miércoles, 16 de febrero de 2011

EL ADIÓS DE LAS MARIPOSAS


Intuyo mariposas de invierno en tus ojos,
mariposas que no saben de estaciones
que aletean en derredor de tus pupilas
deletreando tus contornos a su antojo.
¿Qué puede hacer la flor del cardo ante el
poderío de la rosa?
¿Qué puede hacer la flor silvestre, pequeña,
blanca, sin siquiera un rojo?
Te alejas aunque me digas lo contrario,
presiento que para ti no soy nada más que
un pétalo a la deriva, sin ornamentos,
un simple abrojo…
Te alejas y me alejo, me voy por otro camino
donde las mariposas del invierno beban
mi esencia hecha de ilusiones y forjada
en despojos.
Me he quedado huérfana de estaciones,
me voy y conmigo llevo sin quererlo
sal y sangre entre mis ojos.

116 comentarios:

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Liliana G.!
Saberse uno mismo es de responsabilidad, de grata responsabilidad.

Saludos de J.M. Ojeda.
Salud.

OZNA-OZNA dijo...

que bellisimo poema¡¡¡ esta asturiana te da infinitas gracias por hacernos participes de su hermosura y te manda un besin muy grande.

El Mar...Siempre el mar dijo...

Buenas tarde Lili.

Siento que cada palabra de tu poema entra en mi y puedo sentir esa sensación que hace casi verme retratado cuando el amor dejo en mi aquella sensacion y me senti como esa flor del cardo.
cuando el/ella ve rosas...nada parece poder detener su marcha aunque sepa que deja tras de si el dolor..."...y conmigo llevo sin quererlo sal y sangre entre mis ojos."

Me gustó tu poema.como no podia ser de otra manera escribiendo como escribes.

Mi mejor sonrisa para ti

MAJECARMU dijo...

Cuando lleguen las mariposas de invierno beberán el néctar de tus letras y abrirán sus alas al viento,sintiendo la primavera cerca...!
Precioso poema,que nos habla de una separación,que nos enfrenta al dolor y que acogemos con serena dignidad.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso,amiga.
M.Jesús

medianoche dijo...

Tu poema vertido con el alma que siente aquello que se pierde, como un despegar doloroso, un poema sentido, MUY PROFUNDO

BESOS

Pluma Roja dijo...

Precioso Liliana, me encantó.

Un fuerte abrazo con cariño.

Quino dijo...

Profundo, sentimientos a raudales, fotogramas que hacen voltearte y al mismo tiempo balancearte.
No pierdas ese estilo que te caracteriza. Eres muy especial con tus versos. Un placer pasar siempre por tu casiña, Liliana.

Besiños de amizade.

TORO SALVAJE dijo...

Este poema duele.
Mucho.
Dan ganas de mimarte.

Besos y abrazo enorme.

Aniki dijo...

Las flores de primavera, la luna de otoño, las brisas frescas del verano, la nieve del invierno; si la mente no está nublada por vanas preocupaciones, ésta es la estación del año más feliz para el ser humano.

Besosss.

El Drac dijo...

A veces terminar con algo por alguna razón nos puede acarrear tristeza pero siempre es mejor cortar por lo sano antes que ya no se pueda

Mary dijo...

Lili, no te puedes imaginar lo que me has hecho recordar con estas letras,un momento muy desagradable pero que en pocos instantes alguien hizo que lo viera de otra manera...me encanta ser un cardo delante de una rosa restirada y arrogante.

Precioso Lili,me ha gustado mucho.

CHUIC X 1000....

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Liliana:

A veces todo es fugaz, fugaz como la frágil mariposa.

Abrazos.

Jose Fco. Delgado Abad dijo...

La fragilidad y la soledad, una debilidad y una derrota.

Marcos dijo...

Un poema sobrecogedor pero bello. Los sentimientos se liberan como las mariposas y se hacen versos de una intensidad superlativa.

Como dice Toro Salvaje, dan ganas de abrazarte muy fuerte.

Besos

Liliana G. dijo...

Totalmente de acuerdo, J.M., adquirir conciencia reponsable ante nosotros mismos, es tener parte del trayecto ya caminado. Y eso es grato.

Gracias, querido amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, OZNA, es todo un placer... ¡y doble! pues mis raíces aún perduran en tu tierra, en la Asturias de mis mayores :)

Besazos.

¡Puxa Aturies!

Loren Simón dijo...

Las mariposas que revolotean de pasión se pierden, cuando el amor se aleja y aunque no lo digamos con palabras, se siente y duele... dejando sal de lágrimas y sangre en las heridas...
¡¡qué belleza de poema, maravilloso como siempre Liliana gran maestra de la poesía y de las letras.
Besos muy grandes con todo cariño.

Liliana G. dijo...

Paco querido, que te sientas identificado con el poema, que lo sientas, me colma de placer, no porque hayas pasado una situación tan triste como la que describen mis versos, sino porque de alguna manera te ha movilizado.
Afortunadamente esta no es mi historia, pero es un homenaje a quienes, como vos, lo han sufrido.

Gracias, de todo corazón.

Un beso muy grande.

Liliana G. dijo...

Así es, María Jesús, las mariposas siempre vuelven, la primavera también, no existe el adiós cuando el corazón sabe de esperas y de sueños.

Muchas gracias por tus cálidas palabras, querida amiga.

Un abrazo inmenso.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Rosario, el tuyo es un gran cumplido, plasmar un dolor que afortunadamente nunca sentí y que llegue de esta manera, es un premio.

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Gracias, Aída! Sos un cariño :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Mi estilo, como vos lo llamás, querido Quino, no es más que hacerse empático con la vida misma, con sus circunstancias, poder plasmar lo que se siente aunque nunca se haya vivido. Quizás parezca paradógico, pero es parte de ese sentimiento universal del que todos formamos parte.

¡Muchas gracias!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Entonces voy a hacer de cuenta que me me duele de verdad, sólo para que me mimes, Toro :)

¡Qué amooooor! Gracias.

Más besos y más abrazos.

Liliana G. dijo...

Por lo menos es la estación más feliz para el poeta, Aniki :)
Las estaciones son eso, paradas en el andén de la vida, que luego de la campanada de salida, sigue y sigue y sigue...

Gracias, amorosa.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Drac, las relaciones impuestas jamás llegan a buen puerto, mejor antes que después, sí señor... aunque debo confesar que hablo por boca de ganso, ya que la historia del poema puede ser la historia de muchos pero no es la mía :)

¡Gracias! Muack.

Liliana G. dijo...

Siempre hay alguien que nos tiende una mano, una palabra, un apoyo incondicional, y que nos hace ver las cosas "de otra manera". Desde el sufrimiento, tendemos a no ver que podemos recuperar la armonía si nos lo proponemos.

Lamento haberte traído esos recuerdos, reina, así es la poesía, a veces acaricia, otras abofetea.

Muchas gracias, nena. TKM

izara dijo...

¿huérfana de estaciones? o mas bien, madre de los días que con las palabras, hace colores.

Un abrazo Liliana.

carlos dijo...

liliana muy hermoso poema deleitas mi vista cada vez que te leo . eres tan tierna y dulce besos

Liliana G. dijo...

Así es, Rafael, todo es fugaz, la vida lo es. Por eso es tan importante detenerse a disfrutarla.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

La fragilidad y la derrota son dos cosas que puedo manifestar en un poema, pero que muy difícilmente pueda aceptar en la vida, pues esta se merece el empuje y la fuerza que en definitiva serán los que nos darán la victoria.

Gracias, José Fco., es un gusto que estés aquí, junto a mis versos.

Besos.

PATSY dijo...

Si no fuera tu amiga, si no supiera que este es sólo un poema fruto de tu imaginación y de tu talento, creo que estaría llorando junto con vos.
Es hermoso y transmite mucho sentimiento.

Besos, genia.

Liliana G. dijo...

La intensidad de los versos se miden con la intensidad con que se leen, Marcos.

¡Gracias!
Ah, me dejo abrazar, me dejo... ;)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Esas son las luces y las sombras de la vida, querida Loren, la buena noticia es que el dolor nunca es perpetuo y que cada uno tiene en sus manos la varita mágica que lo hace desaparecer...
Poder ponerme en el lugar del otro, del que sufre, me da la posibilidad de escribir un poema y de rendirle homenaje.

¡Gracias por tanto cariño!

Un beso enorme.

Liliana G. dijo...

"madre de los días...", eso me gustó mucho Izara, es una metáfora que me identifica y me complace :)

Gracias, amigo mío.

Un gran abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias por tu calidez, Carlos, el tuyo es un hermoso cumplido.

Besos.

Liliana G. dijo...

Esas son las ventajas de conocerme desde hace tantos años, por lo menos no sufrís en balde :))

¡Gracias, Patri!

Besotes.

Charly T. dijo...

"Me he quedado huérfana de estaciones,
me voy y conmigo llevo sin quererlo
sal y sangre entre mis ojos."

Todo el poema es magnífico, pero la contundencia de los versos finales es impactante. Creo que vas avanzando sobre tus propios logros, Lili, eso demuestra una inteligencia vital y verdadera.

Un beso, amiga mía, es un placer leerte.

Jorge Torres Daudet dijo...

Amarga flor la desencanto, sin color y sin aroma.
Me ha gustado cada uno de tus versos, aunque destaco: "... un pétalo a la deriva, sin ornamentos/ un simple abrojo".
Besos

Bicefalepena dijo...

Son dolorosas las despedidas y afrontarlas, con todo, muy enriquecedor.

Un abrazo

Estrella Altair dijo...

Es verdad que llega, todos nos hemos quedado así en alguna ocasión sientiendo eso mismo.

pero que dure poco..

cuanto antes a buscar nuevos besos que nos están esperando seguro,ja, ja, ja.

Besos Lily

Adolfo Payés dijo...

Leerte estos maravillosos poemas es un gusto inmenso...
Gracias por hacer de estos momentos algo especial..

Un abrazo
Saludos fraternos

Que disfrutes el fin de semana..

Sneyder dijo...

Mueres cual mariposa sintiendo el frio de invierno aun estando en primavera… el alma siente el dolor.
Una belleza el poema, sentido y profundo. Todo vuelve a renacer…

Un enorme abrazo Liliana.

Adriana Alba dijo...

Quedarse huérfanas de estaciones debe ser triste para las mariposas.

Una belleza de poema Lili, como siempre tenés la virtud de transportarnos a lugares mágicos que solo tu pluma conoce.

Te dejo un abrazo grande.

Dyhego dijo...

Liliana:
Es triste que ni una mariposa se acerque, como le pasa a los cardos.
Menos mal que tus poemas son bellas mariposas que se posan por doquier.
Cariños.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola amiga Gladys, no quisiera ser ninguna estación, sentirme sin mariposas sería una larga agonía, buscaría pronto como pintarlas para que en mis ojos no hubiese ni sal ni sangre.
La vida es muy dura, me la he pasado pintándola de colores.
Con ternura
Sor.Cecilia

Florence M.F dijo...

"(...) me voy por otro camino
donde las mariposas del invierno beban
mi esencia hecha de ilusiones y forjada
en despojos."
Muy bella tu poesía.
Un saludo.

Liliana G. dijo...

Mi intención, Charly, es aprender, y aprendiendo se avanza... espero tener la oportunidad de seguir haciéndolo.

Muchas gracias, tu reconocimiento me empuja.

Besos.

Liliana G. dijo...

La flor del desencanto también se merecía unos cuantos versos, es parte de la vida...

Muchas gracias, Jorge.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Bicefa, de todo se aprende, del dolor también. La riqueza radica en salir fortalecido a pesar de todo...

¡Gracias!

Cariños.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Estrella, la vida no está para dilapidarla con amarguras, busquemos lo positivo hasta donde parece que no lo hubiera y nos daremos cuenta de que los caminos se allanan delante nuestro :)

Muchas gracias, amorosa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Quien no comparte un poema no puede compartir la vida...

Gracias a vos, querido Adolfo, por estar siempre presente.

Un abrazo grande.

Liliana G. dijo...

Esa es la rueda de la vida: todo vuelve a renacer, y no es para menos, mientras vivimos también nos damos el lujo de crear...

Gracias, Caty :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Adriana... ¡pobres mariposas! No se me había ocurrido :)

Muchas gracias, amorosa, esos lugares mágicos, lo son siempre que sean compartidos, la magia siempre está en el prójimo.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Visto tan así, es triste de verdad, Dyhego, pero bueno, la poesía se toma sus licencias :)
(Además, mi madre decía que "siempre hay un roto para un descosido")

¡Gracias!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Cecilia! Así es como hay que vivir, con la paleta de colores en la mano, si nosotros ponemos los colores, las mariposas vendrán solas :)

Como siempre le digo a quien quiera escucharme: nadie dijo que la vida fuera fácil, pero sí que es una maravilla disfrutarla...

¡Gracias querida Cecilia!

Un cariño inmenso.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Florence, tu sensibilidad habla por vos :)

Besotes.

**Andrea** dijo...

Ay, Lili, es tan hermoso tu poema como triste, se me ha hecho un nudo en la garganta: "forjada en despojos"...
Estos versos tienen muchísima fuerza. ¡Qué gusto leerte!

Besos poeta.

Carla Kowalski dijo...

Lili: hay unos recursos visuales fabulosos en tu poema, que hacen que uno pueda imaginarselo todo.
Excelente

iglesiasoviedo dijo...

Hermosos versos llenos de sentimiento de fragilidad, soledad, casi resignación ante lo que consideras inalcanzable. Aunque la esperanza florece en ellos.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Despojos que con el tiempo suelen rearmarse para hacer florecer nuevas ilusiones.

Juan Sin Nombre dijo...

Dudo de que alguien, alguna vez, te considere un simple abrojo, pero si lo hiciera, no sabría que tiene delante de sí a la rosa más hermosa, una en un millón.
Una que cada vez que escribe mueve a los sentimientos más profundos y a los versos más bellos.

Un beso enorme Lili.

Meulen dijo...

Ojalá que aquel vuelo no sea definitivo...
a veces se hace necesario reinventar caminos...
y aunque así no fuere
tengo la certeza que sabras encaminar la vida
sacando fuerzas como las flor que se renueva año a año
y vuelve a revivir sus sustancias
plenas de aromas y colores llenando el corazón!

Un abrazo grande para tu alma!

Mar dijo...

Nunca conocí a nadie que escribiera (y de esta forma tan divina) sobre el dolor, la separación, la ruptura... sin haberla sentido... hasta que te conocí...

Maravilloso poema que deja el corazón triste y encogido ante la despedida aunque... siempre hay una despedida, ¿verdad, Lili?.

Mil besos y abrazos, cariño.

La abuela frescotona dijo...

QUE TRISTEZA...
CUANDO ACABA EL AMOR, ES COMO TU DICES, SE VA, Y SIN DECIR ADIÓS.
TE ABRAZO QUERIDA LILIANA G.

Liliana G. dijo...

Eso demuestra, que lo triste y lo bello no siempre son antagónicos :)

Muchas gracias, Andrea.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Es verdad, en estos versos se expresan todos esos sentimientos que has descubierto, iglesiasoviedo, también esa cierta resignación, pero esta nunca fue una circunstancia mía, afortunadamente, sino que es sólo y tanto como un poema...
Eso sí, la esperanza siempre es y será mía, en todos mis trabajos :)

Muchas gracias, querido amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Esteban, si no juntáramos los trozos en que a veces nos deshacemos, no nos quedarían ni las ilusiones, en otras palabras, ni la vida.

Un beso grandote.

Liliana G. dijo...

¡Me encantó el piropo, Juan! ¡Qué amooooor! Bueno, si no me dicen cosas hermosas mis amigos o mi familia, no sé quién me las podrá decir :)

Gracias, de todo corazón.

Besos y muchos abrazos.

Liliana G. dijo...

Yo también estoy convencida de que hay que reinventar caminos continuamente, Meulén, y en lo que a mí respecta, en eso soy bastante ducha :)
Pero vuelvo a repetir que esta no es mi situación en particular, sino fruto de la idea del momento. Es que suelo leer tantos textos sobre abandonos y presiento tanta tristeza en ellos que se me ocurrió plasmarla en estos versos.

Muchas gracias, amorosa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Mi amorosa Mar, si bien es cierto que este poema no forma parte de mi vida personal, también es cierto que mi vida no fue un lecho de rosas, que también sentí dolor y tristeza, aunque en otros contextos. ¡Soy humana, nena! :)
Pero hay dolores mucho más grandes que una ruptura amorosa y es la ausencia "para siempre" de la persona que nos ha amado y acompañado en la vida.

Y te contesto: sí, siempre hay una despedida...

Muchas gracias, dulce.

Besos a tutiplén :))

Liliana G. dijo...

¡Muchas gracias, querida Carla! Tu reconocimiento es mi mejor estímulo para seguir intentando superarme.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Supongo, y sólo supongo, que es así abue, muchas personas pasan por esa tristeza, algunas pasamos por otras, aunque queda claro que en la vida siempre hay luces y sombras ¿verdad que sí?

Mil gracias, abue.

Besos.

Samuel Rego dijo...

Hay más belleza en un sólo pétalo de sencillez que en toda la corola de una rosa y más nectar en el blanco silvestre que en el corazón de una orquídea. ¿Quien vió a una abeja libar de una rosa?

Tu si que tienes esencia Lili.
Un beso llenito de dulce y caramelo.

Celia dijo...

Precioso poema, cielín. Eres una artista de las letras.
Besinos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Liliana:
Estos versos son preciosos. Me han gustado mucho, porque se sienten muy sentidos y es cierto que calan, se meten dentro y tienen una musicalidad muy especial. Creo que es un gran texto. Besitos:
Tadeo

Linus dijo...

Niña, con un sólo pétalo yo alcanzaría el cielo con las manos, siempre que el pétalo llevara impresos tus versos.
Maravilloso poema, cala hasta los huesos.

Besos.

Alas.Rotas dijo...

Las mariposas seres extraordinarios que saben vivir la vida en todos sus sentidos, es un ser que el mismo día que vive muere, va de flor en flor y absorbe de sus pistilos la dulzura de la flor, todas la flores son bellas y cada una diferente y si no que le pregunten a la mariposa para ella todas son hermosas. Eres increíble me gusta esto, un beso

Liliana G. dijo...

Es verdad, Sam, en la sencillez, en la humildad, es donde se encuentra la verdadera belleza. También es verdad que nunca vi una abeja en una rosa :)

Mil gracias, amoroso, vos sí que sos un bombón.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, querida Celia... ¡qué bonito suena "artista! :)

Muchos besos y cariños porteños.

Liliana G. dijo...

Me da mucho gusto de que te lleguen estos versos, Tadeo, ese es el fin que perseguimos cuando escribimos ¿verdad?

¡Gracias!

Un beso.

Liliana G. dijo...

Mis versos estarán impresos en todos los lugares en que quieras verlos, Linus, en un pétalo, en el ordenador o en el cielo.

Muchas gracias :)

Un beso inmenso.

Liliana G. dijo...

Así es, Ramón, la belleza de las mariposas, aunque efímera, deleita nuestros sentidos con la suavidad de su vuelo y nos hace volar, también, con la imaginación y con nuestros versos.

¡Muchas gracias, querido amigo!

Besos y cariños.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me atrapa el poema, con el jeugo de mariposas y estaciones, connotaciones de vida y amor ewn floración. Sin estaciones no hay brotes, ni retoños del amor, que es la vida misma. Un beso grande. Carlo

Marymar dijo...

Este poema me parece exquisito más allá de las connotaciones nostálgicas de sus versos. Tiene fuerza y pasión.
Me voy con una sensación de grandeza.

Feliz comienzo de semana Lili, besos.

Carrachina dijo...

Liliana si yo tuviera que elegir, elegiria la flor silvestre, la flor blanca esa que me dice la verdad sin florituras, esa que me mira de frente y me arroja sus pétalos al aire sin miedo a romperse.
me encanto esta poesía del a mariposa es bella y es que a mi las mariposas también me dicen mucho, desde pequeña iba detrás de ellas para ver donde se posaban, y cuando se quedaban quietas me enloquecía observar que grande y pequeño es el mundo, pero que bien hecho está.
besitos de Carrachina, me encuentro descansando para poder iniciar segundo de magisterio con buen pie en Marzo, mi madre esta conmigo pues vino de la Argentina con una pierna mala, le duele mucho y por el momento no descubren lo que tiene, la van a mirar de la columna, porque es un pinchazo al posar el pie.
Bueno decirte que te mando un beso enorme lleno de sabor verde mar de Asturias

Kiki Nikon dijo...

"Me he quedado huérfana de estaciones,
me voy y conmigo llevo sin quererlo
sal y sangre entre mis ojos."

¡Muy bueno! Sobrecogedor y mágico.

Besos

Liliana G. dijo...

Dejemos entonces que la metáfora te atrape, Carlos, es un buen síntoma para el poema y por lo tanto para mí :)

¡Gracias!

Otro beso grande para vos.

Liliana G. dijo...

De la nostalgia también podemos sacar fuerzas, si sabemos aprovechar cada situación aprenderemos de ellas como de cualquier otra. Poder transmitir esa fuerza es un desafío que, por lo menos para vos, ha sido saldado ;)

Muchas gracias, Marymar.

Un beso. Buena semana.

Liliana G. dijo...

¡Hola Esther! Es una alegría encontrarte, me alegro por tu descanso, yo en cambio estoy en pleno torbellino laboral :)

También me da mucho gusto que tu madre esté con vos y lamento su dolencia, seguramente ya darán con el problema de su pierna para solucionarlo. Paciencia.
En cuanto a tu segundo año de magisterio ¡enhorabuena! eso demuestra que la voluntad lo es todo en la vida... junto con las flores silvestres y las mariposas :)

Gracias de todo corazón, amorosa, y mucha suerte en todos tus emprendimientos.

Un beso inmenso. Asturias está conmigo a través tuyo.

Liliana G. dijo...

Querida Kiki, la magia está en los ojos que leen un poema, en este caso, los tuyos.

¡Muchas gracias!

Un cariño grande.

Fede dijo...

Como mariposas en la boca...
Haga frío o calor.

Besos.

Norma Ruiz dijo...

Lili:
tus mariposas, vuelan plasmadas de versos.
en lo simple se descubre lo bello.
a traves de la ficciòn y la escritura has logrado que nos pensemos como el renacimiento constante que somos.
excelente
tqm

Duna dijo...

No sé si he percibido bien, pero hay un deje de tristeza en esas comparaciones.
Pues te diré que para mi es tan bello el cardo, como la rosa. Y tu poema supera a la belleza de ambos.
Muchos besos amiga.

Juan José Céspedes dijo...

Movilizador, impactante en sus metáforas y de una belleza emocional superlativa.
Es un gusto haber pasado por tu blog. Te leo.
-Un abrazo-
Juanjo

Liliana G. dijo...

En la boca y en el alma, o como se dice habitualmente... en el estómago, y en cualquier época del año :)
Sí, Fede, tenés toda la razón.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Norma, en lo simple hay más belleza que en cualquier otro lado, es la belleza que transmite el gozo de los sentidos y de los sentimientos, justamente en ese renacer permanente de la vida.

Muchas gracias, amorosa.

Besos y cariños :)

Liliana G. dijo...

Claro que hay un dejo de tristeza, querida Duna, pero está en el poema, no en mí. Trato de plasmar el estado de ánimo en una circunstancia determinada como mejor puedo, si este es un "adiós", aquí hay tristeza, y tal vez melancolía... :)

¡Gracias!

Besotes.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Juan José, es un honor que me leas. Cuando quieras, aquí estaré.

Otro abrazo.

Rayén dijo...

¿Qué puede hacer la flor silvestre, pequeña, blanca, sin siquiera un rojo?
Encantadores versos Liliana, estan llenos de sutileza como las mariposas.

Pasa por http://unrinconcitoespecial.blogspot.com
quiero compartir contigo el Premio Talento y Sentimientos.

Con mucho cariño: un abrazo.

//elojodelhuracan// dijo...

Llego un poquitín retrasado pero feliz y contento de leer un poema tuyo, cada visita es una sorpresa y cada sorpresa un suspiro, como las de esas mariposas que se quieren ir, pero ¿se irán finalmente?

Precioso, dulzura.

Besos.

Rosario Robredo dijo...

Hermoso poema...como siempre
es un placer visitarte amiga!!!

Un beso

Amapola Azzul dijo...

Delicado poema, Liliana, preciso y expresivo, como siempre en tí.

Un beso.

Abuela Ciber dijo...

Hermoso, leerte es como una bella melodía.

Agradezo tu visita y es cierto, hay textos que siempre es bueno releer en el tiempo y, darlos a otros.

Cariños

Anónimo dijo...

Me quedo con el cardo, con la flor silvestre y con el pétalo a deriva. Me quedo contigo y con tus maravillosos versos.

impresiones de una tortuga dijo...

La flor del cardo es tan hermosa como la eshuberante rosa, en su sencillez está la belleza.
Me alegro de tenerte como seguidora, ¡gracias! es un honor, querida Liliana.
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Rayén, por tus cálidas palabras y el premio que me has obsequiado, me lo he traído con todo cariño, y como verás, ya está aquí.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Jorge, a este sitio nadie llega tarde nunca, cuando se llega, es porque es el momento justo.

Contesto a tu pregunta: las mariposas no se irán nunca, por lo menos, para mí, los sueños son eternos...

¡Gracias! Sos un cariño ;)

Besos.

Liliana G. dijo...

¡¡Hola Charo!! Me da muchísimo gusto encontrarte querida amiga. He perdido el enlace de tu blog y tampoco puedo acceder por tu perfil. Cuando puedas, copiame tu link.

Gracias de todo corazón por tu visita, Charo :)

Un beso enorme.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Amapola ;)

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Abue, cuando releemos algo después de un tiempo, siempre encontramos nuevas sensaciones que estaban allí, calladitas, esperando esa segunda lectura. Y si a ese texto lo compartimos, el gozo se multiplica hasta el infinito.

Muchas gracias :)

Otro cariño grande para vos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias "Anónimo", es una pena que no sepa quién sos, a lo mejor a mí también me hubiera gustado quedarme :)

Liliana G. dijo...

Estoy de acuerdo con vos, Tortu, "en la sencillez está la belleza", también en tus palabras.

¡Gracias! (El honor es mutuo)

Un besote.

AiRaMeR dijo...

Liliana, que decirte que no te haya dicho ya muchas veces, me encantan tus textos y como describes sentimientos que en ocasiones son difíciles y en otras dolorosos...

Un saludo de tu amiga la amorosa.

Liliana G. dijo...

Hola Airamer. No importa lo que me digas sino que estés y que te gratifique lo que escribo, eso es lo que cuenta.

Muchísimas gracias amorosa :)

Recorré Argentina dijo...

Un poema que lo dice todo, el final de un amor, el olvido, como nos vamos alejando de apoco de esos sentimientos que nos afectan.
Muy bien escrito.

Liliana G. dijo...

El final de un amor que se puede leer de mil maneras diferentes, que lo dice todo y que sin embargo no dice nada... Eso es lo que tiene la poesía, siempre magia :)

Muchísimas gracias, Recorré. Un beso grande.