sábado, 15 de mayo de 2010

CAMINANDO LA VIDA


Filosas dagas, indiferentes,
en el diario caminar,
hieren los bordes sinuosos
del corazón y su embozo,
donde el dolor se hace duelo
por el hecho de pasar.
Las llagas siempre abiertas
en la conjunción de la vida
lleva a que el alma perdida,
busque el camino del mar.
Tantas veces, el clamor
por esos pasos olvidados
en la noche se hacen magos
y tornándose conciencia
se redimen al llorar.
Eterno caminante
que sigues buscando
tu senda
detente y escucha…
¡Olvídate de las penas,
bórralas con el andar!

98 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El olvido es una medicina excelente para curar las penas.
La mejor que conozco.

Besos.

Nirvana dijo...

Es el mejor consejo que se puede dar, perpetuarnos en las penas no nos conduce a nada, ¡hay que avanzar!

Una vez más, tu poema desborda con su mensaje alentador...

Muy bueno, Lili.

Besos.

Mary dijo...

Aqui pongo un trocito de una canción que ahora esta sonando mucho por aquí.

Que yo no quiero problemas,que los problemas amargan,si estoy contigo a tu vera los problemitas se marchan.

No sé si es lo mas apropiado para este escrito,pero solo se que fuera penas y que para atras ni pa cojer impulso,asi que nos olvidamos de las penas y seguimos caminando que hay muchas cosas maravillosas en el camino.

Un besazo mi REINA¡! TKM

Silencios de poesía dijo...

Olvidar las penas, sólo se logra con nuevas vivencias que van llegando con nuestro caminar en la vida, como tu Liliana, bien dejas dicho al final de tu hermoso y reflexivo poema.
Un poema bello con un mensaje muy cierto, una poesía con buen ritmo.

Bello tu blog, y bellos tus poemas.
Gracias por pasar a visitarme y dejarme tu impronta tan amable.
Me pasare a visitar tu otro blog.

Saludos, te seguiré leyendo, un beso

roxana dijo...

MUY DE ACUERDO HAY QUE DEJAR LAS PENAS Y CAMINAR HACIA ADELANTE, EL TEMA ES CUANDO TE PONEN PIEDRAS Y PIEDRAS Y VOS NO TENES PENAS, PERO MUCHOS HACEN QUE SUS RESPUESTAS NOS DEN PENA NUEVAMENTE!. UN BESOTE

Pluma Roja dijo...

¿Y còmo olvidar? No se olvida se mitiga. Es mejor resolver en el camino, y continuar caminando.

Precioso poema.

Saludos Cordiales.

Aìda

América dijo...

Tiempo al tiempo,algunas huellas se desvanecen,caminar y seguir es ley de vida,caer y levantarse cuanta veces sea necesario,caminar la vida es toda una aventura,tus letras infunden esperanza,aliento al mejor estilo de un corazón de poeta que late en cada palabra.

Hermoso,un fuerte abrazo.

MA dijo...

Hermoso poema , la vida esta formada , por un camino de rosas y también de espinas, pero a pesar de todo hay que ser positivos y tener esperanzas y intentar ser felices y hacer felices a los demas.

Un abrazo de MA

Lili dijo...

que bello poema, me senti muy identificada con la ultima parte
saludos
Lili

Adriana Alba dijo...

Hacer un alto en el camino y escuchar lo que dice nuestro corazón...
Olvidémonos de las penas...
Mientras te leía me transporté a la orilla del mar, tienes esa capacidad tan especial, para que el lector trascienda las letras!

Abrazos Lili!!

Roberto Esmoris Lara dijo...

Es que como dice la opla "se meten a aconsejar los que no saben amar, quien bien ama nunca olvida"...Pero tu poema tiene su propio sol y anima a los caminantes a continuar el camino.
Besos, amiga del alma, poeta querida.

Laura dijo...

¡Ay mi Liliana amiga! Sigo sorprendiendome con la magia que existe entre nosotras... tan cercana, tan oportuna.
Las hormonas, ya sabes, me traen y me llevan estos días por caminos de llantos sin sentido y miedos sin fundamento...y llegas y me escribes un poema que ES PARA MI...
GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS...no sabes lo bien que me ha venido.

Rosa María dijo...

Has dicho...¡Olvídate de las penas,
bórralas con el andar!

Es bello el caminar y dejar huella para olvidar y también rememorar, pero procuremos que cada paso refuerce nuestros sentimientos para seguir los caminos que nos quedan por avanzar.
Un abraciño desde Galicia, tierra de peregrinos y buena gente.
Rosa María
Rosa María

Liliana G. dijo...

Quedarnos a llorar nuestras penas no tiene sentido, Toro, es verdad, hay que olvidarlas :)

Gracias, amoroso.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Eso es lo que pienso, Nirvana, no podemos olvidarnos de nuestra historia, de nuestros problemas, pero quedarse en la pena, es inconducente, hay que seguir avanzando.

Gracias mil.

Besos.

Liliana G. dijo...

Síííí Marita, esa es la actitud :)
Todos tenemos problemas, para eso vivimos, pero si nos quedamos en nuestro dolor, lo único que ganamos es una depresión. ¡Para adelante!

Gracias, reina.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola Silencios! ¡Bienvenida!

Como escribía el incomparable Antonio Machado, "caminante no hay camino, se hace camino al andar"... Caminemos entonces para que se vaya transformando nuestro camino.

Gracias de todo corazón, es un gusto haberte encontrado :)

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Roxana, pero en ese caso yo tengo mi propia filosofía, a las piedras que me ponen adelante, las pateo. Como digo siempre, al que le guste bien, y al que no... también, jajajajaa
Se puede, Roxi, te lo dice alguien que pateó montañas aunque le doliera el pie :)

¡Gracias!

Besazos.

Liliana G. dijo...

Es cierto Aída, no existe el olvido, la historia no se borra aunque queramos. Lo que intento decir es que nos olvidemos de quedarnos en la pena, que aunque la tengamos, avanzar es la consigna. Caso contrario, la pena se transforma en depresión y eso ya es una patología.

Muchas gracias, Aída :)

Cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola América! Muchas gracias, amiga, justamente ese es el mensaje que le quería infundir al poema, la actitud positiva frente a los problemas cotidianos que se nos presentan.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Lo has dicho con todas las palabras, MA, quien esté libre de espinas que tire la primera rosa :)
Nuestra actitud es la que nos permitirá capear los temporales con viento en contra...

Gracias, MA, un gusto encontrarte por aquí ;)

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Lili, bienvenida. Está bueno eso de tener una tocaya :)

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Lo que pasa, Adriana, es que vos también tenés una capacidad especial que se llama "sensibilidad", por eso podés transportarte hacia donde te envíen mis versos...

Muchas gracias, amorosa.

Besos y abrazos.

Liliana G. dijo...

Hola REL, querido, qué gusto me da encontrarte en mi camino, seguro que no te voy a olvidar ;)

Toda la razón, "quien bien ama, nunca olvida"... aunque yo creo que no olvida nadie, tal vez algunos hacen de que se olvidan.

Lo que no hay que hacer es sentarse a convivir con la pena.

Gracias, Maestro.
Un besazo, nos encontramos en el time tunnel ¿dale? :)

(Te cuento un secreto, estoy trabajando en un libro propio y corrigiendo uno ajeno, no tuve tiempo de buscar un poema mejor, pero no digas nada, jajajajajaaja)

Liliana G. dijo...

Isabel querida... ¡qué suerte que justo "escuchaste" lo que necesitabas! Eso hace que todo ese aliento, me vuelva "duplicado". Ojalá siempre llegara a tiempo para animar a alguien...

¡¡Arriba ese ánimo, divina mía!! ¡¡No me hagas llorar al ángelito!! (Además me da una emoción terrible.)

Un beso grande, gigante... qué digo... MONUMENTAL, para las dos :)

Liliana G. dijo...

¡Bienvenida, Rosa María!

Así es, tal como lo has dicho, los recuerdos son el tesoro más hermoso que nos ofrece la vida, porque, justamente, son pedacitos de vida que hemos ido dejando atrás y es justo de que nos acordemos de ellos, pero siempre apostando a un futuro mejor...

Muchas gracias :)

Un beso grande, que cruce el mar hacia esa Galicia de buena gente, de gente cariñosa y cálida como vos.

Charly T. dijo...

Qué sería de nosotros, si nos quedáramos estancados a mitad del camino, sólo por lamentar nuestras penas...

Lili querida, siempre con el mensaje oportuno a flor de piel. Tan bueno como siempre.
Leí el comentario que le hiciste a Roberto, y la verdad es que este poema no desmerece a ninguno de los anteriores, felicitaciones por tu libro, amiga.

Un gran abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Qué bueno leerte un domingo soleado Lili, y encontrar esa fuerza en tus bellos versos. Gracias.

Besazo.

Ps. me recordaste a Machado.

Alas.Rotas dijo...

La vida hay que caminarla, para poderla vivir. Y se vive caminado por todas las sendas de la conciencia. Sintiendo dolor y la alegría, llantos y penas, pero si no fuera así? No seria vida. Un fuerte abrazo.

Maica dijo...

Gracias primero Liliana por visitarme y ahora corresponderé esa visita, pero siempre comprendiendo tan bello escrito, (olvido todo casi siempre ) un saludo

Sofia dijo...

Hola Liliana: Es verdad que quedarse estancados en la pena no nos conduce a ninguna parte excepto a la magnificencia de la pena, pero pasar de largo sin haber aprendido de ella..., esa tampoco es la opción ideal. La pena nos abre a respuestas diferentes, a caminos nuevos. Yo agradezco los momentos de dolor porque siempre, siempre, me han llevado a nuevas consciencias y por lo tanto a nuevos horizontes.
Un abrazo

Loren Simón dijo...

Hay que seguir adelante a pesar de las heridas de la vida que cuando se curan, te hacen más fuerte para seguir avanzando. Sabio poema, mi querida Liliana y un placer leer como todo lo que escribes.
Besitos eternos

Liliana G. dijo...

Esa es la intención del poema, Charly. Te agradezco mucho tus palabras, siempre tan cálidas y cariñosas :)

Besos mil, amigo.

Liliana G. dijo...

Yo diría "qué suerte que tienen un domingo soleado por allí". Las noticias que me llegan son de frío y lluvia en vuestra primavera, ya era hora de que vieran el sol :)

Con que te haga recordar a Machado, aunque sea de lejos, ya es el mejor de los halagos.

Muchas gracias, Paloma, también es hermoso encontrarte en este domingo soleado de Buenos Aires, y en pleno otoño.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Ramón, a la vida hay que caminarla en todos los sentidos, nunca mejor dicho. La vida es eso, alegrías y tristezas, buenos momentos y momentos que no lo son tanto. Pero siempre, siempre, la vida es hermosa.

Muchas gracias, querido amigo.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Hola Maica, bienvenida :)

Es un gusto pasar a visitarte, agrandar el universo de mis amigos, es grandioso.

Mejor no hablemos de olvidos, ni te cuento de los míos, el estrés hace desastres, jajajaja

Gracias, Maica, nos vemos.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Coincido con vos, Sofía, nunca dije que no aprendiéramos de las penas, quien no aprende no avanza en su futuro. Mi intención era, como dije en otros comentarios, alentar a no quedarnos en la lamentación de la pena, a seguir avanzando en la vida, pero veo que el poema es bastante malo si debo explicarlo :)
Eso sí, Sofía, jamás agradeceré los momentos de dolor, eso sería agradecer, por ejemplo, la pérdida de mi amado esposo, entre tantas pérdidas que tuve. Creo que para amar a los demás, primero hay que amarse uno mismo, y yo creo que me merezco algo más que dolor. En otras palabras, acepto mis dolores, porque son parte de la vida, pero nunca agradeceré haberlos tenido. La vida enseña de muchas maneras y en forma permanente, el que no aprende, es un necio.

Muchas, muchas gracias, por tu opinión, Sofía, de ella también he aprendido.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Loren! Como decimos por aquí "lo que no te mata, te fortalece" :)
Es cierto, querida amiga, cuando el dolor se cura uno sale fortalecido, esa es una capacidad que debiéramos aprovechar todos.

Gracias de todo corazón por tu visita, Loren.

Besotes.

Kiki Nikon dijo...

Me encantan tus poemas porque además del sentimiento que se adivinan en los versos, siempre hay un mensaje de aliento en la vida.

Hermoso, Lili.

Besos.

MA dijo...

Gracias amiga, por tu comentario dejado en mi blog, un placer entrar en tu blog ,y leer tus obras.
Besos de MA .

Amapola Azzul dijo...

Me ha gustado esa forma de afrontar el dolor de manera que no nos impida seguir nuestro caminar.

Un beso,es reconfortante encontrar estas palabras de aliento y optimismo en tu blog.

MiLaGroS dijo...

Tendré en cuenta lo de borrar las penas caminando. Muchos besos. Muy bello

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La pena, puesta ahó en el verso, pero tan real y palpitante como cuando uno la vive, como si no fuera capaz de sacarla, y si es posible, porque como lo dices, hay que echar a caminar. La vida no se detiene. UN beso enorme. Carlos

Samuel Rego dijo...

En cada paso muere una pena
y en estos versos
las tristezas.

Leerte y reconfortarse son, sin duda, sinónimos.
Un beso, una sonrisa.... y otro beso.

guillermo elt dijo...

Muchas veces, en la vida, vamos por un camino y nos quejamos constantemente de las pequeñas piedras del sendero, sin darnos cuenta del inmenso cielo azul que nos cobija, y la gran meta a la que nos dirijimos.

Besicos.

Maripaz Brugos dijo...

Esas pisadas que coforman nuestro vivir, estan llenas de risas y llantos, lo has descrito con tu belleza habitual.

Te dejo un beso cariñoso

Alma Mateos Taborda dijo...

Sucede que el tiempo cura las heridas, aunque de vez en cuando, las cicatrices duelan. Bellísimo trabajo! Un abrazo grande.

La abuela frescotona dijo...

QUE FÁCIL ATRAPA TU SENSIBILIDAD LAS PALABRAS, PARA DECIR COSAS TAN BELLAMENTE EXPRESADAS.
LILIANA G. QUE BONITO DICES TUS ESCRITOS. UN ABRAZO QUERIDA AMIGA

Liliana G. dijo...

El mensaje es el que da sentido al poema, Kiki, no sé transmitir los sentimientos sin transmitir algún mensaje, cualquiera que este sea.

Muchas gracias :)

Cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola MA! Fue un verdadero gusto pasar por allí, y allí me tendrás cada vez que pueda. Estoy encantada de haberte escuchado.

¡Gracias!

Nos veremos el próximo mes :)

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Y es muy gratificante encontrar gente como vos, querida Amapola, que se sienta abrazada por estos versos, ojalá que pueda contagiarte mucho más optimismo :)

Gracias de todo corazón.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Por lo menos hay que probar, Milagros, todo depende de cada uno...

Gracias, amiga.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Eso mismo, Carlos, la vida no se detiene ¿por qué nos vamos a detener nosotros entonces? El transcurrir es independiente del hombre, de modo que debemos elegir entre seguirlo, y quedarnos a mitad del camino.

Muchas gracias, Carlos, siempre es bueno seguir tus reflexiones.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

¡Hola Samuel! No hay nada que me gratifique más, que pensar que mis versos han llegado a destino, hoy han llegado al tuyo y estoy feliz...

Gracias, querido amigo.

Muchos besos y muchas sonrisas :)

Liliana G. dijo...

Es cierto Guille, como decimos por aquí, "nos quejamos de llenos". Y es así. A vecdes no nos damos cuenta de las cosas importantes que nos rodean, y trastabillamos con el primer guijarro que se nos cruza en el camino. Lo ideal es ¡patearlo! :)

Gracias, Guille.

Besicos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, querida Maripaz, siempre es un gusto encontrarte.

Otro cariñoso beso para vos.

Liliana G. dijo...

Hola Alma, es verdad, pero dejemos que esas cicatrices duelan sólo los días de lluvia, como corresponde :)

Muchas gracias por pasar y por tus palabras.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Lo que pasa abue, es que también de tu parte hay una gran sensibilidad, si no la hubiera, estos sencillos versos no te hubieran llegado.

Muchísimas gracias, querida "Frescotona" :)

Besos, abrazos y cariños.

Mercedes dijo...

Querida Liliana, no traes un sabio consejo en forma de poema: "¡Olvídate de las penas,
bórralas con el andar!". No es tan fácil, pero lo intentaré.
Un fuerte abrazo.

Juan Sin Nombre dijo...

Un poema donde la musicalidad del mensaje, va más allá del verso y se instala en la armonía y el ritmo. Muy bueno, Lili, qué decirte que ya no te haya dicho.

Besos, cariño.

Estrella Altair dijo...

Que bonita.. sentida y vital.. olvidar las penas.. o llevarlas junto a la felicidad... en ningún caso que no puedan con nosotros.

Un besazo

Anónimo dijo...

Se hace lo que se puede, mi Señora,... Sigo camino por Flandes.

Gestos buscando sendas variados.

caminante dijo...

Permiteme, querida amiga, que haga míos tus versos con los que me identifico.
Algún día llegaremos a Itaca.

Que no te canse el camino
que no te hiera la senda
Cuando alcances tu destino
gozarás tu vida plena


Un beso

Dyhego dijo...

"Se redimen al llorar"
¡Qué razón tienes, el llanto borra y libera!
Salu2.

Liliana G. dijo...

No dije que fuera fácil, Mercedes, poder lograrlo es el fruto del esfuerzo de cada uno. Seguramente podrás... ;)

Gracias, querida amiga.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Nada Juan, ya me dijiste todo que querías decirme, sólo con no decirlo :)

¡Gracias!

Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

Ese es justamente el mensaje, Estrella... ¡Que no puedan con nosotros! Manejémoslas nosotros, como le decía a Mercedes, no es fácil, pero se puede.

Gracias, Altair.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Y bien que hacéis don Rodrigo, el camino es largo y la vida es corta, aprovechadla, que no os quede sendero por transitar, ni amores por los que volver. El hoy es hermoso, y el ayer, el ayer también lo es...

Y si por esos caminos de Dios, os encontráis con mi Señor, decidle que mi nostalgia por él se nutre de la ilusión por su regreso.

Nostalgias por mi Señor, varias :)

Liliana G. dijo...

¡Precioso, querido Caminante! Seguiré en busca de mi destino tratando de no cansarme por el camino. Mientras tanto, disfruto de tus poemas y de tu amistad :)

Muchas gracias.

Besos.

Liliana G. dijo...

El que sabe, por algo lo sabe, Dyhego, jajajajaja

Gracias, amigo mío.

Besotes y cariños.

RICARDO MIÑANA dijo...

El tiempo va curando las heridas en nuestro
cotidiano caminar por la vida.
Excelente y reflexivo verso Liliana,
felicidades por tan bellos poemas.
que tengas una feliz semana.

Marcos dijo...

No hay heridas que el tiempo no cure, ni pena que se quede en el corazón mientras se tengan ganas de vivir. Y como el vivir, es caminar... caminemos...

Muy buen mensaje, Lili, tus poemas tienen esa capacidad de entrar por los ojos, el corazón y la cabeza.

Un cariño enorme.

Rosario Robredo dijo...

Hermoso poema Liliana...me encanta poeta!!!
Buen día amiga!

Un beso

Liliana G. dijo...

Es cierto, Ricardo, bien dicen que "el tiempo todo lo cura"...

Muchas gracias amigo, que tengas una excelente semana.

Besos.

Liliana G. dijo...

Comparto tus palabras, Marcos, pienso lo mismo.

Gracias por tus cálidas palabras :)

Cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola querida Charo! Muchas gracias amiga. Tu visita es un gusto.

Un beso grande.

esteban lob dijo...

Hola Liliana:

Qué mejor manera de dejar atrás las penas...que seguir abriendo caminos.

Un beso.

Elyam dijo...

Buena reflexion, gran manera la tuya de
escribir...
Saludos.

Florence M.F dijo...

"Caminante son tus huellas
El camino nada más;
caminante no hay camino
se hace camino al andar." A.M
Bello y musical.
Saludos.

Mar dijo...

¿Olvidar las penas?... ¿Y cómo se come eso?. ¿Tienes la receta, Liliana?... Si es así, dímela.

Mil besos y mil gracias por tus comentarios y palabras tan cariñosas. De verdad, con el corazón.

Liliana G. dijo...

Eso es lo que yo pienso, Esteban, será que uno ya pasó tantas veces por ese camino, que se dio cuenta de que puede proseguir por otros :)

Muchas gracias, amigo mío.

Un abrazo inmenso.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Elyam, bienvenida.

Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

Machado es uno de mis favoritos :)

Gracias, Florence.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Olvidar las penas, querida Mar, obviamente es una metáfora con la cual quiero significar, que a pesar de tenerlas y de sufrirlas, no nos debemos detener en ellas, sino seguir nuestro camino.
Sí, querida Mar, tengo la receta, y es apostar al futuro, no perpetuarse en la pena, la batalla la tenemos que ganar a costa del esfuerzo. Nunca dije que fuera fácil, lo que digo que es posible y que todo depende de la forma que tengamos de encarar la vida. Recetas mágicas no hay, esas son para las pelis. Y esto te lo puede decir, alguien que sigue caminando a pesar de las dificultades grandes que tuvo y tiene en la vida. Asumo, que si yo puedo, también los demás podrán hacerlo. Mientras tanto, sigo aprendiendo de la vida y de los demás, y seguiré aprendiendo mientras viva :)

Gracias, dulce.

Un beso grande, grande.

Mar dijo...

Muchísimas gracias, Liliana. Eres un amor.
Un beso enorme.

apm dijo...

Lili, un poemazo precioso, con esa maravillosa metáfora del camino y la senda que cada quien ha de buscar y ha de andar... ¿te acuerdas de Antonio Machado cuando decía aquello de caminante no hay camino, se hace el camino al andar?, decis lo mismo los dos... caminante que estas buscando tu senda, detente, olvida tus penas y bórralas con el andar... !precioso Lili!!!. Y preciosisima también la foto que has puesto en la entrada, con esa carretera sinuosa, esos colores ocres y verdes de los árboles y la luminiosidad difuminada por todos lados...

Un besote reina, ya sabes, uno de esos gorditos y sonoros

//elojodelhuracan// dijo...

Estupendo poema y mejor mensaje, da gusto leerte.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Y vos un dulce de leche, Mar :)

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Claro, I am, como para no acordarse de Antonio Machado, aún tengo a mano el libro de poemas que me compré siendo adolescente. Las páginas están todas amarillas y tiene olor a libro viejo... ¡Qué divino! Es uno de mis autores preferidos. Y como si eso fuera poco, me he pasado la vida escuchando a Joan Manuel Serrat, cantando ese poema :)

Muchísimas gracias amorosa, y gracias por esos recuerdos que has hecho aflorar.

Besotes bien gordotones.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias por el elogio, //elojodelhuracan//, y gracias por tu visita.

Cariños.

Patricia 333 dijo...

Eterno caminante
que sigues buscando
tu senda
detente y escucha…

¡Olvídate de las penas,
bórralas con el andar!

Caminante no hay camino se HACE camino al andar

Feliz de poder seguirte , es un HONOR para mi que visites mi humilde Blogg

Muchos besos de esta Mexicana que te admira

María dijo...

Eso, Liliana, olvidémonos de las penas, y dejemos que la luz entre en nuestros ojos y en nuestro interior

Me encanta la imagen del encabezamiento, ese contraste azul con el verde, es precioso.

Feliz día.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

¡Bienvenida Patricia! El honor es mío de recibirte en este espacio y de saborear tus cálidas palabras.
En tu blog se respira Amor y Luz, felicitaciones.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Hola querida, María, es verdad, la imagen es hermosa y me pareció adecuada para el poema.
Todos nuestros caminos están alumbrados por una luz, buscarla con el corazón nos anima a seguir adelante porque nos indica el camino.

Gracias, amorosa :)

Un beso gigante y feliz fin de semana.

Blue dijo...

Liliana, hermoso poema! y gracias por tu generoso comentario, que viniendo de tí,me anima a seguir en este camino ,puedo decirte que mi olvido, aún tiene memoria, seguiré tu consejo,
Gracias por este bello poema esperanzador!
abrazos
Blue

Liliana G. dijo...

¡Muchas gracias, Blue! Bienvenida oficialmente a este blog :)

Querida amiga, siempre tendremos memoria, el caso es, que teniéndola, podamos recordar no sólo los infortunios que nos tapan el sol, sino también los maravillosos momentos que nos ha regalado la vida.

Un beso gigante.

Gala dijo...

Las cicatrices que el paso del tiempo quedan en el alma son muy dificiles de sanar.
Intentamos buscar nuevos horizontes pero ese dolor va haiendose presente con cada amanecer.

Mi felicitación por tu forma de escribir.

Un besito

Liliana G. dijo...

Justamente esas cicatrices, con el tiempo dejan de doler, Gala, ningún dolor es eterno. Lo que siempre queda es el recuerdo y la nostalgia, pero estos, lejos de dolernos, nos muestran cuánto hemos caminado en la vida, y cuánto hemos aprendido...

Gracias, amorosa.

Un beso gigante.