lunes, 29 de febrero de 2016

AMANECER CONTIGO




Despunta el alba. Duerme la ciudad todavía,
las sombras se apuran por esconderse
en los pliegues polvorientos de las esquinas. 
Las calles descorchan botellas de otoños
escanciando hojas ocres, rojas y amarillas
mientras un viento travieso derrama su copa
de perfumes exóticos y de enigmas.
Las primeras luces engalanan el empedrado
de las antiguas callejas serpenteantes y tibias
pobladas  por fantasmas inquietos
que se ponen a salvo de la mirada del día.
Corazones desnudos castañetean sus dientes
de amores nuevos y viejas porfías,
se desperezan las campanas que repican
en el campanario de la antigua abadía.
Hay fuego en el laminado del alba
donde el horizonte se fragmenta en astillas,
hay besos asomados a mi ventana
y sobre mi piel tus caricias.

  

28 comentarios:

Dyhego dijo...

Bonito canto al amanecer, Liliana.
Siempre tan poética y sensible.
Cariños hemisféricos.

Amapola Azzul dijo...

Qué belleza de poema Liliana.
Besos.

Liliana G. dijo...

Poética hasta la médula, Diego, jajajaja Muchas gracias por estar siempre atento a mis publicaciones.

Cariños desde el sur :)

Liliana G. dijo...

Hola, querida Amapola, muchas gracias!!!!

Un beso grandote.

Esteban dijo...

Es una dicha leer tus poemas, Liliana. Cada vez los siento mejores, cada vez los disfruto más. ¡Gracias!
Dios te bendiga.
Un fuerte abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Liliana, nos has pintado un paisaje otoñal, que sueña y baila con las metáforas y los sentimientos...Una maravilla, que nos inspira a todos y nos deja en la ventana todo un regalo mágico y literario, que te agradecemos de corazón,amiga.
Mi abrazo y mi cariño.
Feliz semana, amiga.
M.Jesús

Charly T. dijo...

Es muy dulce este poema, Lili, toca la sensibilidad del lector ofreciendo su calidez y tu arte. ¡Felicitaciones, amiga!
Un cariñoso abrazo. Que tengas una excelente semana.

TORO SALVAJE dijo...

Un poema tan dulce como tú.
Bellísimo y tierno.
Que sigas disfrutando de las caricias y de la vida.

Besos.

Demian dijo...

De tantas astillas logramos muchas veces el mejor de los fuegos. Despertase con ojos limpios a la vida, abrazados por el amor que nos empapa el alma, es el mejor de los regalos. Tu poema un acaricia dentro. Un gusto leerte

Liliana G. dijo...

¡Gracias, Esteban! Es un hermoso comentario, pero el mérito no es solamente mío, sino de la sensibilidad de quien lee lo que escribo, en este caso, vos :)
Un abrazo enorme, querido amigo.

Liliana G. dijo...

Es un placer y un honor, querida Mª. Jesús, dejar abierta esa ventana imaginaria para que entren las ilusiones y poder compartir con el lector amigo tantas vivencias.
¡Gracias, de todo corazón!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Amigo Carlos, los ojos ven con el corazón y sienten con el alma.
¡Muchas gracias!

Un abrazo enorme.

Liliana G. dijo...

Vos sos el dulce, Toro, tu comentario es un homenaje que me impulsa y me acuna el alma.

¡¡Gracias, querido amigo!!

Besotes.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Demian, con astillas se puede lograr hacer un buen fuego. El amor en todas sus expresiones es un canto a la vida.
Mil gracias, por un comentario tan sentido. El regalo es que me leas.
¡Muchas gracias!

Un fuerte abrazo.

ReltiH dijo...

GUAUUU, QUÉ DESBORDE DE SENTIMIENTOS!!
ABRAZOS

ZEDIECK dijo...

Tus versos son una delicia que se mete debajo de la piel llevando sonido y color a vida.
Fenomenal Liliana!!!!

Besos y buen fin de semana.

esteban lob dijo...

Corto, profundo, emotivo.¡Cómo cada vez, Liliana!

Mary dijo...

Sabes sacar lo mas bonito de cada estación del año consiguiendo que si estas en otra cualquiera quieras vivir ese mismo instante en la estación que tu nos describes...Colores ocres para un bello amanecer.
ME ENCANTAAAAAA!!!!!

CHUIC X 1000

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

EStos versos, tienen el encanto modernista de los Nocturnos de José Asunción Silva, pero con un espíritu más festivo. El amor, aquí es más feliz. UN abrazo. Carlos

Liliana G. dijo...

Esa es la meta de los poemas, por lo menos, la mía :)
Muchas gracias, Reltih.

Un abrazo grande.

Liliana G. dijo...

"Sonidos e imágenes", qué bonita metáfora para identificar el estilo.
¡Gracias, ZEDIECK!

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, querido Esteban Lob, tus comentarios también me emocionan.
Un abrazo bien grande y cargado de cariño.

Liliana G. dijo...

Una montaña de gratitud, para la reina Mary :)
¡Sos una amorosa! De todo corazón!!!
Muuuuchos besos.

Liliana G. dijo...

Menudo elogio, Carlos, todo un aliento para seguir perseverando.
¡Gracias, querido amigo!

Abrazos.

PATSY dijo...

No me canso de decirte que tus poemas conmueven hasta las piedras. ¡¡¡Genia!!! Tenés un estilo inconfundible y maravilloso.
Besos, hermana.

Liliana G. dijo...

¡¡Gracias, Patricia!! Estoy segura que después de tantos años de leer mis poemas podés adivinar con los ojos cerrados que los escribí yo :)

Besotes

Magdeli Valdés dijo...

Los amaneceres nos anuncian cosas nuevas
es relevante mirar y ver la belleza que se asoma en cada instante y nos abre la compuerta para buscar motivos de gratitud y comprensión del mundo...

Todo amarrado a la alegría de ser querida...

besos!

América dijo...

Querer y ser querido,se le escribe al amor y al desamor,pero solo un alma sensible transita los matices de los sentimientos.
Abrazos.