jueves, 24 de julio de 2014

EL ADIÓS DE LAS MARIPOSAS



Intuyo mariposas de invierno en tus ojos,
mariposas que no saben de estaciones 
que aletean en derredor de tus pupilas
deletreando tus contornos a su antojo.
¿Qué puede hacer la flor del cardo ante el
poderío de la rosa?
¿Qué puede hacer la flor silvestre, pequeña,
blanca, sin siquiera un rojo?
Te alejas aunque me digas lo contrario,
presiento que para ti no soy nada más que
un pétalo a la deriva, sin ornamentos,
un simple abrojo...
Te alejas y me alejas, me voy por otro camino
donde las mariposas del invierno beban
mi esencia hechas de ilusiones y forjada
en despojos.
Me he quedado huérfana de estaciones,
me voy y conmigo llevo sin quererlo
sal y sangre entre mis ojos.




62 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Amargo y lírico en su belleza. Me encanta el juego de las mariposas y los ojos. Un abrazo. Carlos

Pluma Roja dijo...

Precioso Liliana me encantó.

Me gusta lo que dice Carlos Augusto lo de lo lírico y amargo.

Besos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Todas las despedidas son tristes, pero esta es realmente conmovedora.

Abrazos.

Madre Pepa dijo...

El desamor, en la Poesía de Liliana, pese al contenido amargo, se convierte en una hermosura literaria.

Dyhego dijo...

Maravillosas mariposas que vuelen en cualquier época del año.
Cariños, Liliana.
¡No te ausentés tanto tiempo!
:)

América dijo...

Cuando llega el adiós las mariposas toman otro rumbo,cuando no hay nada que hacer deshacemos el camino solos.
Un placer enorme mi querida poetisa,cada vez que retornas a tu blog. Hermosa lírica ,propia de tu privilegiada pluma.
Un beso y un enorme abrazo!

Mª Jesús Muñoz dijo...

Liliana, imppresionante tu poema...Esa esencia hecha de ilusiones y despojos tiene una gran dignidad y fortaleza interior...Y sabe, que aunque huérfana de estaciones,es inmensamente rica en creatividad y sentimiento...Podrá pintar de nuevo primaveras en esos ojos doloridos y decepcionados...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu profundidad, tu talento y tu buen hacer,poeta y amiga...Espero, que todo vaya bien, Liliana.
M.Jesús

esteban lob dijo...

Es impresionante, querida Liliana, poder decir tanto en tan breve espacio. Imposible hacerlo mejor.

¡Sublime!

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Carlos, siempre has sabido captar las emociones que desgrano en mis versos.

Otro abrazo fuerte.

Liliana G. dijo...

¡Gracias, Aída! Hay que mezclar bien los ingredientes para obtener la esencia que se quiere :)

Un beso grandote!!

Liliana G. dijo...

Me doy por ampliamente agasajada sabiendo que estos versos pueden conmover.
¡¡Mil gracias, Rafael!!

Abrazos.

Liliana G. dijo...

Hay que amasar la poesía con metáforas dulces, estas harán más llevadero el penar del poema si es que lo hubiera...

¡Gracias, Madre Pepa, siempre es un gusto enorme encontrarte en Bitácora! Abrazos.

Liliana G. dijo...

¡Hola Dyhegooooooo! ¡Qué alegría!
De acuerdo, me ceñiré a tu reproche y la próxima vez no tardaré tanto en publicar el próximo trabajo.

Besos y abrazos de reencuentro :)

Liliana G. dijo...

Lo maravilloso de volver luego de una ausencia obligada, es el reencuentro con los amigos, esos que son fieles a pesar del tiempo y la distancia. Entre ellos estás en mi corazón, querida América.

Un beso enorme.

Liliana G. dijo...

Siempre es un placer de los dioses, querida María Jesús, devorar con los ojos los maravillosos comentarios con los que me agasajás en cuerpo y alma.

¡Gracias! De todo corazón.

Un abrazo gigante.

Liliana G. dijo...

La brevedad en los poemas (casi ninguno sobrepasa los 30 versos) es una compensación de la vida, ya que soy muy habladora, jajajajaja

¡Muchísimas gracias, Esteban!

Besos

ReltiH dijo...

QUEDÉ DESOLADO, SIN ALAS...!
BESOS

Liliana G. dijo...

Las alas están dentro del lector Reltih, allí anidan todos los sentimientos y se esparcen en derredor...

¡Gracias!

Besos para vos.

elisa lichazul dijo...

el adiós cuando llega sin duda congela pasos y caricias
sentido poema Liliana
ciclo terminado es también oportunidad y desafío

besitos y buen fin de semana

Liliana G. dijo...

Cada adiós es una experiencia que duele, el desafío del después es un enigma por resolver.

¡Gracias, querida Licha!

Un beso grande.

Esteban dijo...

Da pena. Duele esa tristeza tan bien envuelta en hermosura.
Y no es crítica, sino la emoción que me llega.
Un abrazo muy fuerte, Liliana.

PATSY dijo...

Adoro estos versos por la delicadeza expresiva y emocional.
Es fabuloso que te hayas puesto nuevamente manos a la obra para seguir con los blogs.
Tkm, amiga.

Besos y fuerza.

Rosario Robredo dijo...

Bellísimo Liliana, me ha encantado.
Leerte querida amiga, es un deleite.

Abrazos y un beso grande

Paula Olivieri dijo...

Que lindos versos Liliana! hacés que las cosas tristes se vean bellas. te visito después de bastante tiempo hoy! te dejo un beso. como siempre, me encantó tu poesía

ZEDIECK dijo...

Tu poema Liliana, es como un suave y acariciante oleaje de ternura, de amor y de penas. Todo se hace luz ante tus versos.

Qué placer volver a degustar los frutos de tu maravilloso interior!!

Besos

//elojodelhuracan// dijo...

¡Fantástico! Recuerdo este poema de los viejos tiempos, tiempos que se adornaban con metáforas y se elevaban en el ánimo. Aunque lo lea cien veces, cien veces lo disfrutaré.

Un beso grande, querida Lilu.

Liliana G. dijo...

Tu comentario es exquisito, Esteban, cumple con lo que esperaba del poema: que emocione al lector.

Gracias, querido amigo.

Un abrazo enorme.

Liliana G. dijo...

Gracias, por tu permanente aliento, Patricia, sé lo que te gustan mis escritos y lo valoro con todo cariño.

Un beso grande, Pat. ¡Nos vemos!

Liliana G. dijo...

¡Hola, Charo! Gracias por tus elogios y tu cariño siempre cercano.

Un beso grande, querida amiga.

Liliana G. dijo...

¡Bienvenida nuevamente, Paula! Es un gusto encontrarte. No he publicado mucho el último año, pero volveré a estar en carrera.

¡Gracias! Besos.

Liliana G. dijo...

Y tu comentario, ZEDIECK, es un piropo hermoso... ¡Muchas gracias!

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Jorge querido, sabía que reconocerías este poema de vieja data, de cuando compartíamos sendos encuentros literarios. ¡Qué tiempos aquellos!

Gracias, amigo.

Un beso y un abrazo.

Pablo Fernando dijo...


Me gusta mucho tu poema.

Charly T. dijo...

Querida Lili, hacía rato que no veía que publicaras textos nuevos, hoy me di el gusto de paladear una poesía bellísima, de sentimientos encontrados y nostalgias.

Muchos abrazos.

Merlina Sanz Dorée dijo...

Me gusta tu poema porque rezuma una tristeza dulce. Los versos bien cuidados de las metáforas elevan al lector.
Es un placer haber encontrado tu blog.

Saludos

Rosa Mª Villalta dijo...

Le felicito, Liliana, por la belleza de sus versos.
Me ha gustado muchísimo.
Abrazos. Rosa.

Amapola Azzul. dijo...

Hermoso poema, enhorabuena, Liliana.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Hola Liliana, aunque te sigo por "otros medios" jeje, es en este rincón donde se disfruta de verdad.
Te superas día a día.
Un caluroso saludo veraniego desde el Puerto de Indias.

Kiki Nikon dijo...

Una poesía preciosa al estilo de tu prosa poética de Cuentos a la luz de la luna, donde se reúnen la dulzura con el desencanto en forma maravillosa.

Te felicito, el corazón se ensancha mientras te leo.
Besos

Meulen dijo...

saludos estimada Liliana
es grato siempre volver a leer tu poesía llena de vida
de fuerza vital , de saber...una entrega fecunda sin dudas
donde se devela el desamor...de lo que ya no esta mas ...lo que supuestamente debe entenderse y se creyó por momentos, que podría ser imperecedero y no es mas , y muchas veces , el voladero de luces que llevan las ilusiones o que te deja al fin de regalo la traición...porque de todo ese resto se visten las despedidas...a estos tiempos algunos son hasta crueles...
lo mejor es que siguiendo el camino de la vida
tenemos siempre el mejor amor
el que nunca falla , ese que nos hace caminar día a día
el que nos motiva y es motor primordial
el que nunca muere y permanece intacto
el amor a nosotros mismos y ahí nada , ni nadie romperá...

pero primero Dios...

te dejo un gran abrazo!!
gracias por pasar amis escritos!

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Pablo Fernando y bienvenido a Bitácora.
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

En realidad, querido Charly, el poema no es nuevo sino que tiene tiempo escrito y publicado, los nuevos los tengo reservados para concursar, pero ya los daré a conocer en otra oportunidad.

¡Gracias! Besos

Liliana G. dijo...

Y para mí es un placer darte la bienvenida Merlina Sanz Dorée. Gracias por tus palabras.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, Rosa María, siempre es reconfortante encontrarte en mis blogs.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Amapola, sos un cariño.
Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Hola Naranjito!!!!!! Se te disfruta en "todos los medios" que te aparezcas, jajajaja

¡Gracias, querido amigo!

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Muchas gracias, Kiki! Hermosas palabras que llegan al alma.

Un cariño gigante.

Liliana G. dijo...

Coincido plenamente con tus conceptos, querida, Meulén. La poesía es precisamente eso, el vehículo para expresar los sentimientos, los verdaderos y los soñados, todo se conjuga en los versos que se escriben con el alma.

¡Muchas gracias, querida amiga!

Besos y abrazos.

Juan Sin Nombre dijo...

Los ojos, remanso donde las mariposas viven y sueñan, aún en invierno, mientras la nostalgia va delineando contornos, rezagos del pasado.
Maravilloso poema, querida Liliana, hacía tiempo que no pasaba por tu bitácora, vuelvo y disfruto. Besos.

Anónimo dijo...

Hola, Liliana, recien hoy pude conocer tu hermoso blog, toda una sorpresa. No puedo ubicarte en facebook, comoo hago?
Jorge Bwerman, Wanda, Misiones

Liliana G. dijo...

Los ojos son mágicos, querido Juan, dicen lo que queremos decir, y también lo que ocultamos.
¡Muchas gracias, por tus hermosas y poéticas palabras!

Besos.

Liliana G. dijo...

Hola, Jorge, bienvenido a Bitácora de vuelo, es un gusto encontrarte.

En Facebook me encontrarás en:

liliana.garcia.12@facebook.com

¡Nos vemos! Un abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, querida Liliana. Como ves...tengo muy abandonados los blog, incluído el mío...menos mal que sé de tí por facebook.
Hoy les estoy dedicando unas horas, para leer algo de los blog amigos y subir algo al mío jaja. Y me encanta lo que estoy leyendo. El tuyo es triste, pero, como poema, es muy bello. Espero que estés bien. Te deseo lo mejor. Un beso grande.

Rosario Robredo dijo...

Querida amiga, paso a saludarte.
Hermoso día.

Cariños y un besazo

Liliana G. dijo...

Hola, Paqui, yo también estoy en un impasse, será que necesitábamos un pequeño descanso antes de continuar nuestro camino en los blogs. Espero volver con los ímpetus intactos.

Gracias por tus cariñosas palabras!!

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Gracias, querida Charo! Dejo la puerta abierta para que vuelvas todas las veces que quieras.

Besos y abrazos.

PEPE LASALA dijo...

Las mariposas siempre están en nuestra vida, revolotean a nuestro alrededor y también en nuestro estómago cuando estamos enamorados. Precioso Liliana. ¿Qué tal el verano? Espero que bien. En el blog de la Tertulia ya estamos de regreso de las vacaciones, así que volvemos de nuevo a la carga. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Linus dijo...

Un poema conmovedor, Liliana, siempre escribes con el sentimiento a flor de piel y así lo siente el lector.

Muchos cariños, unos para ahora y otros por el tiempo que no he venido.

Maria fernanda Lobato Lemos dijo...

SIEMPRE DE UNA BELLEZA CELESTIAL, TUS VERSOS BORDAN EL ALMA.

REGRESÉ!

HUMO :)

Liliana G. dijo...

Hola, Pepe, aquí, en Argentina, está terminando el invierno, hemos pasado unos días helados y lluviosos, de modo que nos reservamos el verano y las vacaciones para el próximo año :)

Pasaré por la Tertulia, no lo dudes. Gracias y buen fin de semana.

Abrazos

Liliana G. dijo...

Es la única forma que conozco de escribir, Linus, con el sentimiento a flor de piel.
Muchas gracias por comprender mi intención.

Un fuerte abrazo, querido amigo.

Liliana G. dijo...

¡Holaaaaa, Fernanda! ¡Qué alegría verte otra vez por aquí!
Infinitas gracias por tanto cariño.

Besotes.