sábado, 19 de marzo de 2016

LA HORA DE LAS BRUJAS


Cada noche, a la hora de las brujas 
se escapan los miedos prisioneros en el santuario
del  olvido
y en una estampida de sombras echan a volar
con impetuoso rumbo hacia las hogueras de los sentidos.
Como en un aquelarre donde no faltan los cánticos
que invocan a los espíritus que se sienten perdidos,
del mismo modo danzan los espantos nocturnos
hasta que son ahuyentados por la luz de la luna
con sus brillos votivos.
La memoria de las siluetas reflejan esperanzas
de nácar entre mensajes de vientos y de amor prohibido,
aunque la noche es reina se ha hecho luz clandestina
liberando los corazones de los lazos dormidos,
 mientras en el castillo del alba repican las campanas
que inundan el alma con su majestuoso sonido.
La madre de todos los miedos, tinieblas de las noches, 
en el altar de la vida, por fin se ha rendido.


14 comentarios:

Juan Sin Nombre dijo...

Un poema lleno de esperanzas que palpita en esa noche que ha dejado de ser de brujas, para ser luz!
Precioso y esperanzador, tu mejor estilo.

Gracias Lili por dejarme disfrutar de tu talento.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Jo... da miedo eh... luego ya no pero vaya...

Besos asustados.

ReltiH dijo...

TEXTO FANTASMAGORICO. JEJEJJEJ.
ABRAZOS

Dyhego dijo...

Eso, eso, Liliana, que todos los miedos sean mantenidos a raya para que ni nos molesten ni nos hieran.
Cariños bonaerenses.

Magdeli Valdés dijo...

Esperemos en la esperanza que todo lo bueno venga a nuestra orilla
y las de tantos que sufren por miles de motivos por el mundo...
y los abraza el miedo de la noche o de la amanecida
ya no hay hora ...cuando la locura anda suelta...
y la impiedad se impone...que no solo es fruto de la noche sino de quienes al parecer han nacido sin corazón , menos conciencia del respeto de la vida humana...

Que se vaya lo nefasto y reine al fin el amor...

esteban lob dijo...

Todos los miedos desaparecen ante la poética luz de Liliana.

Elisa Alcántar C dijo...

las tinieblas tienen una belleza que embruja , una luz irreal , quizá allí la poesía traspasa espejos


besos

América dijo...

Al miedo se le espanta,pero cuando se suelta no hay rincón del alma que no lo sienta.
Un abrazo guapa.

Naranjito dijo...

Prefiero a una bruja piruja con sonrisa maliciosa y medio-perversa que a una princesa pálida, lánguida y medio panoli. Ademas, las brujas salen de noche acompañadas de la Luna. Y la Luna es cómplice de nuestros sueños.
Un abrazo embrujado.

esteban lob dijo...

¡Tanto tiempo sin tus poemas Liliana!

Dyhego dijo...

Hace tiempo que no sé nada de ti, Liliana.
¿Todo bien?
Espero que pronto nos ofrezcas un poema!
Cariños y saludos.

Giancarlo dijo...

Un felice 2017 a te e famiglia.

Amapola Azzul dijo...

Què bien que se rinda el miedo.
Besos.

Amapola Azzul dijo...

Què bien que se rinda el miedo.
Besos.