miércoles, 25 de agosto de 2010

PARADOJAS


Sentada en el viejo parque
de un hospital cualquiera
bebo la brisa fresca
rodeada de gatos y de poemas.
Ventanales carcomidos
por el tiempo y la espera,
balcones con rejas oxidadas
que horadan los muros de piedra.
¿Qué destinos cambiarán
del otro lado de las paredes
que me rodean?
Las altas plantas, casi ausentes,
sus grandes hojas menean
como ahuyentando a la muerte,
como ahuyentando a las penas.
Y más allá del dolor
que se pierde entre la espera
se escucha un llanto que nace
a la vida y a la entrega
bosquejando con sus plegarias
cantos de amor, de risas
y de quimeras.

84 comentarios:

Ricardo J. Román dijo...

Hermoso escrito, amiga.

Ando un poco triste para comentar, pero en cuanto me sienta mejor, lo haré.

Saludos!

Liliana G. dijo...

No importa que no me comentes, sólo me importa que no estés triste, Ricardo. La tristeza nos coarta nuestras libertades, hay que darle tiempo a que le crezcan alas para que vuelen lejos de tu vida.

Mi agradecimiento hacia vos, querido amigo, es doble por eso mismo.

Un beso grande.

Taty Cascada dijo...

Son las millones de paradojas de la vida, la que nos hacen sentir que cada segundo de vida es único. Que detrás del dolor una rosa nace, y un niño grita su presencia...Es la vida que late en los tejados de los hombres.
Un beso.

Nirvana dijo...

Muerte y vida en un singular poema que nos habla precisamente de esas paradojas insoslayables del trascender. Esta realidad, se manifiesta entre tus versos con naturalidad propia y con ese toque de esperanza que guían siempre tus trabajos.
No hay tema que no toques, ni poema tuyo que no merezca ser leído una y otra vez.

Besos, genia ¿ya te lo dije? :))

LEONORCITA dijo...

QUÉ BONITO. Esa es la gran paradoja de la vida.....por un lado se va y por otro surge. Mientras unos rien otros lloran, mientras unos sufren otros gozan, mientras unos aman otros esperan o añoran.....PARADOJAS.

Besos......Leonorcita

salmorelli dijo...

Precioso poema, que muestra como siempre tu facilidad de inspiración, muchos besos amiga.

Mary dijo...

Paradojas de la vida,yo siempre me digo a mi misma,no te quejes que detras siempre hay alguien que esta peor,como dice Leonorcita, unos rien,otros lloran,unos se lamentan y otros dan gracias,en fin paradojas de la vida.

Un beso Reina¡!

El alegre "opinador" dijo...

Si las hojas pudieran ahuyentar a la muerte...
Besos.

Meulen dijo...

Hermosa reflexión estimada Eliana

Todo se da en la antesala de un hospital, que mas de las veces nos lleva el dolor , pero también el renacer de la esperanza en un llanto nuevo...

La vida se abre entre los muros de la desesperanza...

Mi saludo afectuoso!

Roberto Esmoris Lara dijo...

Es un texto inmenso, LI, la revelación en esos parques del destino que siempre se abren detrás de las ventanas de los hospitales. Dolor-esperanza-padecimiento-vida que nace y sobrevuela el follaje como un ángel.
Es hermoso, Li, hermoso!
Abrazos, amiga del alma

Liliana G. dijo...

Es justamente de esa manera, Taty, si la vida no tuviera sus paradojas, dejaría de ser vida. Cada cosa tiene su opuesto, cada opuesto libra su propia batalla para ser reconocido.

Muchas gracias, amiga.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Sí, ya me lo dijiste, Patri, pero no me ofendo si seguís haciéndolo :)

La esperanza es la que mueve al mundo, por lo tanto, para que cada poema se mueva en el sentimiento de quien lee, también debe tener a la esperanza siempre presente.

Gracias, nena.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

La vida y la muerte, son dos filos de la misma arma. En el permanente movimiento del ser, es quien corta los hilos del destino y quien ofrece el obsequio del resurgir permanente. Paradojas sobran, sentimientos también...

Muchas gracias, Leonorcita.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola Tomás! Qué alegría encontrarte por aquí (es que estoy tan perdida que si no me vienen a buscar a casa, nadie me encuentra :)

Muchas gracias, querido amigo, tu visita es un placer.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Es verdad Marita, las cosas son así, pero no hay que conformarse con los reveses que nos da la vida, sabemos que siempre nos aguarda una sorpresa cuando menos la esperamos. Esa es la magia de la esperanza.

Gracias, amorosa.

Besotes a granel :)

Liliana G. dijo...

Por lo menos, la metáfora lo intenta, Opi :)

Gracias, amigo.

Besos mil.

Liliana G. dijo...

Es justamente en un hospital donde se ven en forma más patente las dos caras de la misma moneda: la vida. Es allí donde las alegrías y tristezas están tan cerca y a la vez tan lejos de ellas mismas.

¡Gracias!

Un fuerte abrazo, Meulén.

Liliana G. dijo...

Ni que lo digas, REL, y de eso, alguien que conozco desde siempre, sabe mucho (fijate que hasta tiene mi nombre :)

La realidad y la utopía conviven en un hospital, con una naturalidad increíble. Esto me movió a escribir el poema, que por cierto, tiene muuuuchos años.

Gracias, querido amigo y compinche del time tunnel. Cuando pare un poco el frío nos vamos a dar una vueltita. A propósito ¿los pasajes se sacan en Retiro o en Once? :))

Luciernagadeluz dijo...

Querida liliana después de casi dos meses alejada de mi espacio un poco obligada, regreso para deleitarme de las letras de mis amigos entre ellos tú, es un placer seguir tus letras. espues de leerte me siento afortunadaa pesar de todo gracias querida amiga por acariciarme el alma un beso grande

El Naranjito dijo...

Es un placer leerte a primera hora de la mañana. Empiezo el día de otra forma.
Gracias Liliana y a tus pies.

Charly T. dijo...

Tu poema es todo imagen, se ve y se palpa con un realismo lúcido que nos ubica en el lugar y nos transmite las emociones del momento,
Excelente, Liliana, en pocas palabras nos das motivos de reflexión.

Besos

Dyhego dijo...

LILIANA:
La palabra "hospital" hace que todo el poema cobre unos sentimientos más personales.
Me recuerdan momentos tristes.
Pero no es hora de tristezas y me alegro por tu hijo y su licenciatura.
Salu2.

Soy beatriz dijo...

Que belleza Lili, que belleza, tristemente profunda. Me roza el alma en un momento especial, donde la escritura de mi novela va pasando por costados similares.
Muy profundo y excelentemente escrito. Es bellísimo. Mis felicitaciones!!!!!

Un beso grande!!!

Carrachina dijo...

mi querida Liliana toda pasa y todo queda, yo paso surcando caminos...asi es la vida.
la vejez y la niñez, crei una vez que a medida que uno se hace mayor vuelve a ser niño y no hay ninguna manera más bella de nacer a la vida.
muchos besos de tu amiga ¨Carrachina soñadora, que como ves sigue soñando cada dia.
un abrazo en la inmensidad dibujado en el mar que nos separa y también nos une.

//elojodelhuracan// dijo...

Vida y muerte, dolor y alegría... cuando las paradojas se tocan, sacuden al ser humano por antagonismo inconcluso.
Tu poema es bellísimo, en él has descrito, en pocas palabras, una realidad que a veces desconcierta, y lo has hecho con la calidad y calidez que te caracteriza, Liliana.
Un gran beso.

Adolfo Payés dijo...

Me pierdo ante tus versos.. Con respeto y admiración calco para siempre..



Siempre es un inmenso placer leerte..



Un abrazo
Saludos fraternos...

Que tengas un bello día...

Que disfrutes de un hermoso fin de semana....

TORO SALVAJE dijo...

Unos mueren.
Otros nacen.
Entre las mismas paredes.
Y tu lo escribes.
Bello poema Liliana.

Besos.

Adriana Alba dijo...

Lili has escrito momentos áridos, que todos hemos vivido alguna vez...
Pero tu pluma como siempre nos protege hasta de "esos recuerdos" con asombrosa dulzura.

Gracias y abrazos.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Luciernagadeluz! Bienvenida una vez más. Siempre que nos alejamos es por una razón ajena a nosotros y todos estamos expuestos a ello, entre los que me incluyo :)

Gracias por acordarte de mí y por tu calidez.

Un beso grande, amiga.

Liliana G. dijo...

Qué dulce, Carlos Manuel :)

Muchas gracias, querido amigo, también con tus palabras es hermoso comenzar el día.

Un besote.

Liliana G. dijo...

Cuando me dicen que con lo que escribo se puede reflexionar, me da un cierto orgullo y una sensación de plenitud...

Gracias, Charly.

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola Dyhego! Se te extrañaba :)

Así es, querido amigo, a mí también me asaltan recuerdos ingratos, pero justamente para exorcisarlos quise presentar la contracara del dolor, la de un niño que nace como una bendición de la vida.

Gracias por tu comentario y por tu felicitación (esta madre sigue eufórica :))

Besos.

Liliana G. dijo...

Siempre en un punto, lo que leemos nos roza, pues todos de una forma u otra hemos pasado por lo bueno y lo malo de la vida.
El tema es afrontar los infortunios con cara a un futuro mejor.

Muchísimas gracias, Beatriz.

Besotes :)

Liliana G. dijo...

Y seguirás surcando caminos de sueños y de versos, Carrachina, no lo dudes, quien ha nacido con el don de escribir y de soñar, nunca se aparta de ellos, antes bien, le crecen alas.

Gracias, querida amiga.

Un beso gigante.

Liliana G. dijo...

Las paradojas existen queramos verlas o no, no se puede elegir lo que es parte de nuestro pasar en la vida, pero sí se puede elegir la forma con que se afronta cada momento.

Gracias, //elojodelhuracan//.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, estimado Adolfo, la calidez de tus palabras me alientan a seguir haciendo de las letras, el camino por seguir...

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Gracias de todo corazón, querido Toro. Me encanta tenerte cerca :)

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Justamente eso traté de hacer, Adriana, me siento sumamente gratificada de saber que he logrado mi cometido...

¡Gracias!

Besotes.

Samuel Rego dijo...

El comienzo es el principio del fin, el fin sólo es otro comienzo. Y así conviven, con tanta naturalidad en el tránsito permanente del humano.
Naturalidad y frescura en tus versos.
Un besito

Liliana G. dijo...

Sin dudas, Samuel, los polos opuestos se atraen y se tocan, es la ley de la vida.

Muchas gracias, querido amigo.

Besotes :)

Lorenzo dijo...

El dolor, la muerte, la esperanza, la poesía, la vida... ¡Liliana! Lo esencial de la existencia condensado en un hermosísimo poema. Felicidades, amiga

Bicefalepena dijo...

La alegría en la pena. Quien solamente vive penas vive poco, pero tanto como el que las mata sin beberlas.
Precioso poema...

Linus dijo...

La vida y la muerte, resumidas en unos cuantos versos. Cuando se tiene en claro quiénes somos y adónde vamos, ya no hay necesidad de tantas explicaciones, tan sólo de honrar la existencia. Y tú, mi querida niña, la honras en cada poema que nos regalas.
¡Enhorabuena!
Un beso que la distancia no detendrá nunca.

Sneyder dijo...

Regreso, y espero seguir su estela.

He sentido tu poema de manera especial, he sentido la muerte, la esperanza…y un despertad, he ahuyentado los miedos y me he aferrado a la vida.

Un besote

Liliana G. dijo...

Mi felicidad se completa sabiendo de que has leído mis poemas, Lorenzo.

Gracias de todo corazón, querido amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Bicefalepena, muy buen pensamiento.
Te doy la bienvenida a este espacio.

¡Gracias!

Cariños.

Liliana G. dijo...

Querido Linus, sólo sabiendo quiénes somos y adónde vamos, es que realmente vivimos, tenés toda la razón.

Muchas gracias.

Otro beso (es cierto, la distancia no podrá detenerlo :)

Liliana G. dijo...

¡Hola Sneyder! Se te extrañaba amiga :)

Si mi seguir la estela de mis versos te produce esas vivencia, no sólo me doy por satisfecha sino que también me siento afortunada de tener una lectora con tu sensibilidad.

¡Muchas gracias!

Un beso grande.

Kiki Nikon dijo...

Cuando le prestamos atención a las cosas pequeñas, es cuando nos damos cuenta de lo grande que son.
Hermosísimo poema donde se desnudan esas paradojas que fluyen entre la vida y la muerte.
Un placer visitarte, Liliana.
Buen fin de semana, besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Qué mejor espacio, que un hospital,a donde se acude cuando el dolor desde todas sus puntas: físico, psíquico, moral, se instala adentro, y en medio de los quiebres de la salud, la vida es un filme de reflexiones, pensamientos sobre la vida misma y la muerte. Cuántas imágenes suscitan tus versos...un beso. Argivo

Alas.rotas dijo...

Paradoja? Es una idea extraña, opuesta a lo que se considera verdadero a la opinión general, los sueños y aptitudes de las personas que perdieron el norte y que de vez en cuando tienen que reflexionar. Me gusta un beso.

Liliana G. dijo...

Así es Kiki, sentarse a mirar con otros ojos, con los ojos de la vida, los que aprehenden cada pequeño detalle, nos da la satisfacción de poder ver siempre un poco más allá.

Gracias, amiga. Buen fin de semana.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Me quedo con eso de que "la vida es un filme de reflexiones", es una buena manera de darle al poema la connotación que le quise dar, sí, ya lo creo...

Muchas gracias, Carlos.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Todo en la vida tiene su opuesto, la vida misma está repleta de contradicciones, si reflexionamos sobre ellas tal vez descubramos ese norte, Ramón.

Muchas gracias, querido amigo.

Besos.

HUMO dijo...

Vaya uno a saber...el destino, que tipo incierto :)

Besos lili, me encantan tus poemas!

Cariños!

=) HUMO

La abuela frescotona dijo...

NINGUNA FUERZA DETIENE EL ANSIA DE VIVIR, ELLA LLEGA A COMO DE LUGAR, MIENTRAS ELLO SUCEDA, LA ESPERANZA DEL HOMBRE EXISTIRÁ.
ELLA, LA VIDA, TAMBIÉN BUSCA SU OPORTUNIDAD DE SER.
ABRAZOS, LILIANA G.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Humo, por eso hay que ir pisándoles los talones :)

Gracias, amorosa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

La vida se abre paso incluso hasta donde menos pensamos, abue, tenés razón. Y qué decir de la esperanza, sin ella, la vida se quedaría a mitad del camino...

Gracias, querida abue.

Besos mil.

Amapola Azzul dijo...

El llanto de un recién nacido siempre esta cargado de vida y esperanzas como tus poemas.

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Amapola, y tus palabras están cargadas de cariño :)

Besos, amiga.

Marcos dijo...

Tu poema honra los momentos duros, acercándolos a la vida nueva, a la vida que dará futuro al mundo, en otras palabras, a la esperanza.
Bello, puro sentimiento y delicadeza en tus versos.

Besos.

Paloma Corrales dijo...

Mi querida amiga, ya te han dicho tanto que es imposible no rpetirse, sólo añadiré que tiene tu sello, esa manera tuya de enfrentar los temas más profundos con una sencillez que se cuelga del alma,

Besos, una cifra con muchos ceros.

Ps. el verano me ha tenido liadísima de trabajo, pero no te olvido, eres imprescinble.

Liliana G. dijo...

Sin esperanza no hay vida que se precie de tal, Marcos, es por eso que en todos mis escritos revalorizo los sueños y las esperanzas :)

Gracias, amigo.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

No hace falta decir nada, Paloma, me alcanza con que estés :)

Eso de "liadísima" me suena muy, pero muy familiar, es el estado perpetuo en que me encuentro, por lo tanto te entiendo ¡y cómo!

Muchísimas gracias, amorosa, aquí estoy para cuando quieras y puedas.

Un besote inmenso.

Juan Sin Nombre dijo...

La vida, con su perpetuo vaivén de alegrías y dolores, pintada en forma magistral a través de tu poema. Un lugar poco frecuente para dar a luz estos hermosos versos.
Un beso.

Loren Simón dijo...

Besosssssss lo primero...
a mi vuelta, dulce amiga Liliana.
Magníficos versos, como siempre y paradojicamente como misteriosa es la vida entre el dolor más hiriente una luz de alegría puede alumbrar la oscuridad.
De nuevo con la delicia de disfrutar de la literatura de tus palabras,¡¡qué bien¡¡
Abrazos de cariño para tí.

MA dijo...

Querida Liliana he recibido dos premios hoy día internacional del blog en el blog de MA y estoy repartiendo los premios por los blog amigos y tu blog y tú lo mereceis de corazón .

Un abrazo y felicidades puedes pasar a recogerlo y lucirlo en tu blog con tu luz bloguera .


Besos de MA amiga.

Xanadú dijo...

Que la vida fluya a su libre albedrío. Sufriendo aprendo a sufrir y a vivir. Así apreciaré cada amanecer como el más hermoso, agradeceré cada afecto prendido en mi piel, cada instante de alegría, cada beso, cada risa, cada poesía .

Liliana
No he tenido tiempo de leerte porque casi te acabo de descubrir. Merece la pena y mucho, prestarte atención.
Aprovecho desde aquí para saludar, porque sé que no te molestará, a un excelente escritor( Salvador Robles Miras)Gracias a ambos, por deleitarnos con vuestra pluma.

Liliana G. dijo...

La vida es eso, querido Juan, alegrías y dolores, cómo podría escribir sobre una sin escribir sobre el otro.
Cuando surge la poesía no se fija el lugar donde nace :)

Gracias, amigo.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Loren! ¡Bienvenida nuevamente! Tu ausencia se hacía sentir, valga la paradoja :)

Muchísimas gracias por tus cálidas palabras, Loren, son una caricia para el alma.

Un besote.

Liliana G. dijo...

¡Muchas gracias, MA! Me lo traeré con todo cariño, tu reconocimiento me pone el corazón contento :))

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola Xanadú, bienvenid@!

Quien diga que no ha sufrido, es porque no ha vivido y tampoco ha amado. Aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, nos hace libres para disfrutarlas y atesorarlas desde lo más profundo de nuestro ser.

Agradezco de todo corazón tus cálidas palabras. Estás en lo cierto, no sólo no me molesta que saludes a Salvador Robles, sino que me halaga sobremanera de que lo hagas desde aquí. Es un gran amigo y un gran escritor, su pluma hace que la literatura se agigante.

Muchísimas gracias.

Un beso.

MA dijo...

Querida Liliana puedes llevarte a tu blog , el premio del día internacional del blog 2010.
Lo recibí dos veces y me he saltado las normas en el ultimo premio y tu estas premiadas con el, en tu blog, es el día del blog 2010.

Besos de MA y gracias por aceptarlo.

HOJAS CAIDAS dijo...

Melancólicas letras Liliana, que plasman tu sensibilidad, un agrado pasar por tu blog y leerte nuevamente... que tus días sean hermosos...

Un abrazo a la distancia...

Sylvia M.

Capitán dijo...

Casi puedo escuchar las hojas que mueve el viento, fabuloso.

Un abrazo

Liliana G. dijo...

Ya me lo traigo, MA, cómo no lo voy a aceptar. En cuanto a las "normas", no te hagas ningún problema, amiga, siempre me salteo todas en este sentido, es que yo creo que los premios deben ser incondicionales y que lo único que cuenta es que deben ofrecerse y recibirse con cariño :)

¡Gracias! Besos.

Liliana G. dijo...

¡Hola Sylvia! Es un gusto encontrarte :)
No sé si este poema expresa melancolía o intenta validar las dos caras de la vida, lo único que cuenta es que se lea con una sensibilidad como la tuya...

Gracias Syl, un beso grande.

Liliana G. dijo...

Gracias, Capi, es un gusto volver a encontrarte en mi Bitácora. Me alegra sobremanera de que hayas vuelto con "las pilas cargadas", es decir, con las energías renovadas.

Un cariño grande.

Marga Fuentes dijo...

Las contradicciones de la vida, mi querida Liliana.
Qué bien lo has sabido expresar. Qué bien escribes.
Me encanta el giro de modernidad que le has dado a tu bitácora.
Preciosas fotografías.
Un beso enorme, querida amiga, y gracias por tus palabras tan cariñosas que dejaste en mi casita.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Marga! ¡Qué gusto encontrarte!

Las contradicciones de la vida las tenemos en nuestras propias narices, creo que a todos nos han rozado alguna vez...

Muchas gracias, querida amiga, por tus cálidas palabras y por tu inestimable presencia.

Un beso gigante y un abrazo de oso :)
Nos vemos...

**Andrea** dijo...

Entre las metáforas de tus versos se adivina la imagen única de ese momento, en ese lugar donde surgió el poema y la reflexión.
Maravillosa forma de expresarlo.

Besos, Lili.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Andrea, gratifica compartir nuestras reflexiones.

Un beso.

Alicia María Abatilli dijo...

Eres tan auténtica al escribir, uno siente que te desangras en cada poesía. Eso te hace una grande en este hermoso arte.
Alicia

Liliana G. dijo...

Alicia, creo que has dado con la palabra justa, esa que muchas veces sentimos que nos identifica pero que pocas veces encontramos. Es cierto, siento que me desangro en cada poema, en cada verso, en cada palabra... sólo una persona de tu exquisita sensibilidad, puede explicar lo inexplicable.

Gracias de todo corazón, amiga.

un beso grande.