jueves, 3 de noviembre de 2011

DESDE EL ALMA


No me alcanzaría una vida
para beber el espíritu de las palabras,
el magnífico concepto que nace
en el recóndito lecho de mis entrañas.
Es la plenitud de la memoria
que las horas sacrifican en su nombre,
es la ceremonia seductora y extraña
allí donde el verbo se esconde
y en su infinito manantial de renglones
ilumina la prosa empeñada.
Es la sustancia visceral que se expande
en su voluntad de fecundas quimeras,
es el conjuro que se alza por última vez,
la primera,
y como el tiempo a su turno se salda
seguiré bebiendo desde la muerte
el grandioso caudal de la palabra,
porque una vez echada a la suerte
aunque ya no tenga cuerpo escribiré
con el alma.

90 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Cuando hay algo que nos apasiona con el alma, ni siquiera el tiempo o la muerte nos detiene.

Esplendido final, la suavidad de tus poemas trascenderán.

Abrazos alados querida amiga!!!

América dijo...

Como suelo decirte querida poeta usted tiene el ''don'' de la palabra,la sensibilidad y la pasión para trasmitirla,desde donde nace: del corazón y de la entrañas.No se te resiste el verbo para quienes tenemos las fortuna de leerte.
Un abrazo amorosa.

Mary dijo...

Nada ni nadie puede hacer que tu alma deje de sentir,y allá donde quiera que algún día estemos tus palabras seguirán teniendo alma para que la mía siga engrandeciendo con tu AMOR.

Un beso enorme de MI para TI¡!

PiliMªPILAR dijo...

Escribes francamente muy bien. Con una prosa y verso exquisitos.
Vale la pena ser visceral con la palabra, y aun empeñarse por ella, en verdad!
Un abrazo

Linus dijo...

Ya escribes con el alma, ahora mismo. Tu palabra tiene la grandeza que alberga un corazón noble y transparente como el que tienes.
Bellísimo, Liliana, eres un sol, el sol de las letras.

Besos

Sneyder dijo...

Tus palabras tienen la sensibilidad y la pasión para llegar a nuestro corazón, sabes transmitir sentimientos…
-y en su infinito manantial de renglones
iluminas la prosa con tu grandioso caudal de palabras-
Un fuerte abrazo poeta.

Besos

HUMO dijo...

Me emocionaste, me llegaste al corazón!

Muy lindo!

=) HUMO

izara dijo...

las palabras no tienen espíritu,
si no lo tiene el aliento que las lanza.

un abrazo Liliana.

Quino dijo...

Una gran explosividad de prosa y verso al mismo tiempo. Es verdaderamente la armonía, el acercamiento, la palabra y el espíritu del alma. Compones pero no compones, dices tanto y no dices nada, que gran forma de atrapar al lector!!! Una exquisitez como el mejor postre que a cada cual -se supone lo saborea-
En fin, hoy me voy prendado de esta joya humana que aporta tanto a la poesía como cuando la palabra adquiere vida.

Besiños al alma, Lily.

Samuel Rego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Samuel Rego dijo...

¿Por Dios!
Tu eres poesía en esencia
tu corazón son los versos
tu alma son las rimas
y yo el atónito lector
delectado en lo que escribas

Una obra de arte Liliana.
Mil besos o dos mil. Los que tu quieras.

Ramon Bonachi dijo...

muy bella prosa gracias por dejarnos disfrutar de ella , saludos

Adriana Alba dijo...

Y de tu alma han brotado estas letras, como manantial!

Realmente bello, dulce Lili.

Un abrazo inmenso.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La palabra hecha imagen, hecha metáfora. Ella envuelve, seduce, embellece...me encanta el poema, loa a la palabra. Qué haríamos sin ella. Un abrazo. carlos

TORO SALVAJE dijo...

Te he imaginado recitándola.
Subida en una tarima y desgranando los versos.

Qué maravilla Liliana.
De antología.

Besos.

Ana dijo...

Sentido y bellísimo homenaje a la vocación de escritora. La palabra de Liliana es... es... Poesía. El tiempo de la palabra, de tu palabra, es, será eterno.

Halcón peregrino dijo...

Escrito con una pasión que desborda, que sacude el cuerpo.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Ya trascienden ante tus ojos, Diana, ese es el mejor homenaje.

Muchas gracias, querida amiga.

Más abrazos alados rumbo a Lima :)

Lapislazuli dijo...

Hola Liliana, tus palabras son el alma, bellisimo. un abrazo

Liliana G. dijo...

El verso es pasión, mi querida América, pero si no se lee con el corazón dispuesto a acerptarlo, nunca se descubrirá lo que se cuece entre líneas.

Mil gracias por tu cariño y por leerme con tanta pasión y sentimiento.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Las almas siempre saben que cuando se buscan se encuentran, Marita, y justamente por ello se complacen en abrazarse en la amistad y en el verso.

¡¡Gracias, reina!!

Mil besos.

Liliana G. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con vos, Pili, la palabra debe ser visceral para mover sentimientos, debe ser parida desde las entrañas y aún empeñarse en seguir trascendiendo...

¡Muchas gracias!

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Qué bonitas tus palabras, Linus, quiero ser ese sol que alumbra a través de sus letras ese trocito de tiempo en que dura la lectura de un poema.

Mil gracias.

Besos.

Liliana G. dijo...

Llegar al corazón... ¡qué privilegio!

Muchas gracias, Caty, se amplía mi horizonte abarcando el tuyo.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Querida Fernanda, tu emoción es la mía, es un placer compartir sentimientos que nacen del mismo infinito.

¡¡Gracias!!

Besos.

Liliana G. dijo...

Y quien las lanza, querido Izara, tiene el impulso que les dan palabras como las tuyas.

Muchas gracias y un abrazo enorme.

Liliana G. dijo...

No importa que sea prosa o verso, Quino, es cierto, lo que importa es que todo lo que se dice es palabra y todas las palabras obran prodigios. De nada valdría escribir con el alma, si no fuera leído también con el alma. Gracias por hacerlo de esa manera, con la tuya.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Yo soy poesía
porque me lee un poeta
que me arranca suspiros
con sus rimas y saetas.

¡Gracias, Sam!

Quiero todos tus besos ;)

Liliana G. dijo...

Hola, Ramón, soy yo quien debe darte las gracias por leerme, es la única forma de compartir la palabra.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Es inagotable el manantial de las letras, Adri, el alma crece a través de ellas y nos enlaza a la vida.

Gracias, amorosa.

Besotes.

ReltiH ReltiH dijo...

"PARA ATRÁS, NI PARA COGER IMPULSO" UN TEXTO LLENO DE OPTIMISMO.
UN ABRAZO

Charly T. dijo...

Como ahora y como siempre, el alma es quien te dicta sus versos, tu mano, la que le rinde honores.
Bello y arrollador en la metáfora, Lili.

Un beso.

Dyhego dijo...

Liliana: "El espíritu de las palabras". Ay, tú sí que sabés llegar a ese espíritu.
Cariños.

Liliana G. dijo...

Posiblemente encontraríamos otro modo, tal vez arcaico, como mirarse a los ojos en silencio o como depositar la huella de una mano sobre una pared, la metáfora adquiere la forma que nosotros le demos, pero difícilmente superaría la riqueza del lenguaje...

Muchas gracias, Carlos.

Besos.

Liliana G. dijo...

Qué maravilla tu imaginación, Toro, me conmueve y me llena de gozo.

¡Muchas gracias!

Besotes.

Liliana G. dijo...

El tiempo de la palabra es eterno cuando también es compartido, cuando el verbo se apoya en la inmensidad del sentimiento y echa a volar con alas imaginarias. Si eso es Poesía, "Poesía... eres tú".

Muchas, infinitas gracias, querida Ana. De todo corazón.

Besos.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Halcón, todo lo que escribo lleva consigo mi pasión, tu reconocimiento me dice que voy por buen camino...

¡Gracias!

Un abrazo grande.

Liliana G. dijo...

Y las tuyas, Lapislazuli, me llegan al alma, allí donde se transforman en cariño y también se hacen bellas.

Muchas gracias, amiga.

Besos.

Liliana G. dijo...

Es verdad, ReltiH, esa es mi consigna, una actitud de vida.

¡Gracias!

Otro abrazo.

Liliana G. dijo...

Para poeta, el Gran Charly, no me cabe la menor duda, tu texto no puede obviar esa veta maravillosa e inconfundible, la conoce porque la vive.

Muchas gracias, querido amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Como todos los espíritus, Dyhego, el de las palabras me espera con paciencia y yo trato de darle el gusto :)

¡Gracias mil!

Besotes.

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Liliana.
Esa savia inagotable que emanas.
Besos
Alicia

elisa...lichazul dijo...

Aplausos LILI!!!, es todo un poemazo
Felicitaciones

feliz fin de semana:)

MAJECARMU dijo...

Liliana,qué gran homenaje le hiciste a la palabra,amiga...La palabra adquiere en tus letras una inmensidad infinita y profunda,toma vida y nos seduce,nos toca,nos enamora,nos eleva,nos transciende,nos hace tocar la eternidad...
Suscribo tu poema,amiga.La palabra es la "esencia divina"en ella vive el espíritu creador e infinito,que nos mantiene.
Mi felicitación y mi abrazo grande siempre.
FELIZ FIN DE SEMANA,AMIGA Y POETA.
M.Jesús

Charly T. dijo...

Lili querida, aplaudo que hayas recuperado tus blogs, pasé como lo hago habitualmente y me llevé una ingrata sorpresa, ya que un cartel decía que se "habían eliminado". Me temí lo peor, por suerte para todos nosotros, aquí siguen, con todo su arte a la vista de quien quiera disfrutarlos.
Un gran abrazo.

Alas.Rotas dijo...

El sentir que uno lleva dentro es difícil de expresar de vez en cuando salen retazos, pero nunca en una vida se podrá contar y desde la otra dimensión lo único que se puede es callar. Me a gustado mucho, un besito desde el alma

//elojodelhuracan// dijo...

Maravilloso homenaje a las letras, al proceso interno de la creación, allí donde nacen los versos y se hacen visibles a través de tu exquisita sensibilidad.
Todo mi cariño, Poeta.

El Naranjito dijo...

Que escribes con el alma lo hemos notado hace mucho tiempo. Fijaté si es así, que el día 2 de Noviembre, por pura casualidad, pasé por la puerta de la Hostería el Laurel, la que sigue estando en Sevilla, la del nuestro común amigo Butarelli. Os juro mi querida Dama que me acordé de vos e incluso estuve a punto de entrar y preguntar: Por favor ¿Liliana?. Pero el camarero bigotudo me hubiera contestado: "Está en su Bitácora regalandote poemas."
Mil veces grácias.

Laura Caro dijo...

¿ Me oyes desde allí? ¡¡Te estoy aplaudiendo!! Bellísimo.

MIs felicitaciones.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias por tus palabras tan cálidas y estimulantes como siempre, Alicia María.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Mil gracias, con reverencia incluida a esos aplausos, querida Licha :)

Besotes y excelente domingo.

Liliana G. dijo...

Ese es el misterio y la magia de las palabras, María Jesús, ellas se elevan cuando las escribimos, pero lo hacen mucho más cuando las leemos porque se potencian ante los ojos que la acarician durante la lectura.

Muchas gracias, querida amiga, siempre interpretando el sentido esencial del verbo y de la vida.

Un abrazo gigante.

Liliana G. dijo...

¡Yo también aplaudo, Cahrly! Sí, Blogger me desapareció por 24 hs.todos mis blogs, bloqueó mi cuenta, no podía ni siquiera dejar un comentario... ¡Fue desesperante! Pero por fortuna me los devolvieron y me enviaron un correo pidiéndome disculpas por su error. Pufff no estoy para estos sustos :)

Gracias por tu solidaridad, sos un cariño.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Ramón, es difícil expresar los sentimientos, también es verdad que salen a retazos, es cuestión entonces de juntar esos retazos y tratar de darle forma de poesía, tal vez así se acerquen a lo que sentimos...

Muchas gracias, querido amigo. Yo también te mando un beso desde el alma.

Liliana G. dijo...

Ese proceso interno de la creación consiste en dejar fluir todo lo que sentimos, sin concesiones de ningún tipo, la espontaneidad es parte importante de todas las manifestaciones del arte.

¡Gracias, Jorge!

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Sos genial, Naranjito! Jajajaja sólo a vos se te pueden ocurrir estas cosas maravillosas :)
Y hablando de la hostería, a la pobre la tenemos abandonada, pues estamos unos más liados que el otro, pero ya nos pondremos al día.

¡Mil gracias!

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

¡Claro que te oigo, Laura! ¿No ves que estoy haciéndole una reverencia a tus aplausos? :)

¡Qué amor! ¡Gracias!

Un beso gigante.

María dijo...

Desde el alma salen las letras que fluyen al exterior para plasmar estos versos tan bellos que nos has dejado, querida Liliana, un placer estar en tu rincón.

Estoy algo liadilla con unas iniciativas blogueras y no he podido venir a visitarte, a ver si me voy poniendo al día contigo y los demás.

Un beso.

**Andrea** dijo...

El conjuro es tu palabra que se alza, infinita, desde tu alma y nos ofrece estas joyas. Qué fuerza hay en tus versos!!

Besos Liliana, buen domingo.

MariCarmen dijo...

El alama es lo más importante, porque es lo que nos hace trascendentes, y tú querida amiga lo eres con la prodigalidad de las letras.

Dios te bendiga y muy buena semana.

Poetiza dijo...

Hola Liliana, tu escribes con el alma. Hermosas tus letras amiga. Besos, cuidate.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, María, siempre es un gusto "escuchar" tus palabras.
No hay por qué disculparse amorosa, yo también estoy más que liadilla (pero por otros motivos). Espero que tus proyectos blogueros prosperen y veamos sus frutos. De todo corazón ;)

¡Gracias!

Un besote.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Andrea, mi mayor ambición es que todo lo que doy de mí en mis versos, reciban la calidez que reciben de tu parte y del resto de mis amigos.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Es que el alma no sabe de egoísmos, MariCarmen, cuando se prodiga lo hace sin limitaciones, pero también necesita ser recibida con cariño de la otra parte para poder cumplir su función ¿Verdad? Y el tuyo lo siento immenso.

¡Muchas gracias, amiga!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Y hermosas tus palabras, Sandra, escribo con el alma porque me leen con el alma :)

Gracias, querida amiga.

Un beso grande.

Loren Simón dijo...

Liliana... escribir con el alma...,maravillosos son tus sentimientos como bellas son tus palabras que surgen del espíritu del interior con ese sonido celestial, con esa armonía excepcional que te caracteriza gracias por estos valiosos regalos, te envío un abrazo desde esta noche lluviosa de otoño desde mi rincón del mundo. Un besito de buenas noches.

Celia dijo...

Eso está bien. Siempre con el Alma.
Besinos asturianos, querida poeta.

Kiki Nikon dijo...

Tu alma es grande, tus versos, también. ¡Precioso!
Siempre que te leo me queda tu magia en los ojos.

Besos y mis mejores deseos Lili.

PiliMªPILAR dijo...

La plenitud de la memoria es el único vehículo a nuestra entera disposición.
Hermosísimom el poema, Liliana.
Un abrazo

Johnny Martín dijo...

Ese "grandioso caudal de la palabra", te precede. Muy bueno tu poema, muy bueno tu blog.

Abrazos

Norma Ruiz dijo...

Lili:
cada palabra escrita es un pedacito de alma, cada letra es un transmisor de sentimientos, cuando te leo mi querida amiga, trato de desdoblarme y allì percibo con el alma lo que me emociona y conmueve¡
tqm

Liliana G. dijo...

El alma es quien nos dicta versos y nos infunde la gracia de la creción, Loren.

Muchísimas gracias por tu calidez y cariño.

Un beso grande desde Buenos Aires en plena tormenta de primavera :)

Liliana G. dijo...

Sí, Celia, siempre con el alma...


Muchas gracias, querida amiga, querida poeta.

Un besote.

Liliana G. dijo...

Siempre que sepa que queda magia después de leer un poema mío, siempre me sentiré una privilegiada :)

¡Gracias por darme esa posibilidad, Kiki!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Pili, cuánta razón, y además es el único vehículo donde no tenemos que sacar boleto :)

¡Muchas gracias!

Otro gran abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias por dejar tu huella, Johnny Martín. ¡Bienvenido!

Abrazos.

Liliana G. dijo...

Eso te pasa, Normi, porque tenés la sensibilidad a flor de piel, allí cerquita de todo lo que conmueve, para poder disfrutar de la vida y lo que ella te da.

¡Muchas gracias, reina!

Besotes. TKM

Juan Sin Nombre dijo...

La sensibilidad de un alma grandiosa al servicio de la poesía, la máxima expresión de su esencia.
Bellísimo, Poeta.

Besos

Liliana G. dijo...

Es cierto, Juan, la poesía es esencia, del alma, de los sentimientos, de la vida...

¡Gracias, querido amigo!

Un beso.

Rosario Robredo dijo...

Tus palabras salen del alma Liliana, por eso son tan hermosas!!!

Un placer leerte amiga!

Besos

Marymar dijo...

Escribir poesía es ser parte de esa "ceremonia seductora", allí sos la gran sacerdotisa de las letras. Bellísimo, Lili!!!!

Un inmenso cariño y toda mi admiración.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Charo! ¡Qué alegría encontrarte!

Muchísimas gracias por tu cariño de siempre, querida amiga. Es un placer que estés en Bitácora.

Un beso enorme.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Marymar, escribir poesía es una ceremonia secreta, íntima, única, así lo siento, por eso mismo así lo escribo...

¡Muchas gracias!

Besos.

Quino dijo...

Hola Lily,

Pasa por mi blog. Te tengo una pequeña surprise. Espero que te guste.

Besiños de luz...

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola mi querida Liliana, no se cómo estás , dime algo
Mira mi blog está de fiesta por llegar a 1000 seguidores,doy un premio y os dejo un vídeo com mi voz dedicado a una gran poeta y amiga que admiro y quiero Alma Mateos Taborda.
Si puedes te pasas
Te dejo mi ternura
Sor. Cecilia

Meulen dijo...

Quien tiene el don de la palabra debería cuidarlo
como el más preciados tesoro no?
ellas verdean por la simiente de nuestra conciencia presente e inconciente
y salen a decir en simples letras o profundas letras lo que el alma
y el ser nos dicta y nos anuncia...

linda voz , bella inspiración
sigue escribiendo
que tienes un sello que me gusta mucho
y es de verdad lo que te digo!

un abrazo poeta!

Liliana G. dijo...

Hola querido Quino, voy a por la surprise :)

¡Gracias!

Más besiños de luz.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Cecilia! Claro que pasaré, no te quepan dudas. Estoy liadísima, aún resolviendo los problemas aquellos que se hacen interminables. Pero como no hay mal que dure cien años, confío que todo se solucione antes de llegar a esa cifra :)

Felicitaciones por tus mil seguidores, Cecilia, bien merecidos.

Mil gracias por tu cariño y atención.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, Meulén, el don de la palabra es uno de los más exquisitos, es el mensajero del alma y de los sentimientos. ¿Cómo no cuidar del vehículo que nos acerca a las estrellas de nuestro universo?

¡Muchas gracias, querida amiga, nunca dudé de que así fuera, la honestidad de las palabras siempre se transparenta :)

Besotes.