededor, disfrutando de todo lo bello que nos da la vida, ya marca una línea que nos conduce al buen vivir. De esta forma, seguir adelante, es más fácil y alentador.

Muy buen poema, Lili. Gracias por acercarnos esta reflexión en versos.

Besos.

El alegre "opinador" dijo...

¡Me encanta como escribes, Liliana! ¡Qué bello el horizonte del mar!
Besos.

POLIDORI dijo...

Hola Liliana,

Hay gente que hacen su meta el andar por el camino.

Un beso.




John W.

Liliana G. dijo...

Concuerdo, Alicia. La única señal que deberíamos esperar para seguir caminando, es la confirmación de que vemos el camino, cualquiera que este sea...

Muchas gracias, querida Alicia, siempre es un placer encontrarte.

Besos

Liliana G. dijo...

Esa es la idea, Marcos, disfrutar de cada paso que damos, reconocer que podemos elegir con el corazón el camino, descubrir la belleza de la vida y honrarla sin reparos.

Gracias, amigo mío.

Un abrazo enorme.

Liliana G. dijo...

Tan bello que lo podemos alcanzar sólo con los ojos del alma...

¡Muchas gracias "opinador"!

Besos.

Liliana G. dijo...

Hola, John, está bien que eso suceda, es una forma de mantener viva la esperanza del encuentro, el punto es cuál es su actitud en la vida mientras camina, no adónde llega...

¡Gracias!

Un beso, querido John.

María dijo...

Debemos disfrutar del camino de la vida, no pensar llegar a la meta, sino en vivir el recorrido, desde la profundidad, y desde el sentir pleno y lleno de vida, de ilusión.

Un post muy bonito, Liliana.

Un beso grande.

María dijo...

No puedo entrar en el perfil de princesa para ir a su blog, ni desde mi blog, ni desde tu blog, ni desde otro blog ¿sabes qué pasa con su blog?

Paloma Corrales dijo...

Bello tu poema y bella la forma de reflexionar sobre el sentido.

Como siempre un placer leerte querida Lili.

Un besazo.

Charly T. dijo...

Pasar por la vida por el sólo hecho de pasar, sin tener proyectos, sin aspirar a aprender de ella, no es vivir. La vida se mide, no por los logros sino por el esfuerzo de superación que tengamos.

Eso es lo que interpreto de tu poema y lo que comparto.

Excelente, como siempre.

Besos.

Liliana G. dijo...

Concuerdo con tu pensamiento, María, para mí, las metas, son los proyectos de vida que todos tenemos, la concreción de cada uno de ellos, por más pequeños que sean, es llegar a la meta ansiada. Las pequeñas metas jalonan la vida y hacen a la meta final: mirar hacia atrás viendo que hemos sido felices.

Muchas gracias, María.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

No, María, me ha pasado lo mismo, no puedo entrar en el blog de Princesa, supongo que lo ha cerrado temporalmente :(

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Paloma, me encanta escuchar las opiniones de las personas que leen lo que escribo, con el aporte de los demás, sigo aprendiendo...

Un beso grande, querida amiga.

Liliana G. dijo...

Interpretaste divinamente bien, Charly :)
No hay "una meta" porque tampoco hay "un proyecto", en realidad cada quien elige su camino en este sentido.

¡Gracias!

Besotes.

Emma dijo...

Hola Liliana, te dejo una parte del texto que tengo en la cabecera de mi blog ... no te conformes con mirar el mundo pasar, obsérvalo y disfruta, de lo especial que cada día te da.
Y sin pensar demasiado en lo que vendrá ¿no crees?
Besos, amiga ;)

**Andrea** dijo...

Caminar a ciegas es no ver lo bello que nos rodea y por lo cual vivimos, es perder el rumbo y caer en el vacío. Estamos enlazados a nuestro entorno y por eso, debemos respetarlo y caminar de su mano.

Precioso poema, Lili.

Un beso.

Linus dijo...

Como "se hace camino al andar", conviene que miremos bien dónde pisamos, no sea que algún lodazal nos corte la marcha y la vida.
Reflexivos versos el que hoy nos traes, Liliana, siempre es grato deleitarse con ellos.

Un beso, amiga.

esteban lob dijo...

También es un arte saber decir durante nuestra caminata por la vida, palabras tam hermosas como las que expresas, Liliana.
Hay muchos que sentimos lo mismo, pero carecemos de esa admirable capacidad poética.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Sí creo, Emma, es muy cierto, "no te conformes con ver el mundo pasar...", esa es la clave y a eso precisamente me refiero, si no cimentamos el futuro, éste no será lo que esperamos. El mañana también existe y debemos forjarlo hoy, mañana será tarde...

Muchas gracias por tu aporte, querida Emma.

Un besote :)

Liliana G. dijo...

Nadie puede emprender el viaje de una vida, sin hacer un alto en el camino, nuestro entorno merece que lo disfrutemos y que lo amemos, de este modo podemos proseguir caminando con el equipaje liviano de un futuro que no conocemos pero que se acerca sin remilgos.

Gracias, Andrea.

Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

Esa es otra posibilidad, Linus, si no miramos donde pisamos, podríamos empantanarnos irremediablemente, con lo cual seguir caminando sería más difícil de lo que ya es...

Gracias, querido amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Esteban, solamente con sentir, ya se es poeta, no hace falta escribir para serlo, lo demostraste ampliamente con tu comentario :)

¡Gracias, de todo corazón!

Un beso grande.

apm dijo...

!Que bonito Lili!, que reflexivo e intimista... yo pienso que siempre hay un motivo para caminar en la vida -no el mismo para cada quien- pero siempre un motivo, y, en todo caso, si no lo hubiera, también hay que seguir caminando... como decía Machado, porque se hace camino al andar, y eso, ya en sí es positivo siempre. Quedarse parado, nunca, y andar para atrás, ni para tomar impulso, siempre hacía adelante, siempre caminando

Un besote corazón, desde luego uno de esos la mar de gordos y sonoros

Juan Sin Nombre dijo...

Es maravilloso que en un poema puedas decir tanto y con la profundidad que lo hacés, mis sinceras felicitaciones, Liliana. Sigamos caminando...

Cariños.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, apm, para atrás jamás, no vamos adelantando camino con todo el esfuerzo del mundo, sólo para volver sobre nuestros pasos... Caminar es la consigna, pararse a descansar también, pero no detenerse para siempre. Como decimos por aquí "sin prisa pero sin pausa".

Gracias amorosa.

Unos besotes de esos tan geniales como los que vas repartiendo vos :)

Liliana G. dijo...

Sigamos, Juan Sin Nombre, no nos arrepentiremos...

¡Gracias!

Un fuerte abrazo.

Lisandro dijo...

me sabe... (aclaro no es comparacion) a Storni, Lili... hay preguntas que siempre nos salen en nuestro andar... razonamientos filosoficos de nosotros mismos, pensamientos a veces pesados a veces por el mero gusta de pensar y analizar... y la busqueda... la busqueda constante d ela respuesta que interrogamos en silencio... me encanta!!! TKM Lili!!!!

Esencia dijo...

Caminar sin más presión que la condición de ser una como es... para errar y acertar, caer y levantarse... madurar y soprender con sus niñerias... todo cuanto el camino de y el alma vaya aunque el punto de vista del resto al respecto discrepe del propio...

Con cariño, esencia.

Kiki Nikon dijo...

Ver y disfrutar el camino, detenerse a saborear los frutos de la vida, para seguir andando y forjar futuros... ¡Precioso!
Enhorabuena por tu poema.
Besos

Carla dijo...

Bello texto Liliana! Cuanta razón tenés en tus palabras.

Liliana G. dijo...

¡Aaaah, Alfonsina! Una maravilla... con que sólo te venga a la mente cuando me leés, ya es un elogio, Li.

La búsqueda del hombre es constante y las preguntas que se hace también. A veces, poder expresarlas de este modo, en mis versos, es una forma canalizarlas.

Gracias, amoroso.

Besotes. TKM

Liliana G. dijo...

Comparto tu pensamiento, Esencia, caminar sin condicionamientos es poder manejar nuestro propio futuro, es poder ser nosotros mismos...

Gracias por estar aquí y por tu aporte :)

Cariños

Liliana G. dijo...

En otras palabras, disfrutar de la vida y sus caminos... Sí, de eso se trata, Kiki.

Gracias, amiga.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

¡Hola Carla! Muchas gracias querida amiga.

Besotes :)

América dijo...

Liliana precioso texto e imagen.
La vida consiste en vivirla encontrando el sentido de la misma aunque tengamos más preguntas que respuestas.Sí,caer ,levantarse, caminar sin atajos.
Tus palabras me hacen pensar en ello.

Un fuerte abrazo poeta.

Carlos Jurado dijo...

Caminar de frente a la vida nos da la ventaja de disfrutarla en lugar de verla pasar.
Muy buen poema, en la reflexión está el alma del poeta.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Los caminos del destino
florecen cuando buscas un sentido
un aliciente basado en el amor
en el sueño de perdonar, no mirando atrás perdonando, sonriendo, comprendiendo...
si persigues ese camino andando
la vida habrá merecido la pena
por que siempre se recibe más amor del que se da.
Precioso pensamiento del sentido de la vida.
Besos
L.Simón

Mery Larrinua dijo...

Hacia dias que no pasaba por aca! y me encuentro precioso poema...como todos los tuyos...
un abrazo

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, América, creo que todos pensamos en ello alguna vez, el camino es largo y nos da tiempo a la reflexión :)

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Para ver la vida de frente, debemos ser honestos con ella y con nosotros mismos, Carlos, luego podremos disfrutarla. Estoy de acuerdo con vos.

Gracias por tu aporte.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Es verdad, siempre se recibe más del que se da. El amor es la fuerza que todo lo puede y la que nos empuja en la vida, una vida que siempre merece la pena vivir...

Muchas gracias, L. Simón.

Un beso grande.


(¿Has visto las fotos de FNAC?)

Liliana G. dijo...

¡Hola Mery! Bienvenida una vez más :)

Gracias, amiga mía.

Un besote.

MariCarmen dijo...

Querida Liliana, caminar con una meta siempre es ideal, pero a veces el camino nos ofrece tropiezos e irremediablemente, tenemos que tomar caminos alternos, pero lo importante es que tengamos fe y compañia, porque como dicen en el pueblo de mi papá..." a veces el camino es culebrero!"

Magnifica entrada, querida amiga.

HUMO dijo...

Y asi, sin mas, nos llenaste de poesía!

besos!

=) HUMO

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Un poema reflexivo, al proponer interrogantes sobre el destino del caminar.UN poema que lleva al lector a interectuar. Es que no se camina por caminar, ni tampoco se hacen versos gratuitos. Se hacen caminos para llegar. Como se intuye en el Machado "caminante/ no hay caminos/se hace camino al andar/, para ser, para satisfacer el destino ètico del hombre de construir. UN abrazo càlido. Carlos

Persis dijo...

¡Hola, Lili! Pasá por mi blog "Entre la vigilia y el sueño..." que dejé un regalito para vos.
Besotes

Liliana G. dijo...

Comparto tu punto de vista, Maricarmen, no se trata de seguir un camino siempre derecho, esto sería imposible, se trata de avanzar en el camino de la vida, independientemente de las piedras que encontremos en su transcurso.
La sabiduría popular no se equivoca, "a veces el camino es culebrero".

Muchas gracias, querida amiga.

Besos

Liliana G. dijo...

Ojalá siempre podamos hacerlo, Humo, es decir, generar y disfrutar de la poesía, compartiendo nuestros espacios...

¡Gracias!

Un cariño grande :)

Liliana G. dijo...

Hola Carlos. Yo creo que lo que lleva al lector a interactuar con este poema, es el tema que trata. Ninguno de nosotros somos ajenos al transcurrir de la vida porque somos la vida misma, y todos, quien más quien menos, hemos sufrido los avatares que ésta representa.

Gracias por tu aporte, la suma de los diferentes puntos de vista, enriquecen este blog y me enseñan un poquito más.

Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

¡Hola Moni! Paso por allí "volando" :)

¡Muchas gracias!

Besotes.

Ivan Ignacio dijo...

Tu poema tiene mucha verdad Liliana, me gusto mucho.

Ivan Ignacio dijo...

Tu poema tiene mucha verdad Liliana. Me gustó mucho.