domingo, 28 de marzo de 2010

Otoño tras los cristales


Nostalgias de otoño se acunan
tras los cristales de las ventanas,
donde se entretejen mis sueños
con delgados hilos de plata.
La lluvia, monótona, borra las huellas
que en mi caminar había encontrado,
las gotas frías me calan el alma,
las huellas se han borrado.
El viento que arrastra a las hojas
más allá del dintel de mi portada,
lamenta viejas penas de amor
con el lánguido ulular de su pasada.
Flota en mi pecho un embrujo,
dormido en la alborada,
embrujo que hoy lleva tu nombre
cuando me dices ¡Amada!

94 comentarios:

Mary dijo...

Que seria de nosotros sin esos recuerdos de embrujo, recuerdos que no son borrados ni por las mas fuertes tormentas,y menos esos embrujos que te llaman ¡AMADA!.

Precioso Lili,cortito pero intenso(de los mios).

Un beso mi REINA¡!

TORO SALVAJE dijo...

Un otoño romántico.
:)
Que lo disfrutes.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La nostalgia, eso que los portugueses han sabido llamar tan poèticamente como saudade, siempre tendrà razòn en un poema, y en el tuyo el acierto es impajaritable. Grato leerte. Carlos

Adriana Alba dijo...

Romántica y bella entrada, las hojas de otoño a veces se caen y otras se sueltan...

Como siempre un placer leerte, mi imaginación vuela con tus letras.

Abrazos!

Mercedes dijo...

Un bello poema. Es verdad que el otoño invita a la nostalgia, a evocar lo pasado, a la tranquilidad. En el emisferio norte acabamos de entrar en la primavera y yo me encuentro en ese momento en el que recuerdo el último otoño y espero el próximo.
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Sí, Marita, no hay nada más hermoso que vivir "embrujada", tanto por los recuerdos como por los sueños, en otras palabras, por la vida misma.

Gracias, amorosa.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Disfrutaré este otoño como disfruto todas las estaciones, Toro, estoy perdidamente enamorada de la vida :)

¡Gracias, dulce!

Besos y abrazos.

Liliana G. dijo...

Carlos, te confieso que debí buscar en el diccionario "impajaritable", y me encantó... allí me di cuenta de la magnitud de tu elogio :)

¡Gracias!

Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

¿No es hermoso volar con la imaginación? Volemos entonces, Adriana, y disfrutemos.

Muchas gracias, querida amiga.

Besotes.

Liliana G. dijo...

También me encanta el otoño, Mercedes, además de la dulce nostalgia, tiene magia y poesía... ¿Qué más se puede pedir?

Gracias amiga, feliz primavera por allí, que florezca la felicidad entre las flores.

Nirvana dijo...

Entre la nostalgia de los recuernos y el sueño del amor, la vida es preciosa, y tu poema, magnífico... Es un verdadero gusto disfrutarlo.

Besos, Lili.

Samuel Rego dijo...

Lluvia y colores terrosos del otoño, nostalgia en los ojos del alma, escalofrío en la corteza del corazón.
Por si puedo equilibrar algo las cosas te envío un atillo de besos de Primavera

Roberto Esmoris Lara dijo...

Melancólico otoño...fotos de ayeres como hojas doradas que amontona el viento. Aquí está Li, detrás de una ventana, la imagen más pura de mi propia nostalgia.
Qué hermoso, compa, un abrazo constrictor de to gomía el REL

**Andrea** dijo...

Me pierdo dentro de tu poema, y hago míos los recuerdos y las nostalgias. Leerte es poner en palabras mi propio sentir. ¡Precioso!

Cariños

marcelo dijo...

Muy hermoso,felicitaciones.

Antoñi dijo...

Sentimientos así, impone en mi animo el otoño, por eso, aunque tampoco se puede decir que carezca de encanto y belleza, a mi no me gusta el otoño, fíjate que el invierno es aún mas crudo y ya no me produce tanta melancolía...
Excelentes tus letras hoy, un gran poema...
Liliana, perdona mi ausencia, son tiempos difíciles para mi, me cuesta mucho, ser objetiva y no influenciarme, por los inconvenientes que a veces tejen nuestros días. Frivolizo aquí y allá por que mas liviano... Lo que si debes estar segura es que todo pasa, y que volveré a ser la misma...
Besos
Antoñi

Loren Simón dijo...

Qué preciosidad de versos, Liliana: sentir dentro, de los recuerdos
pasados vividos, todavía el embrujo del amor y de sus huellas.
Comparto los sueños que se evocan tras los cristales
de los amores , amores que un día nos han enloquecido el alma.
Besos, besos, besos

La abuela frescotona dijo...

LILIANA G. HAS RECIBIDO EL OTOÑO, RUMIANDO LAS NOSTALGIAS, ES PROPIO DE ÉL, TRAER NUESTROS RECUERDOS, COMO HOJAS QUE ARRASTRA EL VIENTO, HACEN CRUGIR LOS SENTIMIENTO.
UN ABRAZO, QUERIDA AMIGA

Mery Larrinua dijo...

Hermoso poema, versos frescos, cristalinos.
un abrazo

POLIDORI dijo...

El otoño es, al menos para mi, la estación mas cruel y traicionera, pero también puede ser cuna de amores muy tiernos.

Un beso.




John W.

Liliana G. dijo...

La nostalgia de los recuerdos y los sueños, siempre se dan la mano para caminar juntos, eso es lo maravilloso de vivir.

Muchas gracias, Nirvana.

Cariños.

Liliana G. dijo...

¡Ooooh, qué amoroso, Samuel! Claro que podés equilibrar los tantos, con tus besos y tu cariño, la nostalgia se viste de fiesta :)

Gracias, querido amigo.

Besazos de otoño transformados en primaverales.

Liliana G. dijo...

Es verdad REL, ambos hacemos de la nostalgia un dulce y cálido rito. Me siento felizmente acompañada por vos, querido amigo.

Muchas gracias por "estar siempre", con tu presencia y tu corazón gigante.

Besos, cariños y apretujones (no demasiado constrictor, porque me vas a asfixiar, :)

Liliana G. dijo...

Cuánto me alegro que así sea, Andrea, si puedo acercarme a tus sentimientos, estaré un pasito más cerca de mi objetivo...

Gracias por decírmelo.

Besos

Liliana G. dijo...

¡Hola Marcelo! Es un gusto encontrarte :)

Muchas gracias.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

El otoño es como cualquier estación ni más ni menos, es, en función del cristal con que se mire. Cuando yo hablo de nostalgia, no hablo de tristezas ni de melancolía, sino de dulces recuerdos que siempre atesoraré.

No hay ausencias que disculpar, Antoñi, no te he notado lejos, siempre estás aquí. Cada uno de nosotros tenemos nuestros propios tiempos y nuestros propios problemas que van mucho más allá que lo que podamos escribir aquí. Algunos los afrontaremos decididos y combativos, otros, no tanto, todo depende de nuestra forma de ser.
Sólo te digo una cosa, que se dice mucho por aquí: "siempre que llovió, paró".
Espero que rápidamente, vengan tiempos mejores para vos...

Muchas gracias, amiga, por estar aquí a pesar de todo.

Un beso grande y de todo corazón.

Liliana G. dijo...

Esa es la magia de la vida, Loren, sentir, recordar, soñar, amar... y no dejar nunca de hacerlo. Pareciera que el otoño, con la melancolía de los árboles despojados, potencia nuestras sensaciones, ante lo gris, debemos anteponer la luz del amor, no importa si éste lo fue en el pasado, lo es en este presente o será un sueño del futuro.

Gracias, mi querida Loren.

Un beso gigante :)

Liliana G. dijo...

Síiiiii, abue, recibir el otoño con la nostalgia que lo caracteriza, es un homenaje que no puedo perder de vista. Más aún cuando esa nostalgia, como ya he dicho, no tiene visos de tristezas ni de melancolía, sino más bien, de la dulzura de los buenos recuerdos.

Gracias mil, abuela ;)

Besazos.

Liliana G. dijo...

¡Hola Mery! Muchas gracias.

Un besote grande :)

Liliana G. dijo...

Mi querido John, mientras no seamos nosotros quienes lo traicionamos, "otoño" será sólo el nombre de unos días iguales al resto, es decir, puede ser tumba o puede ser cuna. Yo prefiero darle entidad propia y que él viva a través mío...

¡Gracias!

Un beso de otoño, pero sin traición ;)

Lisandro dijo...

Lili, ni que nos huiberamos puesto de acuerdo para dar una bienvenida al oño y no que hablar de la ventana... pero al final diferimos! jiiiii me encanta sabe a otoño y a lluvia lili!!! TKM

Charly T. dijo...

Quien te conoce, sabe que entretejés sueños con hilos de plata, siempre, y que el otoño es una excusa hermosa para sacar a relucir tus versos.

Bellísimo, Lili.

Besos.

América dijo...

Inspirador el otoño,tiene un encanto especial que suele dejar huella.
Precioso texto,romantico,calido con ese sabor que sabes darle a tus letras y nos hacen prendernos de ellas.

Un fuerte abrazo.

Francisco Javier dijo...

Amo esta época del año, para mí es lo más de lo más, la inspiracion brota, los momentos hacen magia del reencuentro, entre la lluvia y las hojas.

Un besito.

Amapola Azzul dijo...

! Qué bonito¡, simplemente.

Muy tierno, muy dulce el poema.

El alegre "opinador" dijo...

Una preciosidad, como todo lo que escribes. La foto muy inspiradora. Nosotros iniciando la primavera y vosotros en otoño... ¡Qué curiosidades nos regala nuestro pequeño planeta!
Besos.

princesa_ dijo...

Me haces felíz leyéndote y notando cómo disfrutas de cada estación, de cada momento..del amor. Eres una persona muy especial que me transmite mucho en pocas lineas.
Un beso (cógelo..antes que salga por la ventana)

Maripaz Brugos dijo...

Liliana, el otoño trae para mi nostalgias nuevas...por aquí la primavera hace su aparición y me habla de vida.

Tu poema muy bello como siempre escribes tú.


Un beso

Norma Ruiz dijo...

Liliana:
el otoño inspira, es mágico, despierta sensaciones de abrigo, amparo, y nos sumerge en letras tan bellas como las tuyas.
embrujo que hoy lleva tu alma
cuando me dices ¡amada¡.
besazos

Liliana G. dijo...

Lo que pasa, Lichi, que el otoño tiene esa magia que todos queremos mostrar, aunque para cada uno represente diferentes sentimientos. El otoño y la poesía, hacen buena pareja :)

Gracias, amoroso.

Un beso gigantísimo. TKM.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Charly, para mí, soñar, es parte imprescindible de la vida, sin sueños no hay proyectos de futuro, no hay esperanzas. No quiero decir que hay que vivir de sueños, sino que sin sueños no se puede vivir. Vos me entendés...

¡Gracias!

Besotes.

Liliana G. dijo...

¡El otoño tiene tanto para dar a un poeta! Desperdiciar la oportunidad de dedicarle unos versos sería una traición a los sentimientos. Un poema sin romanticismo, es como una persona sin alma...

Muchas gracias, América.

Besos y cariños, querida amiga.

Liliana G. dijo...

¡Bien Frank! ¡Me encanta que compartamos ese amor por el otoño! Adhiero a tus palabras, "es lo más de lo más"... Nos pone la inspiración en bandeja de plata y bajo nuestras propias narices :)

Gracias, amoroso.

Besos y cariños entre las hojas arremolinadas por el viento...

Liliana G. dijo...

¡Muchas gracias, Amapola Azzul! Cada "simplemente" abarca un mundo. Sos un cariño.

Besos.

Liliana G. dijo...

Es verdad "opinador", aunque es algo tan viejo como el mundo mismo, a veces me detengo a reflexionar sobre estas "curiosidades". No importan las explicaciones científicas, hablo desde el sentimiento, tanto la diferencia entre las estaciones, como el cambio horario... siguen pareciéndome curiosos, como mínimo :)

¡Gracias, querido amigo!

Besotes.

Liliana G. dijo...

¡Qué hermoso que me digas eso, Princesa! Que te pueda dar un momento de felicidad a través de lo que escribo, reivindica el inmenso valor de la palabra y el inmenso valor de los sentimientos, que gracias a ella, se pueden expresar y dar a conocer. Cuando del otro lado son recibidos, la felicidad es mutua.

¡Mil gracias, dulce!

Muchos besos.


(No pienso dejar escapar ningún beso, Princesa, los que vienen para aquí, aquí se quedan :)

Liliana G. dijo...

¡Hola Maripaz! Si nos ponemos a pensar, todas las sensaciones son nuevas y únicas, y afloran cuando la vida nos da la oportunidad de que así sea. Es una verdadera bendición, poder expresarlas.

Gracias, amiga.

Besos que te envío desde mi otoño, hacia tu primavera.

Liliana G. dijo...

¿Verdad que sí, Norma? Hay que aprovechar la magia que el otoño desprende, escribiendo y disfrutando la maravilla de tenerlo entre nosotros.

¡Muchas gracias!

Besazos.

Juan Sin Nombre dijo...

Un poema diáfano, donde bullen los sentimientos y se expresan con calidez y armonía.
Precioso en todo sentido.

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Juan Sin Nombre, es un halago.

Besos.

Kiki Nikon dijo...

Ese embrujo que flota en tu pecho, es el que se siente al leerte. Hermosa nostalgia es la que te dicta versos tan bellos.

Es un deleite pasar por aquí.

Cariños

Dyhego dijo...

El otoño es nostálgico y reconozco que tiene unos colores bellísimos, pero no me gusta. En cambio, sí me gusta ver llover.
Bonitas palabras, como siempre.
Salu2 y cariños, LILIANA.

HUMO dijo...

Sobretodo me encantó como termina tu poesía:)
Queida amiga, te deseo felices pascuas!

Un abrazo!

=) HUMO

LaRosaDeLosVientos dijo...

El otoño, entre la nostalgia y la esperanza, entre los recuerdos y el amor... bellísimo.
Un gusto leerte.

Abrazos

Liliana G. dijo...

La nostalgia no tiene por qué ser triste, también puede ser hermosa y dulce... gracias por comprender el sentido del poema, Kiki.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Sobre gustos no hay nada escrito, dice el refrán, y es cierto... Eso sí, comparto el placer por ver llover, Dyhego :)

Muchas gracias.

(Celebro que el susto haya quedado, justamente, en eso)

Liliana G. dijo...

Gracias, Humo, de todo corazón...

¡¡Felices Pascuas!!

Besotes.

Liliana G. dijo...

También es un gusto tu visita, LaRosaDeLosVientos, agradezco tus cálidas palabras.

Un cariño y felices Pascuas.

Linus dijo...

El otoño siempre trae consigo nostalgias, pero no dudo que tras los cristales de tus ventanas, estos se conviertan, como por arte de magia, en intensos momentos de felicidad. Tú eres la felicidad.

¡Felices Pascuas!

Un gran beso para ti.

Adriana Alba dijo...

Un abrazo Lili, y Felices Pascuas.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida amiga:
Algo tendrá la lluvia, esos cantos del otoño que nos hacen más sensibles en todos los sentidos. Tus versos son como gotas de lluvia en mi corazón. Besitos:
Tadeo

Adrisol dijo...

el otoño tiene esa magia que ninguna otra estación tiene..
gracias por compartir!!

un abrazo y felices pascuasss

Liliana G. dijo...

Querido Linus, es cierto que la felicidad no tiene estación del año, ni permanencia tras unos cristales, también es cierto que la magia la ponemos nosotros para lograr alcanzarla. Pero esta palabra me queda bastante grande como para definirme, aunque tu intención es hermosa :)

¡Muchas gracias!

Un beso y Felices Pascuas.

Liliana G. dijo...

¡Muchas gracias, Adriana!

¡¡FELICES PASCUAS!!

Besotes.

Liliana G. dijo...

La sensibilidad aflora sólo cuando se tiene el corazón dispuesto, cuando se siente y se vive a través de él. La lluvia potencia esa sensibilidad, es cierto. Me complace ser una gotita de agua dentro de tu corazón.

¡Gracias, Tadeo!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Adrisol, vivamos esa magia entonces :)

¡FELICES PASCUAS!

Un besazo, dulce.

MAJECARMU dijo...

Liliana,es algo mágico vivir a la vez vuestro otoño y nuestra primavera..Esa sensación de que se unen los tiempos y ascendemos por encima con el sentimiento..Mirando caer las hojas y florecer los árboles y las plantas..Todo se renueva y muere a la vez y..nos une siempre LA ESPERANZA..!

Precioso poema y preciosa imagen que se acerca bastante al día que vivimos en España..El cielo está gris y puede llover..Sin embargo,nace el sol en el alma.

Mi abrazo grande,amiga.
M.Jesús

Anónimo dijo...

El embrujo siempre será mío, mientras pueda leer tus poemas y tenga la esperanza de econtrarte algún día...

Liliana G. dijo...

Es verdad, M.Jesús, a pesar de ser algo tan "natural", siempre me fascinó pensar en esa dicotomía espacio-tiempo donde estamos sumergidos en nuestro propio mundo. Vos lo has dicho... ¡Es mágico!

Muchas gracias, querida amiga.

Un beso grande.

Paloma Corrales dijo...

No sé porque no había venido a leerte con lo que me gusta, en realidad ando un poco despistada ;-)

El poema es magnífico en su conjunto, nostalgia y romanticismo parecen florecer con el otoño y la lluvia, la foto te transporta... y el ritmo y tus metáforas te mecen y te arrullan.

Besazo.

Paloma Corrales dijo...

(Olvidé el acento de el "porqué")

Más besos.

Liliana G. dijo...

Anónimo: en mi país se dice "el que busca, encuentra", será cuestión de probar si el dicho es veraz :)

Liliana G. dijo...

Querida Paloma, todos estamos "a mil" con el tiempo, también a mí se me había pasado de largo tu entrada anterior...

¡Muchas gracias! Yo sé que siempre estás presente.

Besos.

Liliana G. dijo...

Paloma, vos olvidaste un acento y yo debí borrar un comentario mío porque me equivoqué de letra :)

Más besos también.

Marga Fuentes dijo...

Belleza de versos, querida Liliana, y belleza de otoño. No conozco estación más bonita.
Gracias por tu entrañable comentario en mi blog y por estar siempre ahí.
Un abrazo enorme y besos otoñales.
FELIZ PASCUA

Paco Guerrero dijo...

el otoño es para mi,grande,me regala imagenes como las que transmites con tus palabras y que intento atrapar,me gusta.
un beso

María dijo...

Hola Liliana:

Vosotros vivís ahora el otoño, nosotros, la primavera, dos estaciones distintas, con distintos colores y matices.

El otoño le transmito anaranjado y con colores marrones, nostálgico, y la primavera con colores verdes y llenos de vida, cada estación tiene su encanto, aunque prefiero la primavera y el verano, pero todas estan ahí y todas han de pasar.

Te dejo un beso muy grande, deseándote un feliz día.

Juan Martín Álvarez dijo...

Querida Lili, he venido no sólo a leerte sino a desearte una muy feliz Pascua.
Es un placer gozar de tu amistad.

Con todo cariño:

Juanmar

Liliana G. dijo...

Gracias, Marga querida, ya sabés que siempre estoy a tu lado. Un beso gigantísimo, amiga del alma.

¡Felices Pascuas!

Liliana G. dijo...

Es verdad que el otoño genera imágenes maravillosas, y vos tenés el privilegio de atraparlas con el ojo siempre atento de tu cámara...

Muchas gracias, Paco.

Un fuerte y cálido abrazo.

Liliana G. dijo...

Querida María, todas las estaciones del año tienen sus colores maravillosos. La primavera es estupenda (yo nací en primavera), y adoro sus verdes y los mil colores de las flores y las mariposas. El verano es un derroche de luz, de dorados intensos. El invierno, con su color acero y la transparencia de las gotas de lluvia que son como maravillosos cristales de Murano, la blancura inmaculada de la nieve en las altas cumbres... ¡Qué belleza! Y luego el otoño, con sus amarillos intensos, con sus rojos y sus morados... La naturaleza es la paleta más completa que tenemos los que pintamos la vida...

Muchas gracias, amiga mía, me has abierto la puerta de la imaginación :)

¡Felices Pascuas!

Liliana G. dijo...

¡Hola Juanmar! ¡Qué sorpresa y qué placer encontrarte por aquí!

Gracias de todo corazón.

FELICES PASCUAS.

Un beso y un gran abrazo :)

calamanda dijo...

¿Todas las rosas son la misma rosa?
Sí(pero aquella rosa...)

-Juan Ramón Jiménez-

Tú eres esa rosa...es un poema bellísimo y lo sé
cuando me duele leer algo tan bello.

Un beso.

Charo dijo...

Liana amiga, la melancolía otoñal!!!
Hermoso poema!!!
Gracias por tu visita y comentario.
Linda semana.

Un beso

Liliana G. dijo...

Bellísimas palabras, Calamanda, tanto me halagan, tanto las atesoro.

Muchas gracias :)

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Hola Charo! Muchísimas gracias, amiga.

Que tengas una hermosa semana también.

Besotes.

María dijo...

Hola, Liliana:

¡Qué bonita respuesta me has dejado! te has llenado de primavera, de otoño... de cada estación, y has decorado con tus palabras unas tonalidades maravillosas, ha sido un placer leerte, de nuevo, y aunque no haya nada nuevo, me voy llena de luz, con tu preciosas palabras dejadas aquí.

Yo nací en verano, en el mes del calor, de la luz, y de la vida.

Mi querida Liliana, te dejo un beso grande y lleno de luz, como el que hace hoy aquí.

¡¡¡Feliz comienzo de semana!!!!!

Liliana G. dijo...

¡Hola María!

Cada respuesta que doy, va de acuerdo al comentario que me dejan, si esta te ha parecido bonita es porque tu comentario también lo es :)

Gracias, querida amiga, he recibido tu beso y tu luz con todo cariño.

Un beso grandote y un arco iris para vos.

¡¡FELIZ SEMANA!!

Ignacio Bertalot dijo...

La lluvia de otoño despierta los fantasmas de sueños y realidades, se acerca a la melancolía y navega los recuerdos. Me ha encantado leerte.
Saludos.

Liliana G. dijo...

Es verdad, la realidad también tiene fantasmas, son los que llevamos dentro.

Muchas gracias, Ignacio, ahora sabés dónde encontrarme :)

Un abrazo.

apm dijo...

!Que bonitooo Lili!, pos me han encantao esos recuerdos del nostalgico otoño, además ahora en Argentina ya a empezao el otoño ¿no?, porque aqui es primavera... ¿y, como haces para que llueva de verdad en la foto?, !tela de molona!, superguay te ha quedao, de verdad

Un besote bien gordito

Liliana G. dijo...

Sí, apm, el poema viene a cuento porque acabamos de entrar en el otoño. Y la imagen la busqué en Google, poniendo la palabra de lo que busco y seguidamente "gif", que son imágenes animadas. ¿Verdad que es preciosa?

¡Gracias! Me encantado tu comentario :)

Besazos gordotes.

Alas.Rotas dijo...

El otoño es la época mas hermosa, para el amor y los recuerdos, las hojas en el suelo y el color rojizo del paisaje. Yo también caí como una hoja? Dímelo tu si caí me barrieron y desaparecí.

Liliana G. dijo...

Querido Ramón, todos caemos como una hoja, pero también nos elevamos con el viento hacia un cielo donde brilla el sol. No se puede "barrer" a un poeta, el que lleva en el alma tanta sensibilidad, como vos, si desaparece, deja un vacío en el corazón de la gente.
Que cada uno de tus versos, te eleven hacia la tibieza de la vida, allí donde es hermoso compartir.

Gracias por leerme.

Un beso enorme.