miércoles, 19 de enero de 2011

LA MUERTE DEL POETA



Quebranta la muerte en su agonía de lanzas
los acantilados del alma herida y confusa
haciéndole creer que es suave en su mansa
espera de mantos, de noches ciegas
y de manos juntas.
Con su cadencia de triste espanto, danza…
tranquila, dúctil, afilando las gastadas puntas
en la polvorienta esquina de la negra estancia
donde el hombre ha inmolado en el silencio
a sus musas,
allí donde el verso sin remedio se desangra
sobre un pentagrama sin corcheas y sin fusas.

Seleccionado por ArtGerust para su Antología 2011
Autora: Liliana G.

100 comentarios:

Charly T. dijo...

Asumo que este es otro de los poemas en homenaje a José Hernández, un excelente trabajo que lleva a la cúspide de los sentimientos al amor por los versos del poeta de Orihuela.

Bellísimo, Lili.

Besos

MAJECARMU dijo...

Liliana,bello homenaje al poeta que muere lentamente en la "negra estancia" aferrado a sus versos y a sus musas...Aún respira versos en la soledad de la cárcel,mientras la noche lo acoge consciente del delirio y la agonía.
Bellas metáforas "lanzas"que danzan y se clavan,acentuando el dolor prosaico y silencioso.
Mi felicitación por tu síntesis-trágica,donde contrasta la suavidad del ritmo con la crudeza del contenido.
Mi abrazo grande por tu rotunda elegancia y buen hacer.
M.Jesús

Mary dijo...

Un poeta nunca muere,los grandes poetas siempre serán recordados, quizás sus musas se posan en otros grandes poetas para que se le rindan bonitos homenajes como este... Allí donde el verso sin remedio se desangra sobre un pentagrama sin corcheas y sin fusas,siempre esta Liliana para alimentar sus musas.

Precioso Lili.

TKM:o)

Mercedes Pinto dijo...

Podrá morir el hombre, pero la muerte jamás vencerá al poeta. Qué precioso poema nos has traído. Ha sido un verdadero placer.
Un abrazo.

~ El Capitán Escarlata ~ dijo...

Alguna corchea quedará, mi Señora,... cuando Vuestros versos suenan a música.

Expresiones que se desangran varias.

Quino dijo...

Has elegido un genial poema... donde el contenido de podrá morir el hombre, pero nunca la poesía...

Besiños con cariño, Liliana.

Adriana Alba dijo...

En un proceso similar al de los magos, los poetas alteran su propia realidad, en divina magia para quienes tenemos el privilegio de leerlos.

Y sólo morirán si los olvidamos.

Gracias Lili, por ser "maga" un abrazo inmenso.

Pluma Roja dijo...

Un bello homenaje al poeta.

Bien dicho Liliana.

Besos.

Marymar dijo...

Bellísimo, Liliana, has dejado una caricia en la tumba de un poeta excepcional. Sinceramente conmovedor.

-Besos-

AiRaMeR dijo...

por mucho que muera quien escriba sus letras vivirán durante toda la eternidad!!!!!!!

como siempre me dejas con la piel de gallina jejeje

pásate por mi blog que tienes un premio!!!!!!!!!!!!!!!!!

besitos

princesa_ dijo...

Para mí has elegido uno de los mejores poemas cantando a la muerte y la vida. Si bien es cierto que el poeta nos ha dejado no lo hará nunca su poesía.
Creo que todos tus comentaristas estamos en el fondo un poco de acuerdo porque hay personas que no conocimos pero sí nos hemos empapado de ellos que hasta en temas musicales somos capaces de reconocerlos.
Y exiten las que están, con las que convivimos día a día...como tú, a la que queremos, a la que siempre atribuimos elogios en vida porque dejar las cosas que se sienten para un después es algo que siempre nos has enseñado magistralmente a no hacer.
Te quiero Lili.
Gracias por el homenaje al poeta, y gracias por dejarnos contigo reviviendo cada día lo que es la poesía.
Mi mejor beso.

Meulen dijo...

Nunca se muere
quien ha sembrado en versos la vida misma...
y si eso ha sido palabra que ha marcado caminos para otros
...no le conozco sinceramente
pero ya es un compromiso ir a ver su poesía ...y como antes dicen tu poema es certero, trascendente ...en la descripción y el sentir que se hace verbo en esos días cuando la muerte esta demasiado cerca y es imposible llegado el momento de esquivar...

Muere la carne , pero el espíritu sigue vivo!

Saludos!

Liliana G. dijo...

Has asumido bien, Charly, además, en los últimos poemas hice la aclaración de que son los seleccionados por ArtGerust, justamente para que se sepa que son parte del homenaje a Hernández.

Muchas gracias, amigo.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Justamente, María Jesús, la crudeza de una muerte trágica, más aún, la de un joven poeta encarcelado, merece esa suavidad de ritmo a la que hacés referencia. Allí radica el homenaje, en la metáfora cuidada, que transforma el dolor de los versos en la ofrenda de una caricia.

Muchas gracias, querida amiga, siempre es un placer detenerse en tus mensajes, tan certeros como comprometidos con el arte.

Un fuerte abrazo y todo mi cariño.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Marita, los poetas nunca mueren, ni los pequeños ni los grandes, y todos merecen el privilegio de dedicarles, al menos, un poema de homenaje. No es el caso de Miguel Hernández, por cierto, este magnífico poeta ha recibido loas a granel, mi pequeño aporte es la ofrenda personal que le dedico, alimentada por esas musas, las musas que compartimos todos los "hacedores de poemas".

Gracias, amorosa, tu comentario es una ternura :)

Besotes. TKM

Liliana G. dijo...

Es cierto Mercedes, el hombre muere, el espíritu de sus letras, lo trasciende y lo agiganta.

Muchas gracias, querida amiga.

Un abrazo grande.

Liliana G. dijo...

Mi Señor, además de ser un caballero y un soldado, sois una ternura de hombre. Mis versos suenan a música, sólo si quien los "escucha" lleva al arte en su corazón :)

Expresiones musicales varias.

Liliana G. dijo...

Querido Quino, yo no he elegido el poema sino que fue ArtGerust quien me ha hecho el honor de elegirlo para su antología.
Cinco fueron los poemas que remití al concurso "Miguel Hernández", todos dedicados al poeta, ellos son los que estoy publicando en Bitácora, un poco por el orgullo de haber merecido esta selección y mucho más como homenaje a un grande.

La poesía, es verdad, siempre continúa estando, a pesar de que su autor nos haya dejado.

Muchas gracias, Quino. Un besote inmenso desde estas tierras porteñas.

Liliana G. dijo...

Querida Adri, quienes escribimos versos (me da pudor asumirme como "poeta"), tratamos de transformar todo lo que podemos a través de la armonía que se desprende del verso, de la caricia que ofrecida por la metáfora, de la intensidad que le conferimos al ritmo. Sí, creo que eso es magia.

Gracias, de todo corazón, por comprenderlo y comprenderme, el tuyo es mi homenaje personal.

¡Besotes!

Liliana G. dijo...

Muchas gracias Marymar, una caricia en una sepultura es una flor que el corazón ha transformado en verso.

Todo mi cariño.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, querida Aída, es un placer que me acompañes.

Un besote.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Airamer, las letras siempre serán eternas...

Me da gusto de que se te ponga la piel de gallina, quiere decir que tu sensibilidad es una delicia :)

Pasaré por tu blog, amorosa. ¡Gracias!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Es verdad, querida Pilar, no hemos conocidos a Hernández, ni a Machado, ni a García Lorca, y sin embargo los conocemos a través de sus obras y los amamos y disfrutamos cuando los leemos. Allí están aunque nunca los hemos visto, ese es el prodigio de sus versos.

Tus elogios, querida amiga, y los de todos los amigos que pasan por aquí, son el más grande de los homenajes que me pueden hacer, y recibirlos en vida, para disfrutarlos, no tiene precio.

¡Gracias, de todo corazón! Sos un dulce :)

Muchos besos. TKM

Liliana G. dijo...

Te recomiendo, querida Meulén, que le eches un vistazo a la obra de Miguel Hernández, no te defraudará. A pesar de su brevísima vida (murió a los 31 años en prisión, durante la dictadura de Franco), transmite como nadie la fuerza de los sentimientos que lo embargaban y que trágicamente quedaron truncos.

Él y todos los poetas que nos precedieron, siguen con nosotros...

Gracias, amiga mía.

Un cariño enorme.

Alas.Rotas dijo...

Bitácora de Vuelo.
Poema profundo que incita al recogimiento y a la soledad, el poeta puede morir, pero la palabra y las letras siempre perduraran.
Ya veo que estas muy ocupada, antes escribías un día de terminado, ahora entro todos los días haber si lo hiciste. Un fuerte beso.

Jorge Torres Daudet dijo...

Causa espanto y escalofrios esa truculenta danza.
Me ha encantado.
Besos.

guillermo elt dijo...

Con su cadencia de triste espanto, danza…
tranquila, dúctil, afilando las gastadas puntas
en la polvorienta esquina de la negra estancia
donde el hombre ha inmolado en el silencio
a sus musas,


Me ha sobrecogido.

Besibrazos.

PATSY dijo...

Si tengo que definir este poema te diría que es impactante en su bellísimo ritmo y sentimiento. ¡¡Excelente!!

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Ramón, la palabra queda preservada en el corazón de quien la lee.

Sí, querido amigo, estoy muy ocupada, con mucho trabajo y actividades, por eso no publico tan seguido. Gracias por tu cariño y tu paciencia.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Esa danza, en las manos de un poeta, ya sabemos que puede causar muchas impresiones, Jorge. ¿Verdad que sí?

¡Gracias, querido amigo!

Besos.

Liliana G. dijo...

Sólo con que lo haya hecho ya es mi premio, Guille...

Muchísimas gracias ;)

Feliz velada a los de Cartagena.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Gracias, Patri, siempre una palabra de aliento, siempre firme al pie del cañón. Esas son amigas :)

Mil besos.

TORO SALVAJE dijo...

Este poema se merece ganar un concurso.
Te lo digo en serio.
Es de lo mejor que he leído en mucho tiempo.
Te felicito.

Besos.

//elojodelhuracan// dijo...

¡Hermoso! Lo leí tres veces y creo que lo volveré a leer. Concuerdo con Toro Salvaje, este poema mereció ganar el concurso.

Besos.

Samuel Rego dijo...

Derramarse en la sábana blanca, dejando escapar de las venas la sangre en tinta, dulce muerte, dulce agonía, largo epitafio de la propia vida.

¡Enorme, impresionante, Derroche de imágenes, Bellísimo....! Se podría seguir pero temo aburrirte.

Besos, besos y ....besos.

PD. No estás en el rellano, no. Ocupas un lugar relevante en la habitación humilde.

Carla Kowalski dijo...

Es verdad que cuando no hay musas los versos se desangran... Maravillosa metáfora Liliana.
Encontré este poema muy profundo.

Claudia R. Natale dijo...

Vengo de otro blog y me llevé una grata sorpresa, tus versos son espectaculares, tienen alma.
Cariños (volveré a pasar)

Balovega dijo...

Buenos días..

El poeta nunca muere.. un poema precioso y desgarrador..

Besitos de buen fin de seman

iglesiasoviedo dijo...

Gracias por tu visita y comentario.

El poeta puede morir para el mundo en general pero no para los que aman su poesía y esta nunca morirá aunque se intente ocultar.
Un verso como este tan intenso, me ha impresionado pena que no sepa expresar todas las emociones y sentimientos que ha despertado en mi.
Un abrazo.

Estrella Altair dijo...

Hola Liliana... que alegria volverte a tener en mi blog, creo que no te tengo enlazada y voy hacerlo para venir cuando publiques algo, y ya veo que llevas un tiempo en este del blog y como ha sido tu aniversario te felicito...

Me ha gustado mucho la entrada de volver, la foto y el texto.

Un besazo

Paqui Quintana Vega dijo...

Miguel Hernández amaba la poesía, era un poeta natural que, enamorado de su esencia, quiso profundizar en ella.
La muerte, por esas ironías de la vida, lanzó a la "vida eterna" su obra.
Yo soy una enamorada de su obra, le admiro.
Me ha alegrado leer tus poemas en su homenaje...donde pregonas la muerte con palabras exquisitas, llenas de sentimiento.
Un beso.

Loren Simón dijo...

Liliana, por fin tengo un rato... MIL ENHORABUENAS¡¡¡¡¡ por vuestro reconocimiento conjunto tú y Salvador, me alegro muchísimo y que lo compartas conmigo y también Salvador que me comunico con él y me hace el honor de hacerme partícipe de sus creaciones y sus noticias literarias, gracias a los dos mis grandes maestros de las letras, mis dulces amigos.
La calidad y altura de tus versos me sobrecogen, y este de "La muerte del poeta" no se queda atrás.
Estaré en la presentación de: "Contra el cielo" compartiendo con Salvador ( y contigo aún a la distancia) esos momentos con gran ilusión.
Muchos besos y otra vez FELICIDADES

Liliana G. dijo...

¡Gracias, Toro!

Tu reconocimiento ya es un premio :)

Besotes encantados.

Liliana G. dijo...

¡Otro premio para mí!

Gracias,//elojodelhuracan//, y podés seguir leyéndolo las veces que quieras :)

Gracias, amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Sam, nunca me aburrirás, te lo puedo asegurar, es una delicia "escucharte" :)


¡Gracias!

Besos, todos...

P.D.: Estar en esa habitación humilde es un privilegio, sólo porque está alumbrada por el sol de tu presencia. Gracias otra vez.

Liliana G. dijo...

Los versos también se desangran cuando muere un poeta...

Gracias, Carla.

Un besote inmenso.

Liliana G. dijo...

Bienvenida, Claudia, esta puerta está siempre abierta, podrás pasar cuando quieras.

Gracias.

Un cariño.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Balo, peor es saber que ese poeta ha muerto encarcelado a los 31 años, eso sí que es desgarrador...

Muchas gracias y buen fin de semana :)

Besos.

Liliana G. dijo...

José Manuel, lo has expresado de la mejor manera, con sentimiento, y eso dice más cosas que mil palabras.

¡Gracias de todo corazón!

Un beso.

Liliana G. dijo...

Hola, Estrella, es verdad, tampoco yo te tenía enlazada de modo que entraba a tu blog cuando te encontraba en otro :)
Remediado. Me da mucho gusto encontrarte.

Muchas gracias por tus cálidas palabras, amiga. Nos vemos.

Un besote.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Paqui, los versos de Miguel Hernández son exquisitos, conmueven las fibras del ser. Yo también le tengo una gran admiración. Este concurso en su homenaje me posibilitó hacerle el mío propio.

Gracias por compartir sentimientos.

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, querida Loren, es una gran alegría para mí que estés en la presentación de "Contra el cielo", Salvador es un grande que se lo merece. Ya me contarás tus impresiones.
Y claro que estaré allí, así como estuve cuando presentó "Pequeñas palabras", de igual modo me sentirás cerquita :)

Un beso enorme y otra vez ¡Gracias!

La abuela frescotona dijo...

todo este poema, cada oración, es poesía.
la imagen de doloroso espanto, de la muerte en espera que se cumpla su tiempo final, bellamente triste
te abrazo querida Liliana G.

Jess Vilardi dijo...

Me duele sólo la idea de una muerte poética. Faltan versos en el mundo de los aciagos y aquellos que se embuten de dicha. En el mundo e inframundo, un poeta hace falta. Porque con su llanto, alegrías o desencantos; nos atrapan. Todo la materia ha de ser inspiración.

De nuevo, un placer leerte,

Jess Vilardi

Dyhego dijo...

LILIANA:
Bello,como siempre.
Cariños

Marcos dijo...

Sobrecogedor e impactante... ¡qué fuerza tiene este poema! Eriza la piel...

Besos, maravillosa poeta, y feliz fin de semana.

**Andrea** dijo...

Muy conmovedores tus versos, Lili, además de bellísimos. Es un lujo leerte.
Muchos cariños.

Taty Cascada dijo...

Liliana:
Los grandes nunca mueren, su alma es tan generosa que nos dejan de legado sus palabras, que trascienden fronteras y el tiempo en la piel. Podrá el cuerpo cumplir su ciclo, pero su esencia nos acompaña, eso es poesía.
Bello y sentido homenaje a Hernández.
Un beso para ti y felicitaciones por los versos.

impresiones de una tortuga dijo...

Querida Liliana, ¡qué hermosos versos!.
Miguel Henandez, es mi favorito, por encima de todos, pero sin desmerecer a los demás. Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Amiga, pasa por mi Blog de premios, hay algo para ti.
Un beso.

Liliana G. dijo...

Así es abue, esa es la única forma de desenmascarar a la muerte, haciéndola poesía...

Muchas gracias, querida amiga.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Jess, aunque el otro mundo seguramente está repleto de poetas, creo que cada alma que pasa del otro lado se lleva la poesía consigo...

Gracias, amorosa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Dyhego... amoroso como siempre :)

¡Gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Marcos, se siente bien que lo digas ;)

Un cariño grande y buen fin de semana.

Liliana G. dijo...

Gracias, Andrea, y para mí es un placer tenerte como amiga y seguidora.

Besotes :))

Liliana G. dijo...

Qué cierto, Taty, su esencia siempre nos acompaña, tal vez por eso los que quedamos seguimos escribiendo poesía...

¡Gracias, amiga!

Un montón de besos.

Liliana G. dijo...

Hola querida Tortu, yo también amo a Hernández, tanto como a Machado y a Lorca... ¡Qué poetazos!

Muchas gracias.

Un abrazo fuerte.

Liliana G. dijo...

Ya voy para allá, Taty...

¡Gracias!

Laura Caro dijo...

Me encantan los cuatro últimos versos.
Un abrazo, Liliana.
Y muchas gracias por todo.

Linus dijo...

Es indudable que tienes alma de poeta y que en ella confluye la inspiración de los grandes. Este maravilloso poema es la mejor prueba, Liliana, para ti mi admiración y mi reconocimiento.

Besos, amiga.

El Naranjito dijo...

Estimada Liliana, los poetas nunca mueren, viven en sus palabras y dentro de nosotros. Los poetas sois eternos.
Beso tu mano poeta.

BEATRIZ dijo...

En el mar de la palabra, un poeta muere y las olas lo toman en su arrullo.
Un placer Liliana.
Saludosl.

Kiki Nikon dijo...

El poeta nunca muere porque siempre habrá otro poeta que lo recuerde por sus versos y con el homenaje de los suyos.

Hermoso y conmovedor.

Besos. Buena semana!!

Liliana G. dijo...

Muchas gracias a vos, Laura, tu visita siempre es un gusto.

Un abrazo inmenso.

Liliana G. dijo...

Linus, eso es lo que yo llamo un caballero, si todo eso es para mí, ya no me falta nada :)

¡Gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

¿Yo también, Naranjito? ¡Gracias, gracias, gracias! :)

Un besote inmenso.

Liliana G. dijo...

El placer de encontrarte aquí, siempre será mío, Bety. Muchísimas gracias, amiga.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

El recuerdo siempre es perdurable, es una de las cosas que nunca perderemos.

Gracias, Kiki.

Besotes y que tengas una excelente semana.

Juan Sin Nombre dijo...

donde el hombre ha inmolado en el silencio
a sus musas,
allí donde el verso sin remedio se desangra
sobre un pentagrama sin corcheas y sin fusas.

Todo el poema es una maravilla, pero estos versos se llevan el oro. ¡Genial!

Besos.

Fede dijo...

¿Podemos pensar al poeta como un ilucionista?
Yo creo que sí mueren. Después de todo... para ser eternos deberían dejar de ser quienes son...

Beso.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Bella esa imagen sangrante,decisiva donde la palbra herida yace sin música, ante la ausencia de notas. El poeta muere, si la palabra naufraga en su boca. UN abrazo. Carlos

Liliana G. dijo...

El oro es tenerte de amigo, Juan :)

Muchas gracias.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Sí, Fede, podemos decir que los poetas son ilusionistas, creo que lo son.
En cuanto a que no mueren, esto es en sentido figurado y parte de la poesía que los envuelve. Por ejemplo, Antonio Machado (por darte el nombre de un excelente poeta) tiene su obra que lo trasciende aún después de muerto, en otras palabras, Machado sobrevive en sus poemas. Tanto como eternos... no sé :)

Besos.

Liliana G. dijo...

Y qué triste sería si la palabra naufragara en la boca de un poeta, menos mal que casi nunca sucede, el poeta se da el gusto de expresarse y con ello se perpetúa.

Gracias Carlos.

Un beso.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Liliana:

Un sentido poema que rinde homenaje a los poetas ya idos, pero que perduran en sus letras.

Abrazos.

Mery Larrinua dijo...

....la palabra nunca ha de morir...
un abrazo

Marymar dijo...

Bellísimo en su melancólico adiós postrero. Hay poemas que no necesitan de más versos que los escritos para ser maravillosos, este es uno de ellos.
Un cariño, amiga.

apm dijo...

A él lo mataron, lo mataron pero no murió... hoy sigue viviendo Miguel Hernández !y mañana, y pasado y el otro...!, los poetas viven en sus versos, porque no hay nada que llegue más al corazón que un versos y nada que resista más a la muerte que un poema.
A Miguel lo mataron, igual que a Lorca, pero los dos siguen vivos, ninguno murió, ni va a morir.
Preciosisimo el poema Lili, de verdad... hermoso a rabiar.

Besotes, besotes y mas besotes enormísimos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Liliana!
Como siempre, sus letras traspasan el alma.

Saludos de J.M. Ojeda.

Anónimo dijo...

Inmenso el sentimiento que se desprende de tus versos. Felicitaciones.

Emanuel Solari

Liliana G. dijo...

Así es, Rafael, las letras que se escriben una vez, perduran para siempre.

Gracias, amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Claro que no, Mery, nadie mejor que nosotros para saberlo :)

Un besote.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias por tus cálidas palabras, Marymar.

Cariños.

Liliana G. dijo...

De sólo pensar cómo murieron Miguel, Federico... siento la rabia de la impotencia. ¡Cuánto más nos hubieran podido dar de haber vivido hasta viejos!
Sí, apm, siempre vivirán para nosotros.

Gracias, amorosa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Que la traspasen, J. M., pero que también la acunen :)

¡Muchas gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Emanuel, es un gusto que hayas pasado por este rincón de amigos.

Cariños.

mARYCARMEN dijo...

UN MERECIDO HOMENAJE A TAN GRANDE POETA!

Gracias por tal.

Desde lso cielos de seguro te recitara un poema con tu nombre a DIOS.

TE FELICITO POR TUS LETRAS...

Te comento que
estas como Blog destacado en mi blog
www.cosechadesentires.blogspot.com entre mis diferentes listas de amigos de este medio.
He estado ausente un largo tiempo.
Pero te tuve en mi corazón y por ende jamás de ti me olvide.
He vuelto a este sitial y además de visitarte te invito gustosamente a visitar mis blogs dónde has te has de sentir muy bien, y si gustas podrás retirar el detalle dejado en cada uno de ellos.


Te dejo mi cariño con un manojo de humildes semillas de paz.
Marycarmen
Mis blogs
ARTE:
www.newartdeco.blogsport.com
LETRAS:
www.panconsusurros.blogspot.com
REALIDAD- SOCIAL- FILOSOFÍA
www.walktohorizon.blogspot.com
CALMA- ESPIRITUALIDAD
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
RECETAS DE LA ABUELA ASTURANA
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
PREMIOS- REGALOS Y SENTIRES
www.cosechadesentires.blogspot.com

HUMO dijo...

Felicitaciones Liliana, sabes que te admiro mucho!

=) HUMO

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, Maricarmen, por tu visita y tus palabras.
Pasaré por tus blogs, las ausencias no se notan cuando el regreso las van tapando :)

Un beso.

Liliana G. dijo...

Y si no lo sé, lo intuyo detrás de tus palabras :)

Muchas gracias, Fer, sos un sol.

Besotes.